pensamientos, Reflexiones

work in progress

Anuncios
Reflexiones

Voladora

bruja voladora

Tal vez la naturaleza no me dio alas, físicas, pero sí me dio una imaginación que trasciende la capacidad que tenga o no mi cuerpo para volar.

Tal vez no sepa pilotear aviones, helicópteros y no salte ni bajo amenaza en paracaídas, pero fortalecí mi espíritu para cruzar cielos tormentosos, al igual que cielos despejados.

Soy voladora y como tal me gusta probar diferentes cielos y esta vez tengo que probar un cielo distinto….
Hay un dicho que dice, una vez bruja, siempre bruja, yo digo una vez voladora, siempre voladora.

Reflexiones

cambio de PDV


406906_353814081381014_1130964626_n

Muchas veces un problema parece irresoluble. Tal vez porque desde el ángulo del que miramos las cosas, no tenemos la panorámica completa.

A veces, hay que cambiar el punto de vista. Sólo para tener una perspectiva distinta. Y, enfrentémoslo, ESO CUESTA MUCHO.

Aprendí a cambiar puntos de vista cuando inicié la universidad… Era la forma de empezar a encontrar soluciones, algo que siempre tenemos que hacer en nuestra vida es resolver cosas, y no siempre vemos los caminos más adecuados. Entonces el cambiar de perspectiva nos viene como anillo al dedo.

Cambiando de perspectiva te das cuenta de porqué las cosas no fueron de otro modo… Te hacés cargo (en el mejor de los casos) De tus elecciones, aciertos y errores. Y empezás a dejar esa locura radical adolescente de O ES BLANCO O ES NEGRO  y te sentís más cómodo con todo el espectro del visible, las radioondas y los rayos UV que te presenta la vida. Lo que, a la larga, termina redituando en mejores aprendizajes, relaciones y vidas más plenas.

Tal vez por eso, es que podés tomar distancia y las soluciones aparecen mágicamente.

Además, convengamos, está bueno dejar las estructuras y ponerse de cabeza a buscar alternativas no convencionales…

Siempre es útil un CAMBIO DE P. D. V.

Mi visión del mundo, Reflexiones, simbolismo

GRACIAS

Cuando iba a la primaria (hace miles de millones de años cuando los dinosaurios eran mascotas más comunes que los caniches) teníamos en mi colegio algo llamado el DÍA DE LA GRATITUD. El día de dar gracias. Dábamos las gracias por la amistad, por el amor de nuestros padres, por respirar, porque era primavera y por todo aquello que nos parecía justo agradecer.

Gracias es una palabra muy poderosa, que por algún motivo no usamos seguido.

Celebrando en el mes de la gratitud, doy gracias.

A la vida puntualmente por todas esas maravillosas personas que acerca a enriquecer mi vida. Por las relaciones que a pesar del año, las distancias se mantienen fuertes y frescas. Por la oportunidad de abrir puertas y crecer en muchos aspectos. A mi familia que con defectos y virtudes es maravillosa, a los viejos amigos y a los nuevos amigos, al viento que siempre tiene algo para decir. Al viento que separa, distribuye y amontona, al sol por su luz y calor, a la lluvia por su refrescante modo de limpiarnos a la luna por acompañarme en mis elucubraciones, a las estrellas que me proponen horizontes distantes. A las flores por su belleza, a los animales por su lealtad…

A vos que me leés por tu tiempo y a veces, cuando te animás, por tus palabras. Al tiempo que sana heridas y nos hace olvidar cosas que no queremos recordar. A la vida por sus lecciones….

Simple y sencillamente GRACIAS

Reflexiones, simbolismo, Uncategorized

Movimiento

No hace mucho, dije que lo único constante es el cambio. Cambiar significa también moverse.
La danza es el arte del movimiento, cada figura es creada por el movimiento del cuerpo del bailarín para mostrar en la transición la belleza de una pose y el paso a la siguiente.
Todo a nuestro alrededor permanece en continuo movimiento, incluso, en nosotros mismos existe un continuo movimiento, movimiento molecular, atómico, subatómico, etc…
Moverse, cambiar es natural, y es saludable, tal vez por eso nada aquí permanece igual. Por eso… adhiero a una frase que dice “I am poetry in motion” Soy poesía en movimiento ¿y vos? –

Reflexiones

SOY PAGANA !!!Mariel Gimenez

MUJERES PAGANAS… 


Las mujeres paganas son mujeres
que han abierto los ojos, que
honran su energía femenina, que
están por encima de lo
políticamente correcto, que
muestran su inconformismo en cualquier aspecto de su vida y
que saben que tienen poder para
cambiar el mundo. Son mujeres que se dieron cuenta
que el cambio que
desean ver en el mundo, está en
sus manos
.
Son mujeres que se sienten hijas de la Pachamama,
de Pullowi, de Gaia
.
Son mujeres que creen en la
horizontalidad
de las relaciones. Son mujeres que saben que el
sistema patriarcal fracasó.
.
Son mujeres que sí creen en el
Sacerdocio Femenino
. Son mujeres que se atreven a ser
distintas
.
Son mujeres que se atreven a
darle una educación diferente a
sus hij@s .
Son mujeres que se atreven a
decir “no” y “basta”
.
Son mujeres que se atreven a
correr con los lobos .
Son mujeres que se permiten ser
compasivas
consigo mismas
.
Son mujeres que se atreven a caminar despeinadas
.
Son mujeres que admiran y
honran la vejez
y la sabiduría
. Son mujeres que no creen en la
superioridad
.
Son mujeres que saben que el IQ
no sirve para gran cosa
. Son mujeres que juegan y bailan
con sus hij@s
en cualquier lugar de la ciudad
.
Son mujeres que forman círculos
espirituales .
Son mujeres que salen a buscar
sus Diosas Oscuras y aunque
tienen miedo, atraviesan el
Bosque Espeso
. Son mujeres que lloran, se
deprimen,
y se cansan más cuando están
ovulando
y no se sienten disminuidas por
ello .
Son mujeres que aprendieron a
reírse de sí mismas
.
Son mujeres que saben que ser
llamadas Brujas es un gran elogio
.
Son mujeres que sienten a tod@s
l@s niñ@s del mundo como sus
hij@s
. Si te sientes identificada con esta
descripción entonces
¡¡Bienvenidas y Bendecidas
sean!!!

Reflexiones

Momentos cruciales

Nuestras vidas son seguidillas de momentos… Rosarios de instantes que van uno tras otro, y otro y otro, y así.
Son esos momentos, los que realmente cuentan, aquellos momentos donde no hay nadie a nuestro alrededor. Cuando te cae la sandía de Newton del camino a seguir, no tenés a nadie más, estás vos y esa verdad que se te planta al frente y te dice, “RECONOCEME”.

En esos momentos, siempre estamos solos, así que la soledad no debería asustarnos tantos. Cuando nacimos, nadie nos acompañó a salir del útero materno, éramos nosotros con nosotros mismos… Y cuando morimos, puede haber mucha gente alrededor de nuestro lecho de muerte, pero abandonar el plano, lo abandonamos solos…

Lo curioso del caso es que aunque el nacimiento de un hijo sea “el día más feliz de mi vida”, para una madre, la decisión de ser madre, la tomó antes y en un momento, aparentemente sin brillo, sin importancia.

En la serie Buffy, hay una escena que muestra esto: en esta escena, la protagonista revive, una y otra vez un momento, en el cual sólo acomoda un libro en una repisa, no hay interacción con nadie, sólo ella, la repisa y el libro. Cuando le preguntan qué significa eso, ella responde ahí, me dí por vencida.

Tal vez, en este momento anuncies una decisión tomada en uno de esos momentos… Tal vez, no lo notes, pero estás en uno de esos momentos cruciales.

Cada uno de estos momentos, nos convierte en quienes somos, nos hace ser buenas o malas personas, o personas equivocadas, o extraviadas… Tal vez esos momentos suman una torre de experiencia, que nos enriquece la vida.
Benditos sean esos momentos.

Reflexiones

Más fuerte

Los ritos de paso de nuestras vidas diarias son tragos amargos. Siempre nos dicen que lo que no te mata te fortalece. La vida nos pone pruebas, dicen los cristianos que las pruebas las manda Dios, para ver de qué estamos hechos.
En el paganismo no creemos en las pruebas, sino en los aprendizajes. Estamos en el mundo para aprender. Y, a veces, como en la escuela, el aprendizaje está bueno, y a veces es tedioso, aburrido y hasta difícil.
Y entonces ¿Qué es ser fuerte? Es no llorar, es no quebrarse, es ¿ser irrompible? Lo dudo seriamente. Ser fuerte es pasar por fuego, quemarse el alma y seguir andando con una sonrisa.
Ser fuerte es saber que no somos invencibles, pero sentirnos invencibles gracias a las redes de relaciones que tejemos a nuestro alrededor. Ser fuerte no es NO NECESITAR a otros, es saber cuando buscar la ayuda necesaria y pedirla.
Ser fuerte es que te pase un huracán por encima e intentar levantarte y levantar lo que el huracán derrumbó sin perder el humor.
Ser fuerte es ser como el agua, que fluye líquida, toma formas sólidas y puede acariciarte en una brisa como gas…. pero sigue fluyendo. Ser fuerte es ser capaz de transformar y transformarse.
Es entrar al caldero de Kerridwen y renacer de él como un bebé nace del útero de la madre.
Ser fuerte no es ser irrompible, es ser capaz de romperte y rearmarte con las piezas que te quedan y parecer mejor que nuevo.
What doesn´t kill you make you stronger…

conclusiones, Mi visión del mundo, Reflexiones

Ser Nerd es el nuevo Sexy

Desde hace algunos años, me hice fan de una comedia televisiva llamada “The Big Bang Theory”. El argumento se basa en la vida de cuatro brillantes científicos con pocas o inexistentes aptitudes sociales. Los enriedos comienzan cuando, frente al departamento de dos de estos científicos, se muda una moza, aspirante a actriz, y uno de ellos intenta relacionarse con ella.
De esta serie, mi personaje favorito es Sheldon Cooper, un tipo con un terrible coeficiente intelectual, una memoria impresionante y una carencia total y absoluta de aptitudes sociales. Este personaje no es capaz de identificar el sarcasmo y se comporta como un niño.

Otra serie, y un par de películas, se basan en la obra de Sir Arthur connan Doyle, SHERLOCK HOLMES y SHERLOCK.
En las últimas versiones de Sherlock Holmes, cinematográficas, el protagonista, Robert Downey Jr. le da a Sherlock una personalidad abiertamente descuidada, completamente carente de empatía por el universo, pero una habilidad lógica impresionante.
En la serie, SHERLOCK, Benedickt Cumberbatch, le da vida a este detective del siglo XIX, en esta época. Sherlock tiene un blog, maneja un smartphone, le tortura la existencia a la Señora Hudson, dejando en la heladera cabezas humanas o putrefactos tuppers en los armarios de la cocina. Sherlock maneja una lógica implacable creando situaciones extremadamente incómodas, e insólitas.
Confesión, Si Sherlock fuera un tipo real, yo quiero ser su IRENE ADLER.
Y parafraseando a Amy Farrah Fowler, y a Irene Adler, “Brains is the new sexy” 😉

Reflexiones

Voracidad


Este post es para participar del Blog Action Day, como todos los años.
El tema es la comida.
Yo voy a hablar del apetito voraz. Es bueno tener apetitos, es señal de estar sanos en todos los aspectos. Quien tiene apetito por la comida, está físicamente sano, quien tiene apetito por la vida, está psicológicamente en equilibrio.
Pero ¿qué pasa cuando el apetito controla todo? ¿Qué pasa cuando alguien es voraz?
Según la RAE:

voraz.(Del lat. vorax, -ācis).
1. adj. Dicho de un animal: Muy comedor.
2. adj. Dicho de una persona: Que come desmesuradamente y con mucha ansia.
3. adj. Que destruye o consume rápidamente.

Un apetito voraz por la comida, deja sin alimento a otros. Un apetito voraz por la vida, hace que nos “comamos la vida” en un instante, sin disfrutarla, solo atragantándonos con ella. Un apetito voraz en el sexo hace que no disfrutemos ni hagamos disfrutar, algo que claramente es para compartir.
Cuando hay voracidad de poder, no nos importa destruir a cualquiera para conseguirlo. Vamos tras eso sin pensar en las consecuencias.
La voracidad muchas veces consume a quien cede a ella, es común que alguien se pierda en su voracidad, y le cueste encontrar el camino de vuelta al equilibrio.
Cuando la voracidad de poder, de tener, de dominar, de controlar recae en nuestros gobernantes, nos encontramos envueltos en guerras, invasiones, pobreza espiritual y material, y miedo.
Tal vez, en este Blog Action Day (día de acción de blog) reflexionemos sobre ser voraces, lo que nos lleva a ser voraces y pensemos que tal vez nuestras voracidades perjudican, a otros tanto o más que a nosotros mismos.

Reflexiones

Sujeto de aprendizajes

Cuando elegí el paganismo, me dí cuenta que es un camino de aprendizajes encadenados. Cuando comencé mi carrera como profesora, me dijeron “No puede pretender enseñar, aquel que no esté dispuesto a aprender”… Así que, por doble elección soy un sujeto de aprendizajes…
Aprendemos cada día, a veces conscientes, a veces no. Decía el libro Ilusiones
“Enseñar es recordarles a los demás

que saben tanto como tú.

Sois todos aprendices,

ejecutores, maestros.”.
Así que así como enseñamos, aprendemos…
Enseño matemática y enseño física, tal vez enseño más que eso, en la forma también está el contenido, me decían en el profesorado. Y me enseñan. Aprendo de mis alumnos a maravillarme por cosas pequeñas. A disfrutar de los momentos compartidos. Si bien, reconozco que a veces les daría una tunda a más de uno, son adolescentes, a veces no tengo cara para retarlos. ¿Cómo retarlos si de adolescente hacía lo mismo?
Admiro el valor de los que son creativos, y comparten sus creaciones para que otros las juzguen y les señalen como crecer, admiro a la que le ganó a la muerte, y ahora le gana a la tristeza para seguir adelante y reunirse nuevamente con su grupo. A la que fue mamá, con sólo quince años y aún así sigue estudiando y siendo una buena alumna. A los que la están peleando contra la adicción a las drogas. A los que están listos para cambiar el mundo antes que, como dijera Mafalda, “el mundo los cambie a ellos”.
De todos aprendo, y para coronar, les regalo una canción de Alanis Morrisette: YOU LIVE, YOU LEARN (Vives y aprendes)

pensamientos, Reflexiones

De todos modos


Cuando elegimos algún camino para seguir en nuestras vidas, no siempre tenemos idea de en qué nos estamos metiendo. Hay caminos que te permiten tener idea de a qué te enfrentás, y otros que no.
Tal vez, el mayor desafío al que nos enfrentamos es no saber a qué atenernos.
Cuando nos arriesgamos en una relación, de amistad, de trabajo, de pareja, no tenemos ni idea de qué va a resultar de todo eso, pero es como tirarse al agua sin antes haberla probado con el pie, sólo te sumergís y a ver qué sale y cómo.
En una carrera, la iniciás con la espectativa que te da saber que otro que la hizo logró tal o cual cosa. Pero la verdad es que no nos imaginamos ni la mitad de las cosas que nos pasan durante el tiempo que nos lleva completarla. Y cuando la terminamos, nuestra idea de lo que puede pasarnos en la vida profesional puede no tener absolutamente nada que ver con lo que nos pase en la realidad.
Y a lo mejor, digo, sólo a lo mejor, el desafío mayor que nos planteamos es zambullirnos en esas elecciones de todos modos.
Porque como dice la canción del video (que se llama igual que el título de este post) hay que hacerlo de todos modos.
Al menos yo, lo intentaré de todos modos. 😉

Reflexiones

Ciclos

Lo que la oruga interpreta

como el fin del mundo

es lo que su dueño denomina

mariposa.

Richard Bach. Ilusiones

Cuando alguien muere, hemos aprendido a verlo como el final de algo. La muerte implica no ver más a esa persona. Sin embargo, la vida es cíclica. Y hay cosas, personas o historia que necesitan morir para que otras nazcan.
Cada día comenzamos y terminamos ciclos. y no nos damos cuenta. Cada día, en sí mismo y por definición, ES un ciclo.
La semilla debe morir para que la planta nazca. La noche debe “morir” para que comience el día y lo mismo pasa con el día, ha de morir para que comience la noche.
Los caminos tienen que terminar, para que nos decidamos a tomar caminos nuevos.
Los romances deben cambiar para seguir descubriendo cosas que nos enamoren.
La música tiene que cesar para que comience otra canción.
Nos tenemos que detener, antes de volver a avanzar.
Cada día nos trae un ciclo nuevo.
Una danza entre vida y muerte, día y noche, sonido y silencio.

A veces, aunque dolorosas, las experiencias son ciclos de aprendizaje de esta vida… Tal vez de eso se trata. Aprender a respetar los ciclos que la naturaleza tiene y reverenciarlos.

Reflexiones

Pasos

Creo que este post va a ser algo así como un pase al impasse… se me acabaron las vacaciones así que con pasitos de bebé me dirijo a mis obligaciones anuales.
Todos los días damos pasos, pasos adelante, pasos atrás, pasos al costado… Nuestros pobres pies se marean y nuestra mente también.
Es decir, los pasos adelante, están muy bien, ya que avanzar es bueno. Todo lo que implique crecer, cambiar, evolucionar, se relaciona con los pasos adelante. Lo que se relaciona con realizar sueños, etc, tiene mucho que ver con nuestros pasos al frente.
Cuando las cosas no nos salen tan bien, solemos retroceder para analizar un nuevo enfoque. O nos retrotraemos para protegernos, nos escudamos, nos parapetramos, hacemos todo tipo de cosas que impliquen no avanzar ni moverse, evitar el movimiento que lastima. Damos pasos atrás.
Damos pasos al costado cuando dejamos de intervenir en situaciones que pueden lastimarnos o lastimar a otros. Que impiden que alguien crezca o que se desarrolle. Son pasos dolorosos los pasos al costado, pero necesarios para madurar, para crecer. Tanto de aquel al que soltamos como para nosotros mismos.
Pasos que nos llevan lejos, que nos traen a casa, que nos muestran caminos nuevos e inexplorados…
Creo que nuestra vida es sólo una sucesión de pasos…
Y a ver a dónde nos llevan los pasos, aún cuando no sabemos cuál es el camino que siguen.
¡Felices Pasos!

conclusiones, Confesiones, Los tiempos CAMBIAN, Reflexiones

Lo único constante es el cambio

Nada mejor que la música para dar inicio a la lectura, y a la escritura 😉
No entendí la letra de esta canción, cuando me la enseñaron en clase de música, por allá por mi 5to grado de primaria. La Señorita Lita, quien creo que me hizo amar la música más de lo que ya lo hacía desde muy pequeña, nos dictó la canción, nos llevó a la sala de música, puso a unas a tocar los bombos para marcar el ritmo y nos enseñó la entonación.
Por aquel entonces, pensaba como había leído a Sissi, en un librito que me regalaron: “para qué estudirar idiomas si con uno alcanza y sobra para expresar lo que pienso”… Hoy, me encantan los idiomas, estudio formas de comunicarse, con los demás y con la naturaleza (matemáticas), y también con los ancestros y con los espíritus de la naturaleza.
He cambiado tantas cosas en esta vida mía, 33 años hacen que una cambie de gustos, de hombres, de cortes y colores de cabello, de cosméticos, zapatos, proyectos… Cambié la piel tantas veces como mi signo chino lo haría (la serpiente)… Hasta ahora de lo único que no cambié, y no precisamente por gusto, es de ciudad.
Visitando blogs amigos y siendo visitada por amigos de otros blogs, me dí cuenta que siempre encuentro el modo de cambiar cosas por acá. El template es diferente. Mi querido Hefe da fe de la poca duración de los colores de esta casita.
De niña odiaba el azul y adoraba el rosa. Hoy es casi al revés, casi porque el rosado me sigue gustando, pero me siento irremediablemente atraída por ciertos tonos azules.
De chica odiaba los gustos ácidos, salvo el de las primeras mandarinas del otoño y el de las uvas blancas. Hoy no tolero los dulces demasiado dulces, por no mencionar que me fascinan los sabores ácidos.
Adoraba los cumpleaños y sus celebraciones, hablar por micrófono, actuar en público… Hoy, me escondo bajo la mesa, tras la cortina o en el armario de escobas, para evitar los “papelones públicos”.
Conversando con alguien, decíamos que todo este continuo cambiar es una manera de buscar nuevos puntos de equilibrio… Y probablemente sea así.
Cambiar, para mi, es casi tan natural como respirar. Es necesario. Periódicamente cambio de lugar mis libros. La configuración de mi computadora. El tono de mi celular, el color del almohadón de mi cama.
Cambiar para mí, es necesario. Cambiar de ropa, cambiar de corte de pelo, cambiar de idea, cambiar de planes, cambiar de trabajo (Sí, mi historial laboral es curiosamente variado, a pesar de permanecer en el rubro)
“Y así, como todo cambia, que yo cambie, no es extraño”. 🙂

Reflexiones

Distorsión


¿Han visto como, a veces, nuestra mente percibe cosas que no son? Sonidos, que transformamos en palabras y que nadie dijo.
Imagenes que percibimos de determinada forma y, a una luz y un cristal diferente al nuestro, no son ni parecidas a lo que vimos.
Esas son pequeñas distorsiones.
Todos, en mayor o menor medida, percibimos algunas distorsiones. Todos, distorsionamos cosas, con la mente, con la lengua, con los ojos, o con las acciones.
Según la R.A.E.
Distorsión es:

(Del lat. tardío distorsĭo, -ōnis).

1. f. Torsión, torcedura.

2. f. Deformación de imágenes, sonidos, señales, etc., producida en su transmisión o reproducción.

3. f. Acción de torcer o desequilibrar la disposición de figuras en general o de elementos artísticos, o de presentar o interpretar hechos, intenciones, etc., deformándolos de modo intencionado.

4. f. Med. esguince (‖ torcedura de una articulación).

En este post, voy a hablar de algunas distorsiones cotidianas muy comunes. Como: “escucho lo que me conviene”, “veo lo que quiero”, “mido con mi propia vara”, etc.
Son pequeñísimas deformaciones, de las que tal vez no somos del todo conscientes, pero que aplicamos todo el tiempo.
La mía más común es la última, me es imposible no medir a otros, según lo que en mi cosmovisión personal, creencias, o ideas de cómo debe ser el universo, es lo correcto. Si bien todas estas percepciones encuentran puntos en común con otras personas
Otras distorsiones, muy cotidianas, son la distorsión de la realidad, que tienen algunos. Los que tuercen las historias para hacerse las víctimas o los héroes, cuando hasta el menos precavido de los oyentes, sabe cómo ha sido la realidad.
La de Oigo lo que me conviene también es bastante común, a ver: ¿quién no tiene algún conocido, por no decir familiar que cada vez que recibe feedback negativo, se escuda en una sordera instantánea y selectiva?
Si todas estas pequeñas distorsiones, conscientes o no, están en nosotros, me pregunto ¿qué nos convierte en jueces de las acciones de los demás? ¿Qué nos permite ponernos en predicadores de todo lo que es “justo y bueno” en este mundo?
Si, en definitiva, no hay verdades absolutas, si lo que es verdadero y real para mí, para otro sea una ilusión óptica. Si lo que otros defenderían como creencia por sus vidas, para mi carece de relevancia ¿porqué erigirme en guía?
En una entrada, cómica, dije cuidado con los consejos. La espiritualidad con la que me siento más identificada por el momento, me dice que un consejo no pedido es tan malo como una maldición, es como interferir con el libre albedrío del otro…
Por eso reflexiono, y generalmente no aconsejo. No soy dueña de la verdad absoluta, construyo la mía a base de ensayos y errores, y tal vez al final no me resulte y tenga que comenzar de cero.
No digo que MI forma de ver el mundo sea la única, digo que es una, y a mí, en este momento me resulta válida.
No es malo desearle a otros lo que consideramos mejor, tampoco es malo que el otro en cuestión, no lo desee… después de todo, es su vida. No querer para uno, lo que otros quieren, no es patología, ni bloqueo, es simplemente, explorar qué es lo que queremos y ver si nos funciona…

Confesiones, Reflexiones, Tiene "ALGO"

Vibrando por dentro

Hace unos días, hablé de la cortina musical de mi niñez, y mencioné a M. E. W. que falleció ese mismo día.
Estoy convencida que la vida de cada uno tiene una cortina sonora. Hay canciones, que como dice la propaganda de cremas, son más que sólo canciones.
Me pasó, también de estar hablando con alguien de música, y que en esa charla saliera esto mismo, canciones que no son solamente canciones. Y sin saber por qué me encontré buscando en el youtube con una versión que no había escuchado de una canción que en su momento significó mucho, aunque no entendía por qué, en aquel tiempo. Era un pedido y un decreto.
Entre magos y brujas, sabemos que todo está hecho de energía. Los cuerpos físicos,no son otra cosa que energía condensada, los físicos adhieren a eso también, la energía, se transmite de un lugar a otro -sí ya sé me puse científica, pero bueno, todo es parte de un todo.
La música, es una vibración que se propaga perturbando el medio que la rodea, es decir, transmitiendo energía cinética de una molécula a la siguiente, desde la fuente de sonido, hasta nuestros oídos… Y también a las vibraciones de nuestras almas.
Esa sensación de crispación, de “se nos ponen los pelos de punta”, no es otra cosa que la vibración que nos hace, como dice el post, vibrar por dentro.
Les dejo como regalo, la versión de la canción que me inspiró Think of me, que canta Christine, de el fantasma de la ópera. En la versión de David Archuleta, en American Idol.

Letra


Think of me

Think of me,
think of me, fondly,
when we’ve said
goodbye.
Remember me
once in a while –
please promise me
you’ll try.

When you find
that, once
again, you long
to take your heart back
and be free –
if you
ever find
a moment,
spare a thought
for me …

We never said
our love
was evergreen,
or as unchanging
as the sea –
but if
you can still
remember,
stop and think
of me …

Think of all the things
we’ve said and seen –
don’t think about the way
things might have been …

Think of me,
think of me waking,
silent and
resigned.
Imagine me,
trying to hard
to put you
from my mind.

Recall those days,
look back on
all those times,
think of the things
we’ll never do –
there will
never be
a day, when
I won’t think
of you …
We never said
our love
was evergreen
or as unchanging
as the sea –
but please
promise me,
that sometimes,
you wil think
of me!

Traducción:

Piensa en mi,
Piensa en mí con cariño
cuando hayamos dicho
adios.
Recuérdame
de vez en cuando
por favor, prométeme
que lo intentarás.

Cuando encuentres
Que una vez más
deseas tu corazón de vuelta
ser libre
Si tu tienes
un momento
Dedícamen un pensamiento
a mí

Nunca dijimos,
que nuestro amor sería
siempre verde
o invariable
como el mar
Pero si puedes
recordar,
detente y piensa
en mí.

Piensa en todo
lo que dijimos y vimos
no pienses en el modo
en que las cosas debieron haber sido

Piensa en mi,
Piensa en mi despertando,
silenciosa y resignada
Imaginame,
Intentando mucho
alejarte de
de mi mente

Recuerda esos días
mira todos esos tiempos
piensa en las cosas
que nunca haremos
nunca habrá
un día, cuando
no piense yo en tí.

Nunca dijimos,
que nuestro amor sería
siempre verde
o invariable
como el mar
pero por favor
prométeme
que a veces,
pensarás en mí.

Mi visión del mundo, pensamientos, Reflexiones

“Porque yo lo valgo”


Hay una marca cuyo slogan comercial es el título de este post. Y la foto me pareció bien pertinente.
Creo que hace falta escribir al respecto ya que una de las búsquedas que más gente guía a este blog, es “¿porqué sigo soltera?”

Cuando llegué a los treinta, no hace demasiado me preguntaba si estaba bien o estaba mal esto de ser soltera. Después de todo, desde muy chica me taladraron el cerebro con la idea del príncipe azul y el vivieron felices para siempre como a todas.
El problema, en general pasó por ¿Está bien buscarse un marido porque te enseñaron que tenía que ser así? Digo, si te enamorás, creés en el matrimonio y te casás, genial. Ahora, si te casás para darle gusto a sociedad y media de hacer las cosas prolijitas, ¡Qué fraude!
No me voy a poner a profundizar en el tema del matrimonio porque cada quién debe creer cosas distintas y, como ninguna creencia es mejor o peor que otra, simplemente, evitaremos el debate.
Sí me voy a plantar en la afirmación del título del post.
No voy a hablar en general. Porque generalizar es en vano, cada quién se conoce, conoce sus situaciones y circunstancias, por no mencionar que también ha de tener claro sus sentimientos y deseos.
Creo que ya estuvo de andar haciendo cosas porque nos enseñaron que así tenía que ser. Suficiente con seguir pasos de otras, tal vez no encontramos quién nos ame porque nosotras, para agradar, hemos dejado de amarnos lo suficiente.
No me quiero levantar a atender a otro, porque se espera de mi que lo haga. Quiero levantarme a atender al otro porque a MI me hace bien atenderlo. Y cuando digo “a mi me hace bien” no me refiero a que espere la reacción del otro. Sino a que soy feliz en los preparativos.
No quiero irme a la cama con un tipo, porque como su mujer, novia, pareja o amante, esté implícitamente el deber de satisfacer sus necesidades sexuales. El sexo es de a dos y hasta que cada una no aprenda a que también tiene que disfrutar del momento, va a estar cumpliendo una obligación y nada más.
No quiero conseguirme un marido, novio, pareja, amante, porque todo el mundo me diga que es lo que tengo que hacer. No necesito un hombre que me valide. Si tengo un hombre a mi lado, será porque lo amo y me corresponde, porque somos un equipo. Dos personas completas en sí mismas que deciden compartir. No un par de mitades que tratan de completarse con el otro.
Y no por estar, sola, soltera, sin amantes ni nada, voy a irme a la cama con el primero que me lo proponga. EStoy sola sí, pero soy feliz, porque mi felicidad no depende de lo que otro determine, sino de mi misma. De hacer cosas que me gustan, que me llenan.
Bienvenidos a la realidad, no me voy a conformar con lo primero que surja, voy a darme el lujo de elegir, porque yo lo valgo, y merezco justo aquello bueno y hermoso que la vida me traiga.
He dicho.
Así que yo sugiero que no preguntemos porqué sigo soltera, analicemos mejor ¿por qué no soy feliz?

conclusiones, Mi visión del mundo, pensamientos, Reflexiones

Equilibrio


Por definición, podemos ver esta palabra en miles de disciplinas, a saber:
En física o ingeniería:

* Equilibrio termodinámico: situación que se da en un sistema físico (es decir, un sistema al que podemos atribuir una energía interna) cuando todos factores exteriores y/o procesos internos no producen cambios de presión, temperatura u otras variables macroscópicas.
* Equilibrio químico: cuando una reacción química de transformación ocurre al mismo ritmo que la transformación inversa, y por tanto no se producen cambios en la cantidad de cada compuesto.
* Equilibrio mecánico: cuando las sumas de fuerzas y momentos sobre todas y cada una de las partes del cuerpo se anulan.

En biología:

* Equilibrio puntuado: una parte de la teoría de la evolución que afirma que la especificación ocurre rápidamente en ciertos momentos que van seguidos de largos periodos sin cambios apreciables.

En economía:

* Equilibrio económico: una situación en la que demanda y oferta son iguales o más generalmente en la que los factores susceptibles de provocar cambios se compensan entre si de tal manera que se tiene una situación estática invariable en el tiempo.

En teoría de juegos:

* Equilibrio de Nash: una estrategia colectiva óptima en un juego que involucra a dos o más jugadores.

En educación física y en fisiología:

* Equilibriocepción : o sentido del equilibrio, les permite a humanos y animales caminar sin caerse.

El equilibrio o el balance, es “deseable”, lograrlo es difícil, pero no es imposible.

Hay distintos tipos de equilibrio. Hay equilibrios que se mantienen, los equilibrios estables, equilibrios que si cambiamos alguna condición desaparecen, los equilibrios inestables… Pero en el fondo, existe el equilibrio, que es como el sol, aunque no lo veamos, siempre está.
Mirando una película, en la cual la protagonista comienza a buscarse a sí misma, pude tener un insight interesante sobre el balance.

Este siglo es el siglo de los fuera de foco. Las cosas se ven exageradamente fuera de centro. La agresividad, se convierte en violencia exacerbada. Los reclamos, que deberían ser pacíficos terminan volviéndose batallas campales.
En nuestros hogares, los intercambios de ideas se vuelven peleas y discusiones que se nos van de las manos.
Del amor pasamos al odio sin solución de continuidad.
Y la conclusión general más escuchada, es probablemente, “están todos locos”… Y si no lo están actúan como si lo estuvieran.
Por alguna razón, vemos todo blanco o todo negro. Nos hemos alejado del centro. Estamos fuera de equilibrio.
Queremos que todo sea una lucha entre luz y oscuridad… “Yo tengo razón, soy luz, vos estás errado, sos oscuridad”, porque me contradecís.
Aún con nosotros mismos estamos desequilibrados. Nos amamos profundamente y nos saboteamos los proyectos. Nos criticamos miles de cosas, pero nos negamos a cambiarlas…
Sigue siendo la “lucha del bien y del mal” y el bien y el mal soy yo contra mi.
Viendo la película Comer, Rezar y Amar, una de las cosas que me llamó la atención, es el sanador de Bali, diciendo que hay que vivir en el equilibrio. Todo cielo o todo tierra es estar fuera de balance. Todo blanco o todo negro es estar desequilibrado.

El Yin y el yang son opuestos complementarios, no pueden estar uno sin el otro. Tal vez eso es lo que nos hace falta, equilibrar nuestros yins y yangs interiores.
Como leí en el muro de Facebook de una maestra:
“El mundo no necesita trabajadores de la luz, sino caminantes del equilibrio”.
Adhiero a esto.

PD: Ambarina, yo sé que al final de la película este mismo sanador habla del equilibrio del amor, de lo que hemos estado hablando, pero, me pareció encontrarle un enfoque un tanto más personal.

Reflexiones

..and a happy new year…


Me he caracterizado por hacer balances de fin de año en enero, porque siempre dije que mi año comienza y termina cuando a mi se me antoje… Siempre marchando al son de mi propio tambor.
Y a fin de año tocan balances ¿no?
Bien he aquí mi balance…
El esfuerzo es su propia recompensa… Y pronto se materializará.
La música siempre ha sido, una guía, tal vez eso me guió hasta …
Todos los caminos son solitarios, queramos reconocerlos o no, nadie puede hacer tu mismo camino, pero siempre encontramos quienes nos acompañen en un tramo. Agradezco reencontrarme con compañeros de tramos y a los que ya no siguen conmigo, porque seguro la Diosa hizo que por algo se cruzaran nuestros caminos.
Gané grandes amigos, perdí, tal vez, amigos que creí tener. Gané experiencia y abrí ojos. Me fortalecí.
Soy fuerte gracias a las paredes que me llevé puestas porque quise.
Amé cada elección hecha, disfruté de cada esfuerzo y de cada logro.
La vida es una aventura… Y yo me sigo aventurando en aquello que siento que me llama.
Mi balance hoy es positivo, las nubes no duran mucho cuando el aire está en movimiento.
Año nuevo vida nueva, locación nueva, amigos nuevos, amigos viejos, amigos indelebles… y muchos “lindos reversibles” para todos…
Ojalá que todos tengan un buen balance…
Me quedo saboreando mis dulces y construyendo castillos en el aire!