Postales del alma

flower-garden-01
Nuestra alma tiene tantos paisajes para mostrarnos. En ella están los castillos en el aire de nuestros sueños.
Las ruinas de aquellos proyectos y deseos truncos, los bosques de nuestros pensamientos y sentimientos, los lagos de nuestra memoria, las cascadas de nuestras emociones.
Cada sentimiento, cada sensación, deja su marca, como una imagen de una postal. Cuando el sol nos brilla en la vida, hay hermosos campos de flores, o pacíficas playas… Cuando las cosas se ponen difíciles, vemos desérticas situaciones, o precipicios, o túneles extremadamente largos y terriblemente oscuros.
A veces, podemos estar en medio de la tormenta, y somos capaces de percibir el arcoiris que se asoma después del temporal. Otras veces, podemos estar en un campo de flores, rodeados de luz y lo único que sabemos es que a nuestros pies hay un terrible precipicio listo para tragarnos.
Cada acción que emprendemos, mientras vamos viviendo se va convirtiendo en algo que transforma nuestros paisajes del alma. Supongo que todo es cuestión de empezar a ver qué elegimos hacer para modificar nuestros paisajes… Y como decía Trimegistos, “Como es arriba es abajo” y como es adentro será afuera ¿no?

3 Comentarios

  1. A mí hay un poema de Mario Benedetti que siempre me ha hecho pensar en las postales del alma:

    ESTADOS DE ÁNIMO

    Unas veces me siento
    como pobre colina
    y otras como montaña
    de cumbres repetidas.

    Unas veces me siento
    como un acantilado
    y en otras como un cielo
    azul pero lejano.

    A veces uno es
    manantial entre rocas
    y otras veces un árbol
    con las últimas hojas.
    Pero hoy me siento apenas
    como laguna insomne
    con un embarcadero
    ya sin embarcaciones
    una laguna verde
    inmóvil y paciente
    conforme con sus algas
    sus musgos y sus peces,
    sereno en mi confianza
    confiando en que una tarde
    te acerques y te mires,
    te mires al mirarme.

    No sé por qué, pero cuando lo leo, veo paisajes… paisajes del alma, como ud. bien dice mi estimada witchie.

    Don Hermes era un grande. Por algo fue el alquimista supremo…

    Un abrazo de Osesna para mi brujita adorada!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s