elección


Las causalidades rigen nuestros destinos. Nada pasa porque sí. Todo tiene un motivo.
Mi vieja tiene una oración que dice “siempre hay un bien escondido, pido a Dios que se manifieste”… Tal vez su Dios cristiano le perimte verlo pronto, o tal vez no. Eso es cuestión de tiempo.
Cuando conocemos a alguien, hay “algo” de esa persona que nos llama. Eso es imperceptible. No nos sentimos precisamente atraídos por su belleza, o su inteligencia. A veces, aún sin cruzar palabra, sabemos que una persona tiene que estar en nuestras vidas.
Dicen que es porque hay almas, paquetes de almas que vienen conectadas de otras vidas, otras dimensiones, otras realidades, o de donde quieras. También dicen que las almas gemelas están destinadas a encontrarse, aunque yo creo que hay muchas almas gemelas en la vida de cada persona, y cada una de estas anam caras, viene con una lección para nosotros, y hasta un tiempo de caducidad.
Tal vez por eso elegimos hacer las cosas que hacemos. Y la palabra elegimos está escrita a propósito. Ninguna vida ocurre, sin el consentimiento, consciente o inconsciente de su protagonista. Podemos elegir por necesidad, por ambición, por amor, por derecho o por omisión, pero siempre ELEGIMOS.
Y así como elegimos, después tenemos que elegir cómo bancarnos las consecuencias de nuestras elecciones. Claro está, si somos lo suficientemente maduros. (Porque yo creo que nadie llega a ser lo suficientemente sabio jamás).
Una elección, en apariencia descuidada, por omisión, por ocio, a veces, nos conduce a gente con la cual el destino, la vida, el Dios cristiano, el Jehová de sus testigos, o la divinidad que se te cante, decidió que nos reuniéramos. Gente que no siempre esperamos en nuestras vidas, gente que trae sus experiencias a nuestras vidas… gente que busca nuestras experiencias en sus vidas.
Calculo que es un tiempo fuera de tiempo cuando dos almas que se reunieron azarosamente, se reconocen y eligen mantenerse cerca de alguna manera… Porque, como dijera Richard Bach en el título de uno de sus libros: NADA ES AZAR, todo está donde está, porque así tiene que ser, así tiene sentido, y así funciona.
Y para que funcione, alguna elección te llevó a buscar, y esa búsqueda te trajo a este rincón, rincón que es así por elección de la que suscribe y que cambia y se modifica a capricho de la misma.Tal vez, llegaste para quedarte, o sólo seas una mariposa más que se posa entre mis flores y parte con algunas cosas que te pudieron llegar a la mente (o al alma) a seguir buscando, a seguir eligiendo.
Y en definitiva, de eso se trata, yo elijo escribir esto ahora. Suena a un borrador, a una idea vaga, pero tal vez, la idea está completa, y yo no elegí mostrarla abiertamente, tal vez tu elección sea encontrar la idea y el sentido a lo que yo “azarosamente” estoy planteando aquí.
Y te comprometo a elegir… y pruebo mi punto.
Hasta la próxima elección.

2 Comentarios

  1. H a buenooooo, como refuto esta idea sentado en el sillon del desconforme?…
    Que todo sale como debe salir….mmm no se hay demasiadas calamidades por ahi sueltas como para afirmar eso,,pero tambien es cierto que no pasan muchas por mera casualidad.Busquemos una solucion al entuerto;: empezemos por considerar que nuestra existencia no da uicho lugar a grandes cambios…la vida es corta, los cambios son muy encasillados,si hasta nuestro habitat es una burbuja en un equilibrio especial, con temperaturas que varian muy poco con rerlacion a puntos de fusion ,nuestras caminatas , distan mucho de la lejania de una estrella,los tamaños , los colores, las acciones tambien estan comprendidas en un pequeño numero de variantes.Me viene a la mremoria Sabato explicando una y otra vez, que la humanidad sufre las mismas incertidumbres y pesares no importa la epoca.Entonces, puede ser que Dios o la naturaleza nos tiene cvomprendidos en su corralito de seguridad, que la puerta que se abre en la adversidad , no sea otra cosa que la almohada que premeditadamente se acerco a los pies del corral para evitarnos un golpe mayor, somos libres de saltar ,, pero hay un seguro ante la caida.
    Este concierto permite desafinar, pero el resto de la musica te acomoda o te tapa para evitar el fracaso.Y la vida y la muerte son una pareja bailando el vals del tiempo. Todo una sintonia,en la cual podemos elegir dentro de una gama preestablecida de cosas.
    Mira todo lo que me haces decir para no darte la razon de una jajaj
    un besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s