El poder de las palabras

palabras

Llamalos decretos, llamalos pensamientos positivos, afirmaciones o cómo se te canten. Las palabras tienen poder. Tienen nuestras emociones impresas y nuestros deseos e intenciones.

Teniendo esto en mente, simplemente voy a enumerar una serie de líneas o versos que me han parecido sumamente poderosas.

“Abandonar la oscuridad ir hacia el sol…” – Canción Breakaway de Kelly Clarkson.

“Ya me cansé de jugar según las reglas de alguien más” Defying gravity del musical Wicked

“Chau chau melancolía….” Out of my way – Paul Mc Carthney

“Si este es el rito de paso que me lleva a casa” Brave Idina Menzel

“Tu cuídate, que aquí yo estaré bien” Cuídate La oreja de Van Gogh

“Todos los actos de amor y placer son mis rituales” Wiccan Rede

“Díganselo a todos los jóvenes, no está tan mal divertirse” Angel- The Corrs

“El precio que pagué fue todo lo que tenía, pero al final me liberé… ” Don’t forget me – Smash (serie)

“No te preocupes, bebé, vas a estar bien” Would you be happier The Corrs

“Hoy te quiero contar que todo está bien aunque no te lo creas” El sol no regresa. La 5ta estación.

“..sonriendo como cada vez, como aquella vez…” La playa. La Oreja de Van Gogh

“Aquí viene el sol y está bien” Here comes the sun- the beatles

“Haya cielos despejados, mentes claras…” Alan Acacia- La danza en espiral- Starhawk

“Nada hay que temer, todo hay que comprender” Marie Curie

“La música y el amor son para siempre” El Fantasma de la Opera 1989- Robert Englund.

_________________________________

Hace mucho que no posteaba nada acá. Se ve que los exámenes finales inspiran 😉

La mujer ideal… ¿Para quién?

The expose project Foto: Liora K.

The expose project Foto: Liora K.

Nos ufanamos diciendo que somos fuertes, feministas, etc, etc, etc. Pero en el fondo, seguimos dejando que otros definan nuestra identidad.

Nutricionistas mediáticos, médicos, cirujanos, estudiosos de la belleza, la sociedad, los modistos, las modelos, la tele, las novelas, las series, las gurús de la moda, las compañías de cosméticos, etc, etc, etc, nos viven diciendo cómo debemos ser.
A esto sumemos años de patriarcado, educación y buenas costumbres, mandatos sociales, heroínas de cine, literatura, deporte, teatro, política y bla bla bla…. podemos seguir para siempre.

Y creo que a nadie se le cruza preguntar ¿y quién es su propia mujer ideal?

Y ahí arrancamos con algo jodido, la identidad, cuánto de quién digo ser, y soy, es realmente mío y cuánto de lo que digo ser, soy y actúo ser viene de afuera.  No me voy a centrar en lo psicológico, porque mucho no entiendo.

Somos bombardeados de información. y la identidad de la mujer, no está ajena a eso.

Durante muchos años, la mujer ideal era de buen ver, de poco opinar y de mucho cocinar y complacer a los hombres de la casa.
En esta época tenemos el “buen ver” traducido como: buena piel, buen lomo, laburado en el gym, cero arrugas, pelo divino, ropa que te quede pintada, etc, etc, etc. Tenemos derecho a opinar, y a expresar nuestra opinión, y eso está bueno. Lo que tal vez, no sea tan bueno, es que nuestra opinión está “contaminada” -por ser amables- con todo un bombardeo mediático, que nos deja un poco inconforme con quienes somos y de ahí tenemos trastornos depresivos, alimentarios y de ansiedad… -nuevamente, no me meto en temas psicológicos o psiquiátricos porque no son mi fuerte.

Hoy leí en el facebook una publicación que decía algo como:

LA MUJER PERFECTA ES:

  • UNA DAMA EN LA CALLE
  • UNA CHEFF EN LA COCINA
  • UNA ZORRA EN LA CAMA.

Y francamente se me saltó la térmica.  Para mí una mujer perfecta, es perfecta como ella se sienta perfecta. Podemos manejarnos con modales “lady-like” pero no es necesario tolerar abusos. La cocina, chicos, la matrona que cocinaba fideos caseros tooooooooooodos los domingos para una troupe de 40 persnas, no es algo común de encontrar, pero si la encuentran, aprovechen y serán bien alimentados. En lo personal, detesto la cocina tanto o más que la cocina me odia a mí.  Una zorra en la cama- es hasta peyorativa esta parte de la frase… Digo, en la cama, lo que importa es lo que le guste a la pareja, la opinión externa es irrelevante.

En fin, me rebelo ante la idea de una mujer ideal, eso no existe. Entre más rápido lo asumamos, menos dolor tendremos. Cada mujer es perfecta, siendo la mujer que le viene en gana. Y si no sos capaz de asumirlo, pues tal vez, tengas que trabajar tu interior. La mujer no tiene que pedir permiso o aprobación a nadie que no sea ella misma, para ser hermosa, femenina, machona, inteligente, torpe, sensual, “ahuyenta-macho”, o lo que se le cruce por las pestañas que quiere ser.

Es nuestro poder, es nuestra vida, es nuestra elección. HOY VOY A SER LA MUJER, QUE ME DÉ LA GANA DE SER.

http://www.youtube.com/watch?v=n79LFcX19Gw

Ser mujer hoy

luchamujer-1

Hoy es 8 de Marzo se conmemora el día internacional de la mujer debido a un horrible incendio en el que ,un PELOTUDO que no creía que la mujer valiera lo mismo que un hombre, decidió “quitar” a las obreras que protestaban en su fábrica, a la fuerza.
Si bien habrán muchos “feliz día”, es un día para reflexionar más que para festejar.
La mayor parte de las mujeres  que vivimos en occidente tenemos muchos de nuestros derechos en igualdad, aunque no por eso podemos decir que dejamos de sufrir violencia intrafamilar, institucional o de género.  No dejan de alejarnos de nuestros hogares para prostituirnos, ni dejan de exigirnos que seamos madres, esposas, amantes, amigas, maestras, consejeras, artesanas, cocineras, tejedoras, nutricionistas, astronautas, filósofas, actrices, cantantes,  modelos y neurocientíficas todo junto al mismo tiempo. Y la verdad, es agotador.

Podemos elegir profesión, donde vivir, con quién vivir, a quién amar. Y a otras las destinan desde niñas a un marido que le saca, a grosso modo, 30 o 40 años, a otras las arrancan de sus hogares y las convierten en prostitutas y adictas. Podemos elegir ser heterosexuales, bisexuales, homosexuales o pansexuales. Pero a muchas les siguen cortando el clítoris para que sólo sean un objeto más de su  dueño.
Podemos estudiar, aunque no queramos, muchas van a la escuela con amenaza. Podemos elegir depilarnos, por gusto o por necesidad, pintarnos el cabello o no, operarnos los senos, hacer dieta, vestirnos de determinada manera o no.

No podemos elegir un modelo universal de mujer. Porque ser mujer es la mujer de la villa con 10 hijos o más que se las ingenia para poner un plato de comida y que no le quiten a su familia. Mujer es esa hermosa bailarina que rara vez muestra sus pies porque su pasión los ha dejado marcados. Mujer es esa anciana que alimenta pajaritos en la plaza porque ya no tiene a su familia. O esa rebelde que se pasea desnuda por la ciudad exigiendo derechos para animales. O la maestra con cara de agotamiento pero siempre sonriente para sus alumnos. O la esposa enamorada de su marido,  o esa embarazada que tiene esa mezcla de emoción y terror por lo que le pasa y lo que le espera. O la piba que pasa por al lado tuyo con una pila de apuntes y te ladra si le hablás porque está por rendir un final. O la señora chusma de la verdulería, puede no tenga su vida resuelta, pero se distrae inventándoles historias de culebrón a los vecinos. O la que camina kilómetros y  kilómetros para buscar agua para su comunidad.  O esas mediorientales que desafían a su gobierno y a sus leyes sacándose fotos riéndose. O la pareja de lesbianas que hace meses visitan la clínica de fecundidad para ser madres. O la que de plano dijo, no quiero hijos. La que va por todo el mundo. O la matriarca de esas mesas enormes que reúne los domingos a todos sus afectos. O la tía solterona que ama a sus sobrinos PANKs que les llaman. O la ingeniera, la cantante, la oficinista, la asistente social, la psicóloga, la artista plástica, la madre, la ama de casa, la señora que limpia, la que cose, la que está, sana, la que no, la que es feliz, la que trabaja su infelicidad en terapia, la que está bien como está, la que jamás va a estar conforme.

Y en este mar de mujeres distintas, hay cosas que las mujeres tenemos que dejar de hacernos, sí, dije bien HACERNOS

  • Basta de subirte al púlpito y decir que sos santa y la otra puta.
  • Basta de juzgar a la que tiene montones de hijos o a la que no los quiere o no los tiene.
  • Basta de juzgar a la que está siempre sola o a la que está siempre acompañada, no sabés cuál necesita compañía.
  • Basta de juzgar a la que está flaca o a la que está gorda…
  • Basta de bastardear a las demás por su forma de vestir
  • Basta de enaltecerte a costa de hundir a las demás.

Todas somos mujeres, y DEBERÍAMOS saber que eso nos hace hermanas, nos gustemos o no.

Todas son mujeres, todas son distintas, todas tienen, tenemos derechos o deberíamos todos los días, todos los derechos, para todas las mujeres, en todas partes.

El codo del camino

pies-mojados

Así se llamaba el último capítulo de Anne of Green Gables (el libro, el de la serie no me lo acuerdo).

Todo en esta vida se reduce a caminos, giros inesperados, árboles caídos, puentes quemados, pasos en todas direcciones, saltos y demás.

Tal vez por eso nos sorprende tanto que alguien camine donde no hay camino hecho, o que bruscamente pegue un salto a lo MARIO BROS. y cambie totalmente la orientación de lo que estaba haciendo.

Posiblemente este post no te deje pensando. No es la función, creo que su función actual es informar que hay cambios en progreso y que pronto veremos todos (porque ni yo sé exactamente de qué va esto) de qué se trata.

La vida no es tan complicada, pasamos 3/4 buscando un propósito y 7/8 del cuarto que resta buscando excusas para no cumplirlo. A lo mejor me cansé de buscar excusas, me rindo y abrazo el propósito. Y que sea lo que deba ser…

Por lo pronto MAH SEEEE. El paso está dado, a ver a dónde llegamos.

“El resto es silencio”-Hamlet

silence_by_wickednox1

 

Soy una firme creyente de que al mundo de hoy le falta silencio.

Es curioso como nos las ingeniamos para vivir rodeados de sonido. La pregunta es ¿qué pasa que no soportamos el silencio?

Los sonidos nos acompañan en todo momento. Las voces, nuestros teléfonos, la música, el televisor. A veces es tan difícil encontrarse con el alma en este mundo moderno. Es complejo tratar de comunicarse con lo espiritual, porque nunca estamos en silencio.

El silencio, que solamente es la ausencia de sonidos. El silencio que es el espacio en el cual llegan las respuestas. Las TEMIDAS respuestas. Tal vez por eso cueste tanto aceptarlo…. Tal vez porque las respuestas no son las que esperamos, las que quisiéramos, las que que desearíamos.

Tal vez tememos el silencio, porque muchos momentos sublimes ocurren en silencio. Alguien decía, silencio antes de nacer, silencio después de morir, la vida es la música que ocurre entre dos insondables silencios.

Mente en blanco, respira profundo, inspira, exhala, inspira, exhala, mantén el ruido mental alejado, disfruta el silencio. Espera tus respuestas. No es necesario ser pro activo, sólo hay que escuchar en el silencio, sin hablar, sin que te hablen, sin textos, sólo vos y tus incógnitas. Sólo vos y tu silencio.

Y como dijo Hamlet, mientras moría “El resto es silencio”.

No soy esa chica, digo, no soy esa persona.

es-como-sentir-el-agua-con-la-punta-de-tus-dedos-y-despues-sacarlo-y-seguir-caminando-recto

Cuando comencé con este blog, creo que tendría unos 29 años. Lo empecé en Blogger. Entonces creía tener sueños semejantes a los de alguien más.  Pavadas que una cree cuando está infatuada con alguien, ¿vio?

Hasta entonces, había sido, o tratado de ser, una chica de ciudad chica normal, con lo que sea que eso signifique. Es decir, me criaron para ser parte de algún rebaño, y si bien hice el intento. Fracasé miserablemente.

La culpa la tiene la seguridad en mi misma. Y agradezco a la vida por ello. Dicen que siempre supe lo que quise, tal vez ése no sea el problema, sino que lo que quise en un momento, al conseguirlo, no era lo que esperaba que fuera. Tal vez sea que la sola idea de conformarme con alcanzar una sola meta, no resultó tan interesante como creí que sería.

Y, por esto, por aquello y por lo de más allá, no puedo ser esa chica.

Se esperaba que me casara y tuviera hijos. Si bien, como dicen muchos “aún estoy a tiempo”, no es algo que me llame particularmente. Y, no, no es mi contradicción. No me voy a resistir nuevamente al amor si llega, pero  tampoco voy a desperdiciar el trabajo realizado, lo andado y lo aprendido, sólo para ser “esposa y madre”, porque simplemente, eso no cuaja con mi esencia.

Se esperaba que quisiera un estatus social, en una sociedad donde no me encuentro, simple y sencillamente, porque no me importa lo que se espera de mi. Tal vez, no se haya notado aún, pero no califico como una mujer típica, ni lo deseo tampoco.

Se esperaba que no le diera bola a mi intuición, a mi poder. Curiosamente, el tiempo me llamó a empoderarme, con todo lo que eso implica. No todos conocen muchas cosas, pero no llevo una vida fácil, aunque diariamente dibujo una sonrisa en mi rostro. Aprendí a aceptar que no puedo controlarlo todo, a dejar que las cosas fluyan.  A no pelear con molinos cuando los reconozco como tales.  Y tal vez, esas circunstancias y situaciones, me hicieron quien soy. Y me gusta esta  persona.

No soy perfecta, ni deseo serlo, sólo espero ser la mejor versión de mi que pueda.

Tal vez hayan percibido algo, los que viven a mi alrededor todos los días, tal vez no. Elegí, hace muchos años, dejar de bloquear la energía divina que me eligió de canal. Y esa elección conlleva, entre muchas cosas, saber que no será fácilmente aceptado, porque dista bastante de lo normal.

Las premoniciones, la sanación, la magia inconsciente y consciente, el poder para compartir,  el sentir presencias, el poder comunicarse con espíritus de otros planos, la visión de auras, y demás, siempre fueron parte del repertorio de rarezas en las que viví y vivo inmersa. Y créanme, no pienso volver a reprimirlo. Es quien soy y punto.

 

1620885_10202718271732457_563843290_nNo soy, ni puedo ser, esa chica que querías, la que sumisamente aceptaba tu voluntad como única opción en este mundo. Soy una mujer con voluntad propia, y mucha. Me sobra testarudez. Y aunque reconozco esto, a veces, extraño tu presencia, y otras, la siento junto a mí. No sé qué signifique, a lo mejor, mulo, te extraño. O puede ser, que extrañe lo que no tuvimos por exceso de soberbia, juventud y aspereza en el trato y por falta de coraje.

No sé si tenía que ser en esta vida o en alguna otra, simplemente no es, ene este momento, y eso, en algunos momentos duele.

Pero no soy esa chica paralizada por el dolor que llora por los rincones. Mi vida, mis elecciones, mis realidades no son sencillas, y me pongo una sonrisa, porque cada día puede ser que algo mejore. Porque la que soy, cree firmemente en el poder de los ideales.

Finalmente, no puedo ser la chica de la vida de nadie, porque estoy tratando de ser la mujer de mi vida.

 

I’m baaaaaaaaaaaaaack (tono Sheldon Lee Cooper bajo el efecto del Valium)

infinito e bertani

 

A veces hay que perderse para poder encontrarse. La verdad no recuerdo dónde leí eso, pero no por ese detallito deja de ser verdad. Hace bastante que no escribo acá. He posteado, sí, pero no escribí nada. En parte porque estuve ocupada en muchas cosas y en parte porque estaba falta de inspiración. Entonces hoy, de madrugada, me inspiro.

Estuve perdida, de este espacio, pero encontrándome y reencontrándome con otros. Tal y como dije en otro post, estaba participando en un par de MOOCs. Soy aprendiz de oficio y de vocación. (y el link lleva a mi blog de MOOCs y a mi querida comunidad TRAL-era)

Curiosamente perderme me llevó a retomar amistades, en el mismo punto en que habían quedado. Esas amistades cómplices de toda la vida, que te llenan, por el simple hecho de ser parte de tu vida. Esas relaciones significativas que no cambian por más que pasen años sin tener una charla de 8 hs seguidas de confesiones, risas y demás. Esas amistades que nos apoyaron, acompañaron y ayudaron a crecer.

Mirando hoy hacia atrás, cambié bastante, crecí bastante, padecí bastante, pero acá estoy, de vuelta. Y no, no soy Batman (Creo).

El camino se curva, como la imagen del infinito, con los infinitos lápices, y nos lleva al punto en el que tenemos que estar.

Me llevó el camino de ser, sin querer asumirlo, algo así como un mentor, a reencontrarme con mis mentores. Mis mentores en el paganismo. Y se desempolvó un proyecto que largamente acaricié. El de ser mentora oficial de mi tradición. Todavía está en proceso, soluciones económicas mediante, pues, será realidad pronto.

Y así andando, por estos caminos largos, sinuosos, que se cruzan y separan,  como senderos de laberinto, mi pasado, mi presente y mi futuro se cruzan. Mi pasado y mi presente se reúnen en una tarea solidaria. No reniego de quien fui, ni rechazo a los que estuvieron en esos momentos, abrazo aquello que me une a esas personas y tomo lo que tenemos en común para construir un mundo más amable. Me separan mis prácticas espirituales actuales, pero me une el reconocer que tenemos en común cosas como la amabilidad, y el activismo solidario. Y que, en muchas ocasiones, defendemos y promovemos lo mismo.

Heme aquí pues, siendo pagana y trabajando en un grupo católico, y viviendo en esta continua contradicción como el ser más bendecido.

Tal vez por eso estoy de vuelta, porque volver, revisar, releer páginas escritas, también ayuda a interpretar la información y reorganizarla hasta darle el sentido que mejor aplique a la actualidad.

Tal vez volver, sea eso, reencontrar tu esencia y acomodarla a tu realidad actual. Y volver no es tan malo, después de todo, te reconecta a muchas cosas que definieron tu identidad.

Y sí, volví.

_____________________

La imagen se llama Infinito, el artista se llama Ernesto Bertani (por si te interesa wikipediar un poco jejeje) y es argentino.