Trágicas historias

Con Moño y Todo…

Dado mi estado mental, anímico y espiritual de los últimos días: léase, grandes nervios, mucho enojo y bastante desgano, pensé que no iba a ser capaz de hilar un post digno de la trama sin continuidad de este lugarcito. Pero… hoy, entre la bronca y la crítica ¡Eureka! Ahí estaba el post, y acá va…

https://i1.wp.com/humano.ya.com/mossartt/blog/regalo1.jpg

Los regalos que hacemos y que nos hacen, no siempre son lo que esperamos, ni siempre salen del conocimiento, la dedicación o todo aquello que es bueno, dulce y generoso de nuestro interior. Lo cierto es que, en la mayoría de los casos, uno nunca tiene puta idea de qué regalar.

Y está bien, no con todas las personas tenemos ese grado de… intimidad, amistad, conocimiento, o cercanía. ¿Está bien?

Haciendo repaso y meaculpa sobre los regalos recibidos y dados, me pregunto:

  • ¿Qué puedo hacer con espuma y sales de baño y la almohadilla para bañera, si en mi casa sólo tengo ducha?
  • ¿Cómo hago para no ofender a alguien NO USANDO  animal print, porque yo  no uso estampados?
  • ¿Qué me quiere decir alguien que me regala un portasahumerios del tamaño de un termo de 3lts de capacidad?
  • ¿Cuál página del diario íntimo que obsequié habrá ido a parar primero al asador?
  • y ¿qué utilidad puede dársele a una monstruosidad de alabastro  que pesa como 15 toneladas?

Sí, tengo un hermoso bloque de alabastro, en el que hace bastante funcionaba un reloj. Y dije bien FUNCOINABA, porque la máquinaria era tan pero tan buena, que no resistió al primer plumerazo  y …… chau reloj.

Hoy, mientras analizaba los objetos que me acompañarán en mi mudanza hacia mi propia casa… pensaba ¿y qué haré con esto? soy la feliz poseedora de un bloque de alabastro… ¿Qué utilidad podría yo darle?

Recordaba cuando siendo adolescente decía que juntaría cacharritos y floreros y jarrones para tener municiones con que bombardear invasores. Es innegable que mi bloquecito sería un excelente proyectil… ¡si tan solo fuera fácil de mover!

Luego se me ocurrió que haría un gran tope para puerta, para evitar que la puerta se golpee……….¡¡¡¡DURANTE UN HURACÁN!!!!

Otro posible uso es como carga, para una máquina de ejercicios… ¿de un físicoculturista?…

En fin… mientras sigo pensando qué hago con mi bloque de alabastro… Les deseo una buena semana… Y que les regalen cosas que sepan como usar 😉

Mi visión del mundo, pensamientos, Reflexiones, Trágicas historias

¿Cómo lo etiquetamos?

En estos últimos días, las charlas sobre estado civil y cambio de estado civil se han sucedido como “cosa ‘e mandinga”. Y a raiz de un “¿Y si te digo que no quiero?” me di cuenta de lo condicionados que estamos con las etiquetas como sociedad.

¿Será tal vez esa extraña sincronicidad que se muestra en el universo para aclararnos el panorama? o No sé, esa sensación de que sin etiqueta no podés andar…

¿listo para ser etiquetado?
¿listo para ser etiquetado?

 

Cuestión… Alguien me sugirió “y si no quiere entender, que te vea acaramelada con otro”. Y me hirvió la sangre. Me pregunto y ahora les tiro la pregunta ¿qué no alcanza con un NO? porqué para que se entienda un NO hay que mostrar que el si lo tiene otro. ¿Por qué no podemos decir NO porque ahora no queremos?

¿Tan peligrosa, impensable, imposible, improbable, inaceptable es una mujer libre que no puede decir que no a menos que haya alguien que ya tenga el sí a su lado? Y caigo en la cuenta que estas respuestas que a mi me ponen de mal humor, son exactamente las que nos vienen enseñando de chiquitos. La mujer, es es complemento del hombre. Sola por sí misma, no debe existir, siempre tiene que estar acompañando a alguien.

Ahora yo pregunto… bajo esta luz, uno podría decir que amor es lo mismo que matrimonio, o que una viiuda es alguien que ya no sirve para acompañar a nadie o que una soltera, si no tiene novio, pareja o “una alegría” del dominio público, equivale a una solterona.

Y de verdad ¿somos felices cuando nos etiquetamos? Yo no, a mi las etiquetas no me dicen nada, no me definen. Yo no me defino por estar sola o ser sola, o por estar casada o ser casada, me defino por mis acciones. No me da felicidad cambiarme el rótulo de soltera a de novia, me da felicidad encontrar a alguien con la misma armonía en el alma que tengo yo.. y con quien compartir sueños y proyectos.

Ahora, si no lo encuentro o si los que se me ofrecen no me gustan ¿tengo que mostrarme con alguien más, aunque sea mentira, para que entiendan que NO es NO?  Yo creo que no. Creo que un No porque no quiero, porque no sos lo que yo quiero, porque no te puedo hacer feliz, porque a tu lado no sería capaz de ser yo misma, debe ser tan bueno como que un hombre te pase por al lado y diga, no, no me gusta.

Tal vez, en un mundo equitativo, haya eso. La posibilidad de espetarle un NO a alguien y que ese NO sea tan válido proveniendo de alguien que está sola, como el de alguien que está con otra persona.

Breviario Semanal

n-ésima parte de la “guerra de los sexos”

Si creíste que había terminado, lamento comunicarte que es un GRAVE ERROR. La guerra de los sexos sigue, no como en sus inicios, sino sutilmente. Y de vez en cuando, hay alguna que otra batalla.

En los inicios de la adolescencia es cuando empieza a manifestarse. A los 10 años, la gente del otro sexo vive equivocada, por decreto. Los hombres, son superiores, según los hombres y las mujeres les sacan mucha ventaja, de acuerdo con lo que ellas opinan.

Sin embargo, hay diferentes manifestaciones de estas luchas. Luchas contra el sexismo, la violencia, el machismo, el feminismo extremista, etc.

Y a veces, volvemos a ser niños y nos generamos un aparteid genérico con rivalidades pre-adolescentes.

Junio 11 de 2008

“Reunión de Huevos” dijeron los chicos, al mediodía.

Mensaje enviado y transmitido a todas las congéneres: “Hoy a la noche en lo de Ana”.

A las 21:30 en la entrada del departamento. Sonia esperaba. Ana estaba con Mabel en reunión de directores en la Punta, locuritas del gobierno…

21:45 Llega Sandra, seguida de Natalia. El aquelarre se estaba reuniendo. 2 minutos después Mabel con Ana.

Subimos.

Ana oficializa el aquelarre informándonos que los señores compañeros de trabajo el día de Hoy (viernes) habían organizado un asado, sólo para hombres. Naty acota, “son unos truchos”.

“Reunión de huevos” dice Natalia, “cuando le pregunté donde, me repitieron ¿no entendés, es reunión de huevos? nada de minas”.

“Y por eso” completa Ana, “estamos acá hoy. Y para oficializar esto prenderemos velas” ….

En una mesa de 6 mujeres de entre 30 y 45 años, yo era la única sin hijos… ¿Será una señal? no, mejor no me persigo y continúo.

Se habló de hijos adolescentes, de embarazos adolescentes, se comió algo de cuero. Se rió bastante. A mitad de la cena llega un sms de Nelson, preguntando si podíamos convidarles comida que habían estado jugando al fútbol y que estaban “cagados de hambre”.

Respuesta inmediata: “Ustedes son unos truchos separatistas, no jodan”. Carcajada general seguida de un brindis “por nosotras”.

La cena terminó y al otro día en el trabajo, la guerra continuó.

“La pasamos genial” era la respuesta general al sarcasmo “así que mujeres solas!!!”

Ya lo dice el dicho: “Mujeres, no se puede vivir con ellas, ni sin ellas” 😉 ¿o me equivoco?

conclusiones, están todos chiflados, Filosofías de canguro, sarcasmos, Trágicas historias

Andá guardando la lista

Es curioso como a algunas personas les gusta hacer listas. Sí, amiga hay listas que están piolas, como la lista de deseos, la lista del super (para mí que tengo memoria de pajarito), la lista de tareas y quién debe realizarlas… Pero hay listas que deberían PERDERSE EN UN AGUJERO NEGRO.

El otro día… sí mis tiempos son bien relativos, se dilatan bastante. Saludé a alguien con quien solía chatear en una sala de chat. Lo saludé sin mayores intenciones que las de urbanidad inculcadas en casa. Y así porque el aire está frío, me dice:

Él: no consigo por acá una novia como la gente

Yo (re colgada leyendo artículos para sin dañar): ajá

Él: DELICADA DULCE SENSUAL PILLINA COMPINCHE

Yo (cada vez entendiendo menos): y sí son muchas cualidades para una sola persona. (y en broma) ¿Estás seguro que hay chicas así por ahí dando vueltas?

Él: pero ustedes cuando quieren pueden aprender.

Yo: sí, hay que ver si queremos aprender…

Él: (como pensando en voz alta y sin siquiera leerme) Cuando les interesa aprenden…

Yo me quedé pensando. Pensando sin entender mucho, para variar, el despiste vio.

Cuestión al otro día me cae la ficha que me están tanteando para ver si tengo madera de novia, cosa que ya está ampliamente demostrado que no. Y tuve mi pequeñísimo ataque de pánico escénico.

Volviendo al tema de las listas, tema recurrente en mi vida si los hay…El otro día, veía un clásico de Jane Austen, realizado en Bolliwood: Bride and Prejudice.

Hay una escena en la cual Darcy y Lalita, discuten junto a la piscina del hotel que él deseaba comprar, e interviene Kiran diciéndole con gesto irónico: “si me acuerdo en esa borrachera en Oxford tu lista de la mujer ideal”

Y comenzó a Recitar: “debe ser culta, atlética, ávida lectora….”

Lalita intervino: “no oí decir que debía ser, sumisa tradicional y simple”…”y me imagino que para poner semejante lista, tú debes ser perfecto”.

Y sí, de listas se trata la cosa… Y qué quieren que diga…

Andá guardando la lista que yo a la única lista que me apego es a la de tareas a realizar por mí!!!!!!

*Lalita= Lizzie Bennet, Kiran= Caroline Bingley, y la escena sería la correspondiente a la del salón cuando Caroline elogia la letra de Darcy.

sarcasmos

¿Qué tiene que ver el cariño? (2)

Perdonen, pero mientras terminaba de estudiar parte de lo mucho que tengo que estudiar para hoy, me acordé de una memorable discusión con un caballero, en una parte de la misma se despachó con un:

“Nadie te va a querer nunca como yo”…

En ese momento le dí la razón, para que cerrara la boca.

Hoy comprendo porqué le dí la razón.

Es obvio que nadie me va a querer nunca como él, por lo general quienes me quieren me quieren por la persona que soy en el momento en que me quieren, no por la persona en que están esperando convertirme.

Y no es por ser ortiva pero ¡Gracias a la Diosa que nadie más me quiera como este señor!

Ya lo dice el dicho: somos amos de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras.

Así que cuando digamos “nadie te va a querer como yo” pensemos seriamente “cómo estamos queriendo” no sea cosa que al darnos la razón, la otra persona termine agradeciendo eso. 😉