Entonces, baila

Moon_Dance
Su pecho se agitaba, el ritmo de su respiración era cada vez más fuerte. Sintió las palmas de las manos húmedas. Como cada vez que estaba nerviosa. Un sonido le indicó que la cortina se levantaba… Todo estaba a oscuras.
Su mente voló hacia aquel lugar… ese lugar lleno de emociones.
Sintió nuevamente el apretón de manos de mamá, percibió en el aire esa sonrisa que le decía “Adelante”… oyó la música que susurraba en su alma.
De pronto sintió el calor del reflector apuntándole a la cara. Con los ojos bajos, caminó hacia adelante. Hacia la marca.
La música comenzó a sonar. El cuerpo conocía de memoria la secuencia. La mente repetía la rutina. Sabía la técnica. Sintió el aire rodeándola a medida que se movía. Cada paso, cada vuelta era un movimiento acompasado con ese velo invisible… era envolverse en el aire, era sentir que el universo se desvanecía otra vez.
Mientras cada parte de su cuerpo se diluía en el aire, en el movimiento….
La música cesó. Se oyeron los aplausos. Percibió como la energía a su alrededor cambiaba.
Abandonó el escenario. Como siempre lo hacía, con un saludo hacia el público. Se sentía extraña cada vez que debía hacerlo. Era como si una parte de su alma hubiera quedado atrapada entre acordes y secuencias de movimiento. Como si su alma estuviera aún bailando bajo el reflector.
Regresó al camerino. Como siempre.
Había flores. Como después de cada función. Y tarjetas y regalos. Sabía que “Salomé” había hechizado a la audiencia… Pero “Salomé” tenía el alma hechizada. Y nadie lo notaba.
Con la mirada ausente salió del teatro. Por la puerta lateral. Como siempre. Llovía.
“Su paraguas, Señorita Luna. ” Ofreció el portero.
“Estoy bien así, Félix”. Respondió con una sonrisa ausente. Esa misma sonrisa ausente que la envolvía en un halo de misterio.
“Hasta mañana entonces, Señorita”. Respondió el corpulenteo hombre, preguntándose porqué siempre que salía del teatro, esa niña, parecía tan de otro mundo.
Ignorando completamente las cavilaciones del portero, “Salomé” sintió la llamada de la música del agua, del movimiento… Comenzó a danzar. No como en el escenario, no siguiendo una rutina coreografiada, sino libremente… Dejando que su cuerpo dirigiera el movimento… Dejándose poseer por el movimiento, la música y la lluvia.
Una persiana se bajó de golpe.
Una pareja dejó de besarse para observarla…
Totalmente ajena a ese mundo de ojos sorprendidos… Se quitó los rizos mojados de la cara… Giró con gracia, como si fuera una ondina… Como si fuera parte del agua.
Una parte de sí, parecía abrazarse con la otra mitad… Sentía que era amante de los sonidos, del aire que se deslizaba a su alrededor, o del agua que la rozaba y que la besaba en cada poro.
Un poeta miró la escena, entre sorprendido y maravillado, agradecido e inspirado… “Entonces Baila”, pensó. Y mirándola, viéndole el alma, comenzó a escribir una canción.

Les dejo de Yapa… la canción que me inspiró esta historia😉 me morí por ese violín.

7 Comentarios

  1. Como la puede la lluvia……debe estar contenta, por aqui no para.Se dio cuenta el misterioso juego que ejercen las gotitas cuando traspasando nuestra piel llegan justamente al corazon?
    Muchas gracias por la historia y la cancion,(todavia no averigue mas sobre el cantante),se dio cuenta que poco triempo nos queda para nosotros mismos en estos tiempos?
    un besito y siga escribiendo

  2. La lluvia es mi … cómo decirlo: disparador….
    Ahora NIEVA…
    Y la canción…. ahhhhhh Amo a Josh!!!!😉 Creo que es el único mortal de ése género que va a conseguir una declaración tan absoluta de mi parte en esta vida…
    En la que viene, nunca se sabe!!
    Un beso y me alegra que le gustara la historia porque ¿le gustó? jajajaj
    Besos de aguanieve

  3. Mi querida WITCHIE, que linda historia!!!!

    Como me gustaría poder bailar… ondear como una bandera con mi cuerpo… encantar a poetas y deslumbrar enamorados…!!!

    Pero los dioses me dieron dos pies izquierdos jajajaja. Ojo! Bailo igual! Me importo poco que parezca un pato en un lodazal!!! Pero qué lindo sería poder transmitir a los demás lo que siento cuando bailo… y sí, bailo sola… me gusta dejarme llevar mientras limpio en casa o bajo la lluvia…

    Y bueno! no se puede pedir todo! jajajaja

    La música no la pude escuchar porque en el trabajo no puedo, pero cuando llegue a casa voy a entrar a chusmear jejeje.

    Un beso enorme de ola polar!!!

  4. Querida Kami
    Cierto que no se puede pedir todo!!! Pero un espíritu de la naturaleza con dos pies izquierdos… que no se diga!!!!😉
    ¡Sería glorioso poder encantar al mundo con el arte de este espíritu danzarín! Sin embargo podemos encantar al mundo con la magia que poseemos cada uno dentro.
    Besos de copos de nieve para vos… y yo sigo delirando con Josh!

  5. Por fin encontre quien tiene mi pie izquierdo…..:)
    jjajaj,tendremos que coincidir en una operacion -canje….( lo malo es que ni con los correctos creo poder bailar),pero bueh,,, me quedo con el consuelo de bailar con la mirada.
    Bien , ME GUSTOOOOOOOOOO, pero ya sabe,, herede de mi padre , la inoportuna cualidad de criticar mas que alabar ,, pero no es tan malo,, usted quedese tranquila , que mis silencios gritan
    que va por buen camino.
    un besito alas dos

  6. No se preocupe Hefestito que me dí cuenta, por el “siga escribiendo” jajaja….
    Aleeeeeeeee: me alegra que te gustara la historia. Y sí… bailar es… como nadar… ser libre en el movimiento…
    Besos con algo de sol (no sé uds, pero yo me estoy muriendo de frío).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s