¡Salí del placard!

Ordenar el placard es una de esas actividades que nos dan mucho para pensar. Es una analogía física de lo que puede estar ocurriendo con nuestras almas y mentes.
En mi caso, el índice de órden de mi placard indica el estado de neurosis por el que puedo estar pasando… si está extremadamente ordenado, algo anda muy pero muy mal.
Generalmente en una casa estos “órdenes” se producen cuando ocurren los cambios de estación. Sacamos la ropa de invierno o la de verano y guardamos la de la estación que ya no está.
El resultado final incluye esa extraordinariamente fantástica sensación de haber puesto al “mundo en su sitio“… Y esa creencia de haber llevado a cabo una labor de gran importancia mundial.
Mientras cambiamos de lugar musculosas y poleras, vestidos y tapados, botas y sandalias, nuestra mente va ordenando pensamientos, gratos y no tanto, proyectos urgentes y delirios.
Es como si acomodar físicamente las cosas, hiciera que nuestro “inquilino” al decir de Mafalda, se ponga en campaña de hacer lo mismo con nuestras almas.
Curiosamente, como con tantas otras actividades, meternos en las profundidades del placard es como meternos en las profundidades de nuestras almas…. A veces, si pasamos mucho tiempo sin revisar, encontramos cosas no del todo agradables… Y, a veces, descubrimos cosas que ni sabíamos que estaban ahí y … hay que salir del placard, y soportar las consecuencias…
Tal vez, la próxima vez que ingresemos al placard, encontremos sorpresas agradables… o cosas inconclusas que nos hagan crecer o querer crecer.

3 Comentarios

  1. Ahhhh para bucear en mi alma el lugar ideal es mi mesa de luz y el maletín…… y ultimamente el mundo, ejemmm mi mundo no está muyyyy en su sitio….cómo era esa canción de The Beatles.. Need I need somebody help,when I was young…..
    Nena vos siempre haciendolo pensar a uno….. una vez tuve un ropero como el de Narnia!!! Un beso enorme… y por dió..salí del placard!!!!

  2. Debido a la actividad a la que me dedico, me es comun mediar con clientes y sus exigencias,y con respecto al mueble en cuestion, ni se imagina la diversidad de criterios.. que con puertas para ocultar todo, que sin ellas para exteriorizar su contenido, que muchos estantes,que botinero, o mejor un cajon para amontonarlos, que bandejas o pantaloneros, en fin ,, la lista es muy larga.Pero volviendo al tema que nos ocupa( usted ya sabe que me desvio con facilidad),este magico armario ademas posee un sitio especial: los cajones.
    Alli podemos encontrarunos muy distintos de otros..Esta el de los recuerdos, con amarillentas fotos del secundario, algun amiguito de la infancia, y aquel saquito de lana de varias temporadas, que ya no abriga, pero no da pena desprendernos.
    El de los proyectos, donde un pantalon 5 talles menos, espera ansioso salir a escena.
    EL de la melancolia,con esa prenda que no nos animamos a ponernosla y tampóco queremos perderla.La lista varia segun el individuo, pero seguramente, como muy bien analiza en su articulo,se relaciona directamente con nuestras vidas.
    ¿tiene cajones el suyo?, ¿cuales?
    En particular , mi mundo seguramente no esta en su sitio, soy un desordenado compulsivo, saco una remera y arrugo tres,llegue a sacar las perchas para no tener que levantarlas.. es muy evidente que soy hombre?
    Le mando un besito
    (presentando este aviso 5% de descuento) jajaja,, buehh , no se enoje son tiempos dificiles),:)

  3. Ale, yo no hago pensar…. simplemente cuento lo que me pasa a mi, y por lo que empiezo a ver, no es a la única que le pasa😉
    Salgo del placard, saco los esqueletos del placard… A veces me descuido y los meto de nuevo adentro, despistes que carga una.
    Salsipuedes:
    Los cajones son todo un tema… Mi ropero tiene infinitos cajones, cada uno con una función propia, pero en algún momento todas las funciones se cruzan y termino con los cajones revueltos… o por el piso!!!
    A propósito, el ser desordenado compulsivo no es característico de los hombres, habemos seres humanos con la facilidad de despelotarnos sin mucha alharaca, vio? Y existe la compulsión a ordenar y tirar… Y a veces, contadas, por suerte, nos arrepentimos de haber tirado algo… Pero el desorden siempre encuentra el modo de apoderarse del placard!
    De todos modos… 5% ¿no le parece poco? anímese a un 10% para que aumente la clientela!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s