pensamientos, Reflexiones

No soy esa chica, digo, no soy esa persona.

es-como-sentir-el-agua-con-la-punta-de-tus-dedos-y-despues-sacarlo-y-seguir-caminando-recto

Cuando comencé con este blog, creo que tendría unos 29 años. Lo empecé en Blogger. Entonces creía tener sueños semejantes a los de alguien más.  Pavadas que una cree cuando está infatuada con alguien, ¿vio?

Hasta entonces, había sido, o tratado de ser, una chica de ciudad chica normal, con lo que sea que eso signifique. Es decir, me criaron para ser parte de algún rebaño, y si bien hice el intento. Fracasé miserablemente.

La culpa la tiene la seguridad en mi misma. Y agradezco a la vida por ello. Dicen que siempre supe lo que quise, tal vez ése no sea el problema, sino que lo que quise en un momento, al conseguirlo, no era lo que esperaba que fuera. Tal vez sea que la sola idea de conformarme con alcanzar una sola meta, no resultó tan interesante como creí que sería.

Y, por esto, por aquello y por lo de más allá, no puedo ser esa chica.

Se esperaba que me casara y tuviera hijos. Si bien, como dicen muchos “aún estoy a tiempo”, no es algo que me llame particularmente. Y, no, no es mi contradicción. No me voy a resistir nuevamente al amor si llega, pero  tampoco voy a desperdiciar el trabajo realizado, lo andado y lo aprendido, sólo para ser “esposa y madre”, porque simplemente, eso no cuaja con mi esencia.

Se esperaba que quisiera un estatus social, en una sociedad donde no me encuentro, simple y sencillamente, porque no me importa lo que se espera de mi. Tal vez, no se haya notado aún, pero no califico como una mujer típica, ni lo deseo tampoco.

Se esperaba que no le diera bola a mi intuición, a mi poder. Curiosamente, el tiempo me llamó a empoderarme, con todo lo que eso implica. No todos conocen muchas cosas, pero no llevo una vida fácil, aunque diariamente dibujo una sonrisa en mi rostro. Aprendí a aceptar que no puedo controlarlo todo, a dejar que las cosas fluyan.  A no pelear con molinos cuando los reconozco como tales.  Y tal vez, esas circunstancias y situaciones, me hicieron quien soy. Y me gusta esta  persona.

No soy perfecta, ni deseo serlo, sólo espero ser la mejor versión de mi que pueda.

Tal vez hayan percibido algo, los que viven a mi alrededor todos los días, tal vez no. Elegí, hace muchos años, dejar de bloquear la energía divina que me eligió de canal. Y esa elección conlleva, entre muchas cosas, saber que no será fácilmente aceptado, porque dista bastante de lo normal.

Las premoniciones, la sanación, la magia inconsciente y consciente, el poder para compartir,  el sentir presencias, el poder comunicarse con espíritus de otros planos, la visión de auras, y demás, siempre fueron parte del repertorio de rarezas en las que viví y vivo inmersa. Y créanme, no pienso volver a reprimirlo. Es quien soy y punto.

 

1620885_10202718271732457_563843290_nNo soy, ni puedo ser, esa chica que querías, la que sumisamente aceptaba tu voluntad como única opción en este mundo. Soy una mujer con voluntad propia, y mucha. Me sobra testarudez. Y aunque reconozco esto, a veces, extraño tu presencia, y otras, la siento junto a mí. No sé qué signifique, a lo mejor, mulo, te extraño. O puede ser, que extrañe lo que no tuvimos por exceso de soberbia, juventud y aspereza en el trato y por falta de coraje.

No sé si tenía que ser en esta vida o en alguna otra, simplemente no es, ene este momento, y eso, en algunos momentos duele.

Pero no soy esa chica paralizada por el dolor que llora por los rincones. Mi vida, mis elecciones, mis realidades no son sencillas, y me pongo una sonrisa, porque cada día puede ser que algo mejore. Porque la que soy, cree firmemente en el poder de los ideales.

Finalmente, no puedo ser la chica de la vida de nadie, porque estoy tratando de ser la mujer de mi vida.

 

Anuncios
pensamientos, Porque me gustó

Para Siempre

Les regalo este video subtitulado con una linda canción, que es una despedida en la obra musical, pero que dice algo que siento por cada una de las personas que tocó mi vida.

Quién sabe si he cambiado para mejor, pero porque te conocí, he cambiado para siempre…


Las cantantes: Idina Menzel (Elphie, la chica verde) y Kristin Chenoweth (Glinda, la de blanco)
Hay varias versiones, pero les dejo mi favorita, la del Original broadway Cast.

pensamientos, Reflexiones

De todos modos


Cuando elegimos algún camino para seguir en nuestras vidas, no siempre tenemos idea de en qué nos estamos metiendo. Hay caminos que te permiten tener idea de a qué te enfrentás, y otros que no.
Tal vez, el mayor desafío al que nos enfrentamos es no saber a qué atenernos.
Cuando nos arriesgamos en una relación, de amistad, de trabajo, de pareja, no tenemos ni idea de qué va a resultar de todo eso, pero es como tirarse al agua sin antes haberla probado con el pie, sólo te sumergís y a ver qué sale y cómo.
En una carrera, la iniciás con la espectativa que te da saber que otro que la hizo logró tal o cual cosa. Pero la verdad es que no nos imaginamos ni la mitad de las cosas que nos pasan durante el tiempo que nos lleva completarla. Y cuando la terminamos, nuestra idea de lo que puede pasarnos en la vida profesional puede no tener absolutamente nada que ver con lo que nos pase en la realidad.
Y a lo mejor, digo, sólo a lo mejor, el desafío mayor que nos planteamos es zambullirnos en esas elecciones de todos modos.
Porque como dice la canción del video (que se llama igual que el título de este post) hay que hacerlo de todos modos.
Al menos yo, lo intentaré de todos modos. 😉

Mi visión del mundo, pensamientos, Reflexiones

“Porque yo lo valgo”


Hay una marca cuyo slogan comercial es el título de este post. Y la foto me pareció bien pertinente.
Creo que hace falta escribir al respecto ya que una de las búsquedas que más gente guía a este blog, es “¿porqué sigo soltera?”

Cuando llegué a los treinta, no hace demasiado me preguntaba si estaba bien o estaba mal esto de ser soltera. Después de todo, desde muy chica me taladraron el cerebro con la idea del príncipe azul y el vivieron felices para siempre como a todas.
El problema, en general pasó por ¿Está bien buscarse un marido porque te enseñaron que tenía que ser así? Digo, si te enamorás, creés en el matrimonio y te casás, genial. Ahora, si te casás para darle gusto a sociedad y media de hacer las cosas prolijitas, ¡Qué fraude!
No me voy a poner a profundizar en el tema del matrimonio porque cada quién debe creer cosas distintas y, como ninguna creencia es mejor o peor que otra, simplemente, evitaremos el debate.
Sí me voy a plantar en la afirmación del título del post.
No voy a hablar en general. Porque generalizar es en vano, cada quién se conoce, conoce sus situaciones y circunstancias, por no mencionar que también ha de tener claro sus sentimientos y deseos.
Creo que ya estuvo de andar haciendo cosas porque nos enseñaron que así tenía que ser. Suficiente con seguir pasos de otras, tal vez no encontramos quién nos ame porque nosotras, para agradar, hemos dejado de amarnos lo suficiente.
No me quiero levantar a atender a otro, porque se espera de mi que lo haga. Quiero levantarme a atender al otro porque a MI me hace bien atenderlo. Y cuando digo “a mi me hace bien” no me refiero a que espere la reacción del otro. Sino a que soy feliz en los preparativos.
No quiero irme a la cama con un tipo, porque como su mujer, novia, pareja o amante, esté implícitamente el deber de satisfacer sus necesidades sexuales. El sexo es de a dos y hasta que cada una no aprenda a que también tiene que disfrutar del momento, va a estar cumpliendo una obligación y nada más.
No quiero conseguirme un marido, novio, pareja, amante, porque todo el mundo me diga que es lo que tengo que hacer. No necesito un hombre que me valide. Si tengo un hombre a mi lado, será porque lo amo y me corresponde, porque somos un equipo. Dos personas completas en sí mismas que deciden compartir. No un par de mitades que tratan de completarse con el otro.
Y no por estar, sola, soltera, sin amantes ni nada, voy a irme a la cama con el primero que me lo proponga. EStoy sola sí, pero soy feliz, porque mi felicidad no depende de lo que otro determine, sino de mi misma. De hacer cosas que me gustan, que me llenan.
Bienvenidos a la realidad, no me voy a conformar con lo primero que surja, voy a darme el lujo de elegir, porque yo lo valgo, y merezco justo aquello bueno y hermoso que la vida me traiga.
He dicho.
Así que yo sugiero que no preguntemos porqué sigo soltera, analicemos mejor ¿por qué no soy feliz?

conclusiones, Mi visión del mundo, pensamientos, Reflexiones

Equilibrio


Por definición, podemos ver esta palabra en miles de disciplinas, a saber:
En física o ingeniería:

* Equilibrio termodinámico: situación que se da en un sistema físico (es decir, un sistema al que podemos atribuir una energía interna) cuando todos factores exteriores y/o procesos internos no producen cambios de presión, temperatura u otras variables macroscópicas.
* Equilibrio químico: cuando una reacción química de transformación ocurre al mismo ritmo que la transformación inversa, y por tanto no se producen cambios en la cantidad de cada compuesto.
* Equilibrio mecánico: cuando las sumas de fuerzas y momentos sobre todas y cada una de las partes del cuerpo se anulan.

En biología:

* Equilibrio puntuado: una parte de la teoría de la evolución que afirma que la especificación ocurre rápidamente en ciertos momentos que van seguidos de largos periodos sin cambios apreciables.

En economía:

* Equilibrio económico: una situación en la que demanda y oferta son iguales o más generalmente en la que los factores susceptibles de provocar cambios se compensan entre si de tal manera que se tiene una situación estática invariable en el tiempo.

En teoría de juegos:

* Equilibrio de Nash: una estrategia colectiva óptima en un juego que involucra a dos o más jugadores.

En educación física y en fisiología:

* Equilibriocepción : o sentido del equilibrio, les permite a humanos y animales caminar sin caerse.

El equilibrio o el balance, es “deseable”, lograrlo es difícil, pero no es imposible.

Hay distintos tipos de equilibrio. Hay equilibrios que se mantienen, los equilibrios estables, equilibrios que si cambiamos alguna condición desaparecen, los equilibrios inestables… Pero en el fondo, existe el equilibrio, que es como el sol, aunque no lo veamos, siempre está.
Mirando una película, en la cual la protagonista comienza a buscarse a sí misma, pude tener un insight interesante sobre el balance.

Este siglo es el siglo de los fuera de foco. Las cosas se ven exageradamente fuera de centro. La agresividad, se convierte en violencia exacerbada. Los reclamos, que deberían ser pacíficos terminan volviéndose batallas campales.
En nuestros hogares, los intercambios de ideas se vuelven peleas y discusiones que se nos van de las manos.
Del amor pasamos al odio sin solución de continuidad.
Y la conclusión general más escuchada, es probablemente, “están todos locos”… Y si no lo están actúan como si lo estuvieran.
Por alguna razón, vemos todo blanco o todo negro. Nos hemos alejado del centro. Estamos fuera de equilibrio.
Queremos que todo sea una lucha entre luz y oscuridad… “Yo tengo razón, soy luz, vos estás errado, sos oscuridad”, porque me contradecís.
Aún con nosotros mismos estamos desequilibrados. Nos amamos profundamente y nos saboteamos los proyectos. Nos criticamos miles de cosas, pero nos negamos a cambiarlas…
Sigue siendo la “lucha del bien y del mal” y el bien y el mal soy yo contra mi.
Viendo la película Comer, Rezar y Amar, una de las cosas que me llamó la atención, es el sanador de Bali, diciendo que hay que vivir en el equilibrio. Todo cielo o todo tierra es estar fuera de balance. Todo blanco o todo negro es estar desequilibrado.

El Yin y el yang son opuestos complementarios, no pueden estar uno sin el otro. Tal vez eso es lo que nos hace falta, equilibrar nuestros yins y yangs interiores.
Como leí en el muro de Facebook de una maestra:
“El mundo no necesita trabajadores de la luz, sino caminantes del equilibrio”.
Adhiero a esto.

PD: Ambarina, yo sé que al final de la película este mismo sanador habla del equilibrio del amor, de lo que hemos estado hablando, pero, me pareció encontrarle un enfoque un tanto más personal.

conclusiones, Confesiones, Filosofías de canguro, Mi visión del mundo, pensamientos, preguntas ¿con respuesta?, sarcasmos

La primera protesta del año….

.. Y sí, my dear readers, tenía que llegar…

Como no podía ser de otra manera yo tengo que comenzar el año quejándome de algo.
Y es que quejarme se me da maravillosamente bien ¿o no? (Dedito amenazante y cara de pocos amigos)
Estos últimos días, he estado leyendo bastante… Bastantes novelas… Y me di cuenta, penosamente que todas las protagonistas sin excepción, son LINDAS.
Y no es que tenga nada contra las lindas, pero, las mujeres comunes ¿no son acaso protagonistas de vidas mucho más intensas, interesantes y hasta condimentadas que las señoritas protagonistas de los libros?
Ni una tiene un gramo de celulitis.
A ninguna se le nota la marca de una estría.
Ninguna tiene ojos marrones y apagados, ojerosos, o chiquitos.
Ninguna tiene los labios finiiiiiiiiiiiiiiiiiiiitos finiiiiiiiiiiiiiiitos.
Ninguna necesita depilación. (las ODIO)
Ninguna tiene una sola mísera parte de su cuerpo flácida.
Ninguna tiene 5 kilos de más.
Ninguna tiene el pelo reseco por más de medio capítulo.
A todas los vestidos de diseñador les quedan pintados.
Todas tienen una postura envidiable.
Todas enamoran a tipos hermosos…
¿Y las mujeres comunes? Las que tienen ojos no perfectos, que necesitan una rutina de belleza de cuarenta horas (porque minutos es poco), que tienen pancita, o una estría porque en algún momento de sus vidas se subieron a un sube y baja de peso espantoso.
A las que tienen celulitis, las que son pálidas verdosas. Las que no tienen tiempo de hacerse la manicura todas las semanas.
Las que pueden tener raíces de medio centímetro porque no les da el tiempo, en muchas ocasiones para ir a la peluquería y teñirse.
Las que no pueden pasarse quince horas en el gym….
O las que tienen problemas de tiroides, las que están demasiado flacas o demasiado gordas, las que son muy coloradas o las que son muy pálidas…
¿Y todas esas mujeres? ¿Para cuándo?

¿A quién le puede importar que Lizzie Bennet sea obstinada si luce como la Venus de Milo con brazos, cabeza y ropa? ¿Quién no se enamoraría de Nell Channing, si parece salida de la tapa de Vogue?
Queremos protagonistas reales!!!!! Mujeres con fallas corporales no sólo espirituales y psicológicas.
Nos reconfortaría que el guapérrimo protagonista se enamorara de la narigona de la esquina!!!!!!!!!!
En fin… me voy a protestarle a la almohada.
Besos

amistad., conclusiones, pensamientos, preguntas ¿con respuesta?, Reflexiones, Trágicas historias

A modo de resumen…

diary_fairy_red_2Empiezo a creer, que como decía Anne Shirley, uno no persigue la aventura, sino que la aventura lo encuentra a uno. Y generalmente esto ocurre cuando uno menos aventuras espera.

“Comienza por el principio, luego continúa hasta que llegues al final y ahí, te callas”- El Sombrerero . Alicia en el país de las maravillas.

Cuando salí de San Luis, el domingo pasado a la tarde, no me imaginaba todo lo que iba a pasar. O todo lo que iba a vivir. Admito que me hacía algo de ilusión estar cerca de un puerto, aunque más no sea de agua dulce, para el día de Iemanjá.

Después de un  horroroso viaje de aproximadamente 13 hs, en un micro que paró en cuanto pueblo se le cruzó y de haber sido sometida a una eterna sesión de kickboxing, con más de kick que de boxing, por una adorable criaturita de 3 años (que me hizo reconsiderar seriamente la maternidad), llegué a Retiro.

Retiro, de retiro no tiene nada!! Es un hormiguero. Gente sube, gente baja, gente entra, gente sale, gente marea…

Armada con la esperanza totalmente irracional que me dieron los palos borrachos en flor, que vi por el camino, salí de la terminal y me puse a deambular por la capital. Que me perdonen los adoradores de la gran ciudad, pero francamente, ni en pedo me voy a vivir a un lugar así, se me asfixia el alma.

Y así, caminando, caminando, sintiéndome pequeña, inexperta, insignificante, desorientada, perdida e infeliz, comencé mi aventura en capital. Paseé por la avenida del Libertador, llegué al Obelisco y hasta pasé pro “Il Gato”, y recordé los ravioles en masacote de 1993.  Sin embargo seguía sin encontrarme. Tal vez sea cierto eso, de que hay que perderse para poder dar con uno mismo… nunca se sabe.

Hay bellísimas plazas desiertas, y autos, autos y más autos. Hay flores, hay plantas y hay olores, que no se perciben. Hay rostros, necesidades, miradas, que se pierden sin destinatario aparente… Creo que eso me causó un poco de tristeza.

Y así andando, me encontré con una manifestación y ese inconfundible olor a goma quemada… La revolución de lo que nunca cambia. Tal vez habría que buscar nuevos métodos para lograr cambios… Tal vez.

Hice todo lo que tenía para hacer, y a las 17 hs, ya habiendo terminado todo, andaba por el mundo como bola sin manija, uno diría sin propósito y mareada como perro en cancha de bochas…  Sentía la necesidad de AGUA… de NATURALEZA… y de SILENCIO.

Supongo que tengo que agradecer a mi galáctica-uraniana interior por no haber sucumbido ante la influencia plutoniana, de sentarme en algún cordón de alguna vereda a llorar a los gritos, como me sentí impulsada a hacer. Y una parte de mí, se reía de mi misma… Sí, hasta en mis peores momentos puedo ser sarcástica conmigo misma.

Mientras decidía no viajar esa noche y pensaba dónde quedarme, una  amiga, bruja y plutoniana renegada me envía un sms diciéndome que iba a mi encuentro. Creo que la noticia me levantó un poco el espíritu. Pero para ese momento estaba totalmente desanimada, cansada y lo único que quería era llegar a un lugar donde sólo pudiese oir  grillos.

Entre charlas, tarots y jugos, pasamos un ratito agradable  y me ofreció alojarme en su casa. Así que, partimos… No hacia su casa.

Y se hizo la luz.. digo el agua!!

El lunes, era el día de Iemanjá. Y ganas no faltaban de inventar algún ritualito para honrar a la Madre del mar.  Y así en medio de una extraña combinación atmosférica partimos hacia Tigre.

Tigre es un lugar de ensueño, visto de noche, imagino que de día debe ser imponente… Tigre bajo la lluvia es mágico. Y si bien a la plutoniana no le gusta la lluvia, sin lluvia el perfume de las plantas de la zona, no se hubiera presentado con tanta fuerza…

Iemanjá nos dio su bendición en forma de lluvia tibia. Y nosotras le debemos una ofrenda.

La bendición del agua me volvió a la vida… como siempre, mi elemento salió al rescate.

La Madre del Mar, washed away todos mis problemas – la frase en inglés expresa mejor lo que quiero decir.

Yo me pregunto

De vuelta en casa me puse a estudiar, el sábado es el TOEFL y entre las estrategias para cada punto la sugerencia general parece ser… “pregúntese tal o cual cosa”…

Y medio me siento como Alicia en el País de las Maravillas, yo me pregunto qué pasará si… Yo me pregunto si conseguiré el objetivo que me planteé… Yo me pregunto…… tantas cosas yo me pregunto.

Y me pregunto… tantas otras cosas que ni sé cómo poner en palabras… Tal vez no las haya…

Tal vez, para descubrir las respuestas, el tiempo tenga que mostrarme los caminos y los destinos y, quién sabe, a lo mejor entonces, yo deje de preguntarme y comience a responderme…o quizás, no haga falta responder, sino seguir escuchando.

Como decía Anne, entonces llegaré a un nuevo recodo en el camino, y veré a dónde conduce. Mientras tanto… Este es un resumen de muchas cosas. Y una serie de interrogantes para muchas otras.

Confesiones, pensamientos

Mirá lo que encontré (Sediciosa!!)

Hoy haciendo un poco de orden en mis papeles y tirando los recuerdos (que no quiero recordar) encontré una caja de cartitas de mis compañeros/as de colegios e institutos. Tarjetas de felicitaciones por los cumpleaños, navidades, años nuevos, días del amigo y por el simple hecho de mantener “correo express”  al decir de una de las remitentes.

Releyendo esas cartitas, me preguntaba cómo hice para permitirles seguir vivas (arpías perversassssssssssssssssssssssss)….

Y entre el papelerío, mis dibujos de cuando tenía ocho años, cuentos que escribí, y otras cosas perdidas por ahí apareció esto:

 Himno a 4to año 

I

Sos lo que nos une y nos sostiene

es en vos la ilusión de cada día.

sos el camino de nuestras huellas.

Estribillo

Esto es parte de la vida

La alegría de crecer y la gloria del poder

el recuerdo del ayer, el mañana, una ilusión

Todas podemos levantar

las paredes de la unión,

La base de crecer, un sueño, un ideal

II

Juntas nos dimos todo

en la alegría y el dolor

Aprendimos el valor de una sonrisa,

de una lágrima compartida.

Estribillo

Esto es parte de la vida

La alegría de crecer y la gloria del poder

el recuerdo del ayer, el mañana, una ilusión

Todas podemos levantar

las paredes de la unión,

La base de crecer,

un alivio, un ideal 

 

un sueño que creció, cada día junto a tí…

¿te acordás? jajaja… fue un húmedo y divertido momento… a veces, extraño ese mundito que teníamos en rebelión…¿vos no?

Confesiones, pensamientos, Reflexiones

“El fin sin fin”

Hoy tomo como título, el título de un capítulo de “El niño envuelto” De Elsa Isabel Bornemann. Porque este post, hace referencia a finales y principios.

Cuando comenzó el año pensé que tal vez sería un pésimo año. Y debo reconocer, que, por mucho, este ha sido el mejor año de mi vida hasta ahora.

Si hoy debo hacer un balance para ver qué trajo y qué se llevó el 2008… y en qué condiciones comenzaré el 2009 puedo decir que:

  • Se está llevando conductas aprendidas que frenan mi avance hacia lo que debo ser.
  • Se llevó amistades y relaciones que no conducían a nada más que la frustración.
  • Se llevó muchos miedos y muchas inseguridades.
  • Se está llevando los no puedo, no soy capaz.
  • Me trajo un nuevo espejo para ver mi alma.
  • Me dejó el reencuentro con mi alma.
  • Me mostró el camino hacia mi misma
  • Me trajo el valor para arriesgar todo por aquello que deseo.
  • Me regaló amistades nuevas muy valiosas
  • Me devolvió amistades que la distancia, el tiempo y las elecciones pasadas se habían llevado.
  • Me regaló una nueva visión y me dio la oportunidad de probarla
  • Me dio la seguridad de que si sigo lo que dicta mi corazón, el resultado SIEMPRE será el mejor posible.

Siempre veo el final del año con más ganancias que pérdidas. No he analizado las pérdidas, pero creo que lo que he perdido este año, así sea para siempre o por un tiempo, hasta que eso esté listo para mi o yo para eso, es lo que debía perder para crecer. Para volar, para ser el viento que abre y cierra puertas…

Y este es un fin sin fin… porque algo termina, dando inicio a otra cosa, con más experiencias, con más sabiduría (Quizás) con más alegría, con más amor y con más ganas que nunca…

Así que… en el fin sin fin de una tormenta sin fin, miramos hacia atrás con la sonrisa de quien ha disfrutado la experiencia, y hacia adelante con ojos esperanzados en un futuro que aún no llega pero que promete cosas increíbles.

Y es probable, que este sólo sea el inicio de un enorme número de “mejores años de mi vida”.

Mi visión del mundo, pensamientos, Reflexiones, Trágicas historias

¿Cómo lo etiquetamos?

En estos últimos días, las charlas sobre estado civil y cambio de estado civil se han sucedido como “cosa ‘e mandinga”. Y a raiz de un “¿Y si te digo que no quiero?” me di cuenta de lo condicionados que estamos con las etiquetas como sociedad.

¿Será tal vez esa extraña sincronicidad que se muestra en el universo para aclararnos el panorama? o No sé, esa sensación de que sin etiqueta no podés andar…

¿listo para ser etiquetado?
¿listo para ser etiquetado?

 

Cuestión… Alguien me sugirió “y si no quiere entender, que te vea acaramelada con otro”. Y me hirvió la sangre. Me pregunto y ahora les tiro la pregunta ¿qué no alcanza con un NO? porqué para que se entienda un NO hay que mostrar que el si lo tiene otro. ¿Por qué no podemos decir NO porque ahora no queremos?

¿Tan peligrosa, impensable, imposible, improbable, inaceptable es una mujer libre que no puede decir que no a menos que haya alguien que ya tenga el sí a su lado? Y caigo en la cuenta que estas respuestas que a mi me ponen de mal humor, son exactamente las que nos vienen enseñando de chiquitos. La mujer, es es complemento del hombre. Sola por sí misma, no debe existir, siempre tiene que estar acompañando a alguien.

Ahora yo pregunto… bajo esta luz, uno podría decir que amor es lo mismo que matrimonio, o que una viiuda es alguien que ya no sirve para acompañar a nadie o que una soltera, si no tiene novio, pareja o “una alegría” del dominio público, equivale a una solterona.

Y de verdad ¿somos felices cuando nos etiquetamos? Yo no, a mi las etiquetas no me dicen nada, no me definen. Yo no me defino por estar sola o ser sola, o por estar casada o ser casada, me defino por mis acciones. No me da felicidad cambiarme el rótulo de soltera a de novia, me da felicidad encontrar a alguien con la misma armonía en el alma que tengo yo.. y con quien compartir sueños y proyectos.

Ahora, si no lo encuentro o si los que se me ofrecen no me gustan ¿tengo que mostrarme con alguien más, aunque sea mentira, para que entiendan que NO es NO?  Yo creo que no. Creo que un No porque no quiero, porque no sos lo que yo quiero, porque no te puedo hacer feliz, porque a tu lado no sería capaz de ser yo misma, debe ser tan bueno como que un hombre te pase por al lado y diga, no, no me gusta.

Tal vez, en un mundo equitativo, haya eso. La posibilidad de espetarle un NO a alguien y que ese NO sea tan válido proveniendo de alguien que está sola, como el de alguien que está con otra persona.

Confesiones, Mi visión del mundo, pensamientos, poesía

¿Y si te digo que no quiero?

¿Y si te digo que ya no quiero seguir el camino pactado

y que quiero empezar uno nuevo?

¿Y si te digo que ya no quiero seguir esquivando galgos?

¡Quiero que ya no me los largues!

¿Y si te digo que ya no tengo ganas de abrir el paraguas

cuando a vos te da por escupirme tus deseos?

Quiero empaparme de la vida que yo elegí.

Eso quiero.

¿Y si te digo que no quiero nada que no sea amistad?

¿Y si te digo que no quiero seguir intentando descifrar actitudes?

Quiero conocer realidades.

Quiero saber a qué atenerme,

para seguir no queriendo lo que ya sé que no quiero

y quiero que te quede claro…

¿Y si te digo que no quiero?…

¿querrás entender?

pensamientos

Brotecitos

Me gusta observar los brotes de las plantas. No sé, me tranquiliza, me da placer y me alegra.

Desde el balcón de casa, puedo ver como brota el paraiso (al que en poco tiempo odiaré porque me irrita la nariz en forma). Y ver esos puñaditos de hojitas amontonadas de color verde intenso me produce esa sensación que todo está como debe estar.

Y no sólo veo los brotes de paraíso, también veo las primeras fresias, esos botoncitos, en el caso de mi maceta amarillos, comenzando a abrirse y a recibir la luz, el aire, a la vez que van entregando su alma.

Los brotecitos tienen esa magia oculta de lo nuevo, lo que nace, lo que se inicia. Tienen olor a fresco, a impoluto, a libre, a sin condicionamientos.

Un brote es un manojo de posibilidades, cuando no sabemos de qué brote se trata. Puede ser una flor muy hermosa, o un enorme y cobijante árbol, o una planta medicinal, o alimento, o una planta perfumada, o tal vez algo con espinas, o una fuente de veneno… Tiene tantas posibilidades como las personas, como nuestras vidas.

Como sea, los brotes también traen a la mente loque se aproxima, la primavera, una nueva vida, un nuevo tiempo, tal vez nuevos caminos…

Confesiones, Filosofías de canguro, pensamientos, Trágicas historias

Instantáneas

Podría hablar de algunas cosas o de miles de cosas. Y elijo la multiplicidad. Si me preguntan el motivo, no hay uno visible, simplemente que hoy paso de un tema a otro como mariposa que va de una flor a la otra.

La instantánea es esa foto que se toma en un instante preciso, no hay preparación, simplemente pasa. Es como algunas ideas y sensaciones. Duran un instante y nada más.

Sigo preguntándome cómo va la arriesgada que tomaste. Supongo que bien. ¿Vas a seguir arriesgándote? o si las cosas fallan ¿vas a volver a encadenarte al destino que no te corresponde? Espero que sigan los riesgos… (La Kamikaze)

Los sueños inconexos en apariencia siguen persiguiéndome… Será cuestión de seguir anotando hasta encontrarles sentido. Por lo pronto, a cualquier intruso, se lo sacará a flechazo limpio… y no es sólo una advertencia…

Me ha pintado la cocina oriental… ¿será una fase? ¡¡Eso espero!!

A veces cuando voy por la calle me encuentro mirando ansiosamente cuanta florcita amarilla se me cruza por el camino… al razonarlo, me doy cuenta: ando buscando retama en flor…

Estoy considerando seriamente pedir un préstamo para comprar una casa… Hoy vi una que me gustó, aunque parece demasiado grande para una sola persona. Y la cuestión será ¿me prestará un  banco lo que necesite para comprar y poner a punto esa propiedad? Tengo mis dudas, de todos modos, el martes averiguo…

Sensei no me retó por mi desprolijidad… ¿estaré volviéndome prolija? … Naaaaa, eso es físicamente imposible.

Envidio a Phelps… Probablemente envidie más a su pareja.

Mejor me dejo de desvariar por acá… Hora de volver a la realidad, terminar deberes y dejar de c…. de frío.

conclusiones, Confesiones, Historias en el aire, Los tiempos CAMBIAN, Mi visión del mundo, pensamientos, preguntas ¿con respuesta?, Reflexiones

Dejarse fluir, … o no…

Tal vez las reapariciones de gente que era parte de una etapa perdida, o el haber tomado las riendas de mi destino haciendo una frenada brusca me lleva a este tipo de reflexiones.

Nunca se sabe, la cuestión es que, si bien debería estar estudiando, estoy dando rienda suelta a mi ansiedad, con cualquier actividad menos la lógica para aprobar un examen…

Y el tema de hoy es: dejarse fluir, dejarse llevar, o parar el carro y pensar hacia dónde vamos y emprender marcha en ESA dirección.

La vida no es algo estático siempre cambia, y lo que, nos guste o no, hay que aceptar, es que esos cambios no siempre dependen exclusivamente de nosotros.

Cuando todo lo que diste por sentado se derrumbó, quedarse bajo los escombros, es una opción, la otra es sacudirse el polvo, ver qué podés rescatar y empezar a construir de nuevo. O simplemente, levantarse, dejar que el viento se lleve el polvo y caminar en otra dirección.

Cuando la sucesión de cambios es continua, hay que empezar a cambiar puntos de vista, adaptar la mente y el corazón a lo que pasa para tratar de salir lo más entero posible. Y ¿hasta que punto salimos enteros? ¿Salimos como nos encontraron las circunstancias en primer lugar?

Y ¿qué pasa cuando las circunstancias planeadas por dos, son cambiadas, sin previo aviso por uno solo? ¿Cuál o cuáles son las reacciones?

Y ahí aparecen las máscaras. Que no son otra cosa que un mecanismo de defensa.

Nos defendemos contra las circunstancias. La aparente calma o el estoicismo con el que aceptamos las situaciones, nos sorprende a nosotros mismos. Pero en simultáneo, convertimos la ansiedad que nos provoca este cambio involuntario, en un afán diferente.  No sé, tal vez, dejamos de lado un proyecto conjunto y comenzamos a proyectar sobre nuestro cuerpo, comenzás dieta, gimnasio, planeás piercings y tattoos… O sobre los proyectos mismos.

Retomás caminos que suspendiste, y ocultás la frustración de un sueño conjunto, que acariciabas y atesorabas, con sueños individuales que te son igual de caros, pero que al aparecer ese par se convirtieron en vacíos o secundarios.

Y ahí empezás a plantearte si debés fluir con los acontecimientos o, debés empezar a analizar qué querés, dónde estás parado y hacia dónde querés llegar.

Quien dijo que ser adulto es complicado, sólo miraba la punta del iceberg.

¿A quién no se le ha derrumbado un castillo en el aire encima alguna vez? Y cómo sale adelante. Definitivamente eso de que “un clavo saca otro clavo” es una boludez. Quien lo dijo quiso simplificar las cosas, porque mientras intentás entender al nuevo clavo, las comparaciones con el anterior, son inevitables.

Y no hablo sólo de relaciones, también de vidas. Cuando te cambia la vida de un momento a otro, es imposible no comparar la vida que tenías con la torre de bloques amontonados a la criolla que te quedó en frente. Y ahí comenzamos a analizar qué onda.

Podemos quedarnos paralizados mirando hacia adelante como pasmados… atontados, perdidos, y dejar que las circunstancias nos arrastren. Caso típico de “víctimas de las circunstancias”. La elección es no elegir.

Podemos darnos un tiempo para ver cómo reaccionar. Llorar, negarnos a ver, patalear, hasta finalmente, y muy desgastados, resentidos y doloridos, asumir la situación y empezar a ver cómo emparchar.

O podemos simple y llanamente, hacer frente a la situación, con armas o sin ellas, con caparazón o sin ella… Mirar lo que quedó, rescatar mucho, poquito o nada y ver hacia dónde queremos ir.

Cuando te derrumban la torre, es cuando comenzás a ver que hay más posibilidades… y el tema real estará entonces, no en lamentarse por la pila de piedra, que a la larga es lastre, sino, apreciar las nuevas elecciones ante nosotros.

Y luego la gran pregunta será ¿nos dejaremos fluir? ¿o no?…

pensamientos, Reflexiones

El espejo de los deseos

Y de pronto me vi reflejada en los ojos de mi reflejo. Vi la lucecita que se forma cuando la luz llega a mis pupilas.  Y como tantas otras veces giré esa perilla que me hace ver más allá.

Miré mis deseos, e hice limpieza general.

¡Era hora!

  • Deseo de ser música, a la caja de deseos para regalar.
  • Deseo de ser bailarina: misma caja.
  • Deseo de hacer de mi vida algo especial, enmarcado y colgado arriba del “mapa del tesoro”.
  • Deseo de viajar por el mundo, al mapa del tesoro.
  • Deseo de ser feliz, al blanco de la arquera.
  • Deseo de pintar con palabras, al mapa del tesoro.
  • Mapa del tesoro, frente a mi.
  • Arco, flechas en mi mano.

Vi también, deseos que se materializaban a mi alrededor. Pequeños y grandes logros, que por destino o por arduo trabajo, se iban volviendo verdad.

Ya no le pido deseos al espíritu del “Pozo de los deseos”. El no puede cumplírmelos. La única que tiene el poder para realizar mis deseos, soy yo.

Los tiempos CAMBIAN, pensamientos, Trágicas historias

Truth or dare

Entonces hubo un momento en el cual hubo que pasar una prueba… o patearla para después…

Hubo un momento en el que todas las resoluciones se hicieron difusas y quedaron los latidos aturdiendo al alma.

Sin embargo, una pequeña labor hogareña me recordó la meta. Una mirada a la bolsa de “cuadraditos” tejidos, de esa colcha que pienso tener en mi hogar. Ahí perdido entre los bosques…

Y luego la imagen de esas damitas de kimonos, me trajeron a la realidad.

En el momento de la verdad, la única verdad era mirar hacia adelante, aunque hubiera un ancla que tirase hacia atrás.

I Dare to live as I choose. Y dejo atrás las voces que ahogaron mi voz. Se despliegan las alas, y aunque aletear duela, levanto vuelo y sigo hacia donde tengo que estar.

Sigo tejiendo el tapiz de mi vida, y confío en que la memoria de esos rasguños del pasado me muestre hacia dónde quiero ir. Y por qué los latidos no me conducen a mi alma.

Y la verdad es que, va a ser más difícil… Es fácil vencer al enemigo invisible, pero qué complicado se vuelve quitarse la piel para seguir hacia donde uno sabe que debe ir, sin importar lo que haya que atreverse a dejar atrás.

amistad., animales de poder, pensamientos, Pequeñas Historias

Relaciones (no) humanas

Uno de los días más felices que recuerdo fue cuando recibí a mi perra “Tapita”. No era perro de raza, ni era un enorme oso ladrador. Era una perrita “marca perro” diría mamá, color marrón, ojitos brillantes negros y muy expresivos. Y desde que llegó llenó todo con sus ladridos y chilliditos.

No recuerdo cuántos años tendría yo, creo que 7 u 8 y ella se convirtió en mi compañera de juegos oficial. Sí, tenía amigos y amigas, pero el lazo con mi perra era diferente.

Mi perra corría conmigo por encima de los sillones (zona prohibida) jugaba a la pelota, le ladraba a mis patines, se ponía celosa de las muñecas, compartía galletitas, y por sobre todas las cosas, padecía el mismo terror que yo a las tormentas.

Con el tiempo, fuimos creciendo, ambas. Yo me volví adolescente y ella viejita. Juro que nada me daba más placer que escuchar sus ladridos de bienvenida  desde la esquina al regresar del colegio. Mis compañeras se reían, pero ellas, que también tenían mascotas, entendían cómo era.

Y así como llegó. Se fue. Ya tenía 11 años y fue su terror por las tormentas y su odio por los gatos lo que la mató. Se cruzó desorientada y la atropelló un colectivo.

Siempre que muere una mascota decimos “no quiero más mascotas” hasta que aparece otro animalito con carita tierna y ojitos de “necesito que me cuides y me mimes” en nuestras vidas, y comienza el ciclo otra vez.

Siempre digo que hay que aprender de los animales. Ellos sin una palabra, te cambian el ánimo. Pegándote el hocico a la mano, te dicen “acá estoy”. Trayéndote sus juguetes, te piden que te olvides de los problemas y juegues, y sabés, que viéndolos disfrutar, a vos también te da alegría.

Porque más allá de no ser humanos. Son unos seres increíbles, llenos de lecciones para cada uno. Aprendemos a cuidarlos, a quererlos, a compartir, a pensar en otros y no en nosotros mismos. A entregarnos y a confiar ciegamente.

Son estas relaciones (no) humanas, las que también le dan tintes diferentes a nuestras vidas.

pensamientos

Reí desde el alma, sonreí con el alma

https://i0.wp.com/www.sabiask.com/images/ciencia/carcajada.jpg

Dejá que la alegría genuina se apropie de tu vida.

Independientemente de lo mal o terriblemente trastornadas que estén las cosas.

Dejá que el espíritu de lo salvaje vibre adentro. Reíte desde el alma, que el alma te lo va a agradecer. Que esa sonrisa que no podés disimular se convierta en carcajada y que la alegría que sentís que te desborda se libere.

Reí, cantá, bailá, aplaudí… Es la energía que querés atraer, la energía de lo salvaje.

Hacer travesuras, bromas, cosquillas.

Reirte con sólo mirar a los otros.

Contagiales una carcajada. Pegales una sonrisa

Sonreíles con el alma.

Sonreíte con el alma.

Dejá que ese lado que tan poco mostrás se manifieste.

Reite con ganas. No te tapes la boca, que se vean los dientes que para eso están, además de para masticar.

Encontrá en tu ser cosas para sonreir, para reír. Seguro que algo hay.

Y el alma se va a purificar.

pensamientos

Almas Gemelas

Un comentario en el blog de brujas me llevó a segir un camino de enlaces que me llevaron a querer a escribir este post.

El Alma Gemela. ¿Cuántas veces hemos escuchado hablar de ellas? ¿leyendas? “Busco mi alma gemela”… Y la gran pregunta es ¿qué es un alma gemela?

La “otra mitad”, la “media naranja” (como si cuando nos encontramos con una naranja partida al medio no le quitamos la parte que ha estado al aire porque se secó o si hay moscas alrededor!!!).

Partamos desde el principio.

Todos somos energía, energía en diferentes formas. Y claro nuestras almas también son energía. Y como la energía no es estática, sino que cambia, se mueve, se transforma, nuestras almas vibran, cada una con su frecuencia. (Eso dicen que se ve en el aura -tema que se discutirá después).

A continuación pego algunas concepciones de ALMA GEMELA


El Alma el principio Vital es la inspiracion de la vida. En la Biblia, la palabra alma significavida, sangre. El alma es el propio intelecto del hombre, es el eslabón que une la materia con el espíritu, es nuestra parte intrínseca que sobrevive a la muerte física.

En el alma se queda almacenado todo nuestro bagaje de información, sentimientos y emociones. Ahí reside nuestra experiencia de vida, y viaja con nosotros en cada reencarnación que tenemos hasta que logramos alcanzar la perfección. La evolución es una tarea individual.

La mente es una energía que trabaja dentro de las limitaciones del cerebro. El alma alcanza dimensiones extraordinarias,
proporcionales a su desenvolvimiento, pero a si vez depende de nosotros mismos.

Las almas gemelas son creación de Dios, Él le dio una forma circular como la de una esfera y la dividió en dos partes, colocando cada parte en un cuerpo diferente. Deberían evolucionar cada una a través de vidas separadas. Así nacieron las almas gemelas, ese es el concepto  de su existencia y la razón del por qué están  separadas.

El hombre es Yang y la mujer es Ying. En esta verdad reside todo concepto de las almas gemelas. Son dos partes de un mismo todo, dividido en porciones masculina y femenina. Son dos polaridades que juntas forman una sola.


El alma gemela es algo diferente, es nuestra otra mitad.

En el origen, éramos entidades únicas, chispas de la Divinidad. Ante el Creador, acordamos descender al plano de la tercera dimensión a continuar la Obra Creativa, cumpliendo una Misión Conjunta. Dado que el mundo que conocemos es el reino de la dualidad, tuvimos que dividirnos en dos mitades. El plan consistía en vivir vidas separadas y cumplir funciones diferentes, hasta que -habiendo experimentado todas las formas de nuestras cualidades únicas a través de distintas encarnaciones y recuperado nuestro recuerdo de quien somos en realidad- estuviéramos preparados para el reencuentro. Una vez logrado éste, podríamos cumplir nuestra Misión Conjunta.

Puede estar encarnado o no, pero siempre que aparece en nuestra vida es para mostrarnos los aspectos elevados de nuestra alma y el camino hacia el cual dirigirnos para seguir creciendo. Nos acerca a nuestro propósito elevado.

Tenemos muchos compañeros de alma pero una sola alma gemela.

Lo que se siente cuando uno se encuentra con esta persona es algo que no se puede describir con palabras. Es un amor mas allá de toda dimensión.

A lo largo de la vida, van apareciendo distintos maestros que nos recuerdan que existe un alma gemela que encontrar (por ejemplo, personas que nos hablan del tema, libros que leemos, conferencias sobre el tema). Pero para que el recuerdo de quien es quien pueda resonar en nosotros y la unión se pueda producir, es preciso estar al mismo nivel de evolución.

Una vez que nos reunamos con el alma gemela, podremos viajar a otras galaxias, experimentar otras formas de vida o simplemente regresar flotando hasta el Centro de la Fuente de Creación.

Para que aparezca, hay que llamarlo. En lo posible a diario. Es un permiso que le damos para que se acerque. Puedes utilizar la Invocación propuesta en la segunda parte de este artículo.

Si creemos estar ante nuestra alma gemela y la persona no parece darse cuenta o nos rechaza, debemos entregar la situación al Universo. Lo mas probable es que ocurra alguna de las siguientes alternativas: a) la persona cambia su actitud hacia nosotros, se acerca, cambia. b) aparece otra persona con las cualidades necesarias para este tipo de vínculo.

Si tu alma gemela no ha aparecido aun, no tienes que preocuparte. Cada persona con la que te vincules es un maestro en el gran aprendizaje del amor. Trata de aprovechar al máximo cada encuentro personal y estarás mas y mas cerca de tu alma gemela. Si esta no ha aparecido es una señal de que todavía tienes mucha estructura que transformar en tu vida.

Y mi favorita, del libro Anam Cara de sabiduría celta:

El Anam cara

La tradición celta posee una hermosa concepción del amor y la amistad. Una de sus ideas fascinantes es la del amor del alma, que en gaélico antiguo es anam cara, «Anam» signi­fica «alma» en gaélico, y «cara» es «amistad». De manera que «anam-cara» en el mundo celta es el «amigo espiritual». En la iglesia celta primitiva se llamaba anam cara a un maestro, compañero o guía espiritual. Al principio era un confesor» a quien uno revelaba lo más íntimo y oculto de su vida. Al anam cara se le podía revelar el yo interior, la mente y el co­razón. Esta amistad era un acto de reconocimiento y arrai­go. Cuando uno tenía un anam cara, esa amistad trascen­día las convenciones, la moral y las categorías. Uno estaba unido de manera antigua y eterna con el amigo espiritual. Esta concepción celta no imponía al alma limitaciones de espacio ni tiempo. El alma no conoce jaulas. Es una luz divina que penetra en ti y en tu otro. Este nexo despertaba y fomenta­ba una camaradería profunda y especial. Juan Casiano dice en sus Colaciones que este vínculo entre amigos es indisolu­ble: «Esto, digo, es lo que no puede romper ningún azar, lo que no puede cortar ni destruir ninguna porción de tiem­po o de espacio; ni siquiera la muerte puede dividirlo».

En la vida todos tienen necesidad de un anam cara, un «amigo espiritual». En este amor eres comprendido tal como eres, sin máscaras ni pretensiones. El amor permite que nazca la comprensión, y ésta es un tesoro invalorable. Allí donde te comprenden está tu casa. La comprensión nutre la pertenencia y el arraigo. Sentirte comprendido es sentirte libre para proyectar tu yo sobre la confianza y protección del alma del otro. Pablo Neruda describe este reco­nocimiento en un bello verso: «Eres como nadie porque te amo». Este arte del amor revela la identidad especial y sa­grada de la otra persona. El amor es la única luz que puede leer realmente la firma secreta de la individualidad y el alma del otro. En el mundo original, sólo el amor es sabio, sólo él puede descifrar la identidad y el destino.

El anam cara es un don de Dios. La amistad es la natu­raleza de Dios. La idea cristiana de Dios como Trinidad es la más sublime expresión de la alteridad y la intimidad, un intercambio eterno de amistad. Esta perspectiva pone al descubierto el bello cumplimiento del anhelo de inmorta­lidad que palpitaba en las palabras de Jesús: «Os llamo amigos». Jesús, como hijo de Dios, es el primer Otro del universo; es el prisma de toda diferencia. Es el anam cara se­creto de todos los individuos. Con su amistad penetramos en la tierna belleza y en los afectos de la Trinidad. Al abra­zar esta amistad eterna nos atrevemos a ser libres. En toda la espiritualidad celta hay un hermoso motivo trinitario. Esta breve invocación lo refleja:

Los Tres Sacrosantos mi fortaleza son, que vengan y rodeen mi casa y mi fogón.

Por consiguiente, el amor no es sentimental. Por el contrario, es la forma más real y creativa de la presencia humana. El amor es el umbral donde lo divino y la presen­cia humana fluyen y refluyen hacia el otro.

TAmbién hay leyendas sobre almas gemelas. Aquí las tienen.

Los taoístas cuentan que en el principio del tiempo, el Espíritu y la Materia se trabaron en combate mortal. Finalmente, el Espíritu triunfó y la materia fue condenada a vivir para siempre en el interior de la Tierra.
Antes de que esto sucediera, sin embargo, su cabeza golpeó en el firmamento y dejó el cielo estrellado reducido a pedazos.La diosa Niuka salió del mar, resplandeciente en su armadura de fuego; hirviendo los colores del arco iris en un caldero pudo colocar otra vez las estrellas en su lugar. Pero no consiguió encontrar dos pequeños pedazos y el firmamento quedó incompleto. Según los taoístas, ahí comienza la dualidad del amor: siempre existe un alma que recorre la Tierra en busca de su Otra Parte para que ambas puedan colocarse en el pedacito vacío del cielo y, de esta manera, completar la Creación.

Otra leyenda:

Dios creó un TODO y lo llenó de vida; luego lo dividió en dos y cada una de esas dos partes reencarnó en dos seres diferentes. Deberían evolucionar cada una a través de vidas separadas. Así nacieron las almas gemelas, ese es el concepto de su existencia y la razón del por qué están separadas.

Sin embargo, aunque nacemos en cuerpos diferentes, la unión de esas almas no termina jamás y a través de muchas reencarnaciones estaremos juntos, cada una en un escenario diferente, viviendo vidas paralelas, con las mismas experiencias, pero no nos reconocemos desde el primer instante porque falta evolución y por eso necesitamos de otras relaciones. Pero el reencuentro al final, es inevitable.

Las almas gemelas tienen los mismos intereses, su atracción no es sólo física o sexual y la ternura ocupa sus instantes y sus miradas. Ese amor trasciende la edad, la materia, la raza, el credo, las distancias. Al verse, sienten una infinita necesidad de abrazarse y besarse y expandir las energías de sus corazones. Ambas desean crecer espiritual e intelectualmente, se incentivan mutuamente por ese crecimiento personal, no existe entre ellas el egoísmo ni la individualidad y tienen el deseo, aunque inconsciente, de llevar a cabo su misión juntos.

Se complementan en todos los sentidos… ¡casi piensan lo mismo! Se aceptan, se respetan, hacen planes para el futuro, se quieren como son. Si se pelean parecen marchitarse y buscarán rápidamente aclarar sus malentendidos, con humildad y generosidad el uno por el otro. Y su amor crecerá cada día más y más. Se dan cuenta que aunque separadas han estado buscándose siempre, ahora comprenden el por qué de la espera, por qué la alegría de vivir y por qué los corazones no se cerraron a la llegada del amor, nunca. Sus experiencias pasadas fueron la preparación para el reencuentro.

Las almas gemelas se atraen más fácilmente cuando los dos tienen buen humor, son activos, vivaces, conversan largamente, la música los transporta a su lugar original. Buscan el éxtasis y lo disfrutan. Hacer el amor es una experiencia que cobra un inusitado significado y en un indescriptible instante de esa unión, logran reconocer a través de sus ojos, el alma que estaban buscando y entonces.. ¡sabrás que esa es tu otra mitad!

Si estás esperando el amor verdadero debes activar ese reencuentro, manteniendo la fe en su llegada, tomando cada experiencia como un paso adelante, orando, llamándolo y bendiciendo a ese ser que aún no conoces pero esperas, él también estará esperando por ti. Cuando la soledad duele más, aparece al fin. Pueden pasar años, pero en el fondo de tu corazón, sabrás siempre que existe y cuando llega, el Planeta entero se confabula a favor de ese encuentro y comienzan a desencadenarse toda suerte de acontecimientos para que finalmente estén juntos.

Si aún no has encontrado tu alma gemela, no te afanes, aún no es hora, aguarda con fe. Y esperar con fe, es tener la absoluta certeza de que sucederá y que esta vez será para siempre… ¡será un amor eterno!

(Autor Desconocido)

  • Leyenda Celta

Para los celtas, dos seres que se aman profunda e incondicionalmente son aquella que nació de un alma única que se separaron por orden de las deidades celtas en los comienzos de la vida para así seguir dividiéndose y poblar al mundo de almas. Así, de un alma nacieron dos, de esas dos cuatro de esas cuatro dieciséis y así sucesivamente. A dos almas que nacieron de una, se las llaman “Almas gemelas”. Dice la leyenda, que las almas que se desprenden siente el dolor de desarraigo y la pena pues esas almas nacieron juntas y aprendieron a amarse: sin embargo esa pena no es en vano ya que las diosas de la vida celta les enseñan así a superar los escollos a lo largo de la historia  en la tierra  Cada alma separada aprende su camino por si sola y dependerá de él absorber las enseñanza más tarde o más temprano. Cuanto más aprenda, experimente y crezca un alma, más cerca de la divinidad estará, más cerca de Dios.

Pero también se cuenta, que las almas gemelas en cada vida que pasan por la tierra, se buscan para encontrarse y ver si aprendieron lo suficiente como para merecer vivir nuevamente juntas. A veces se encuentran efímeramente en un instante de una vida, casi desapercibidamente dejando enseñanzas para ambos que puede valorarse más adelante en cada una de sus vidas particulares. Otras se quedan unidas definitivamente siendo el estado ideal para las almas y en otras ocasiones pueden no encontrarse en una vida o en varias. Todo depende de lo que aprendió cada alma, pues todo sirve. Además, todo esto escapa de la conciencia del ser humano.

De todas maneras, para el celta existe una manera muy sutil de descubrir si encuentra a su alma gemela: Se dice que a los ojos del alma noble, del que sabe ver con amor, vislumbra una llama azulada violácea sobre el hombro izquierdo de su alma gemela, del lado del corazón. Solo verá esa llama en la persona de su alma gemela y no en ninguna otra y solo lo encontrará una sola vez en una vida.

Si bien se dicen miles de cosas respecto a esto del alma gemela, puedo dar fe (porque tuve la suertede conocer gente que dio con la suya), que existen. Eso sí (y disculpen que deje de lado todo el romanticísmo y la poesía) no se espere que me ponga “culo al “norte” a buscar la mía. Pero les deseo suerte a quienes estén en busca de la suya… 😉