Tratados óseos

El presente post va a referirse a (suena fanfarria y redoble de tambor!!!): Intercambios Oseos.

Como todo el mundo sabe, en el mundillo de los solteros, sueltos y/o sin parejas, se producen ciertos arreglos “por el momento” para que todas las necesidades fisiológicas y de autoestima se encuentren satisfechas de modo tal que uno lleve su vida adelante en ese maravilloso estado.

Como ya he dicho, la soltería hoy en día no tiene nada de malo. Uno puede estar soltero y disfrutar de ciertas cosas que no hace mucho sólo disfrutaban los casados, sin tener que firmar o jurar delante de nadie, fidelidad, sumisión ni asumir siquiera un interés mayor al físico por el otro.

De charlas aquí y allá se ha recabado la siguiente información… La gente, en general y salvo algunas excepciones, no quiere compromisos de por vida… quiere algo por el momento y si se da perpetuarlos, pues que así sea, y sino, que termine pero en la mejor de las ondas posibles.

Lo curioso es la horda de trogloditas que aún piensan que somos TAAAAAAAAAAAAN cursis como para esperar que nos seduzcan diciéndonos bolazos tales como: “deseo hacerte el amor” a los dos minutos de haberte conocido. Flacos, media pila, si bien, existen algunas “susanitas”, a dos minutos de conocerlos, ¡¡es sexo, no amor!!

La cursilería mata el deseo, ser empalagoso, hace que una se sienta tan pegajosa como para desear más una ducha fría que un “encuentro cercano del tercer tipo” o mejor dicho con el tipo del tercero… Whatever!

Cuando queremos sexo, queremos eso SEXO, y si es por una noche, es POR UNA NOCHE, al otro día, a la otra semana, no vamos a estar llorando por los rincones porque se terminó… Te conocí, fuimos a la cama, terminó la cama, te fuiste o me fui y seguí con mi vida… ¿Patada al hígado? y sí, para el ego de algunos lo es… pero no quita que sea la verdad.

Un hueso, como dicen las chicas de MBH no es un novio, ni una pareja, es un HUESO. Todos, en mayor o menor medida formamos parte de un gran sistema óseo… así ¿por qué no hacemos tratados óseos saludables? ¿Qué necesidad hay de apelar a nuestras susanitas interiores? ¿qué obsesión secreta guarda ese “interés” en convencernos de hacer el amor a los dos minutos de haber estado besuqueándonos o toqueteándonos por primera y última vez en un antro perdido por ahí?

Si quieren sexo, pidan sexo. Si quieren una relación seria, pidanlo abiertamente. ¡¡Tenemos derecho a elegir qué queremos también!! Y si los deseos no coinciden, tenemos derecho a rechazar sin ánimos de ofender y con la mejor onda ¿no creen?

Entonces, ¿hacemos una cruzada pro-sanos intercambios óseos?

2 Comentarios

  1. Bueno… aqui estoy , como es mi construmbre reescribiendo todo por olvidar firmar….
    A proposito, si llego ( soy el que cito a sabina), borrelo.
    Como retromar y decir lo mismo pero diferente?,,, bueno ese el el tema no? jajajja
    Basicamente le explicaba que no soy partidario de las frases directas…vamooo al catre?—nos sacamos las ganas—toco y me voy….nuu,,, muy de mal gusto.
    Tambien hice referencia a los poetas callejeros: hacemos feliz a la mangosta?……volamos un rato entre mis sabanas?— peor… peor
    La vida tiene cosas inexplicables, entre ellas la enorme cantidad de incoherencias que decimos en el punto critico de una relacion carnall, es totalmente democratico,, no importa si es con su mujer , su amante o su trabajadora social,, decimos cualquier cosa , es que en realidad no pensamos un cominazoo lo que decimos ,,
    Pero fijese aqui,( soy un diplomatico de calle de barro),no esta del todo mal… la carne con la carne,, pero y el corazon?— ya se paso de moda?—
    El equilibrio esta en agregar algunos epitetoss, dulces palabras que sin pretender deformar la realidad, conduzcan nuestros vacios afectivos hacia un remanso de fatua felicidad.A fin y a cabo, todo tratado esta vigente mientras dura, — me tente—y el que describimos , obliga a las partes a poner lo mejor de si .
    Y en todo caso,,que mal nos puede hacer una palabra afectiva dicha con responsabilidad.
    Pero si por un instante ,me permite pensar con el deseo….dejemos las cosas como estan asi nos seguimos creyendo que somos unos ganadores y tapon de algodon mediante, nos permiten volver a casa, con la firme creencia que ya son nuestras..🙂
    besito

  2. No estamos en contra ni de la seducción ni del romanticismo. A mí me gusta que me seduzcan o que sean románticos… Lo que me pone los ovarios como erizos enojados -a que esta imagen no se la tenía!- es que me quieran ver la cara de boluda -que sí la tengo y cuando entro, entro como caballo por la alfombra roja y todo.
    Obviamente que la intimidad con amor es HARINA DE OTRO COSTAL… pero si no hay amor, si hay sólo atracción física, porqué no ser claros desde el principio…
    Eso digo yo… que generalmente cuando el 70 u 80% de la humanidad está a favor de algo, a mi me da por estar en contra.
    Besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s