No hay princesas en el cuento…

La educaron para ser una princesa, o una reina. Pero nadie se molestó en mirar su alma primero. Si lo hubieran hecho, habrían notado que no era una princesita, ni una reina, que no podría depender de un príncipe, rey o caballero andante.

Recibió muchas lecciones, algunas lindas, algunas aburridas, algunas útiles, otras no tanto. Algunas más duras, otras más amables… Lecciones que la formaron para ser quien llegaría a ser.

En el camino de su vida fue eligiendo, con o sin el consentimiento de los demás, las lecciones que aprendería, las batallas que lucharía y los estandartes que llevaría, porque, a pesar de haber sido educada para princesa, era una exploradora, una descubridora, una hechicera…

Y ocurrió, como suele suceder en los cuentos de princesas, que un príncipe guerrero y un rey mago le ofrecieran sus mundos en un lapso de tiempo cortito. Para sorpresa de ambos, cuando todo indicaba que aceptaría, algo en ella los sacó a “escobazo limpio” del mapa.

El tiempo pasó y la princesa que no era princesa se preguntaba por qué había hecho eso con dos seres tan especiales y maravillosos como ellos. Era obvio que eran partidos perfectos.

Un día, en medio de un combate, de esos combates que nadie más que ella podía enfrentar, la respuesta llegó de la mano de la espada con la que realizaba cortes a su alrededor.

Estos dos hombres fantásticos se acercaron ofreciéndole sus mundos, querían que ella formara parte de esos mundos. Y ella lo que necesitaba, lo que quería, y lo que tal vez hubiera aceptado, porque con una exploradora nunca se sabe,  era un mundo a construir, un mundo propio, no un mundo impuesto.

Así, nuestra princesa que no era princesa, siguió transitando su vida, armando su propio mundo, que tal vez, nunca se sabe, algún día podría compartir en construcción con alguien dispuesto a construir a la par…

6 Comentarios

  1. como estas lyric?;voy a dejar pasar el echo de que debido a fallas tecnicas en mi pantalla de pc(no púedo visualizar el rojo ni derivados),el tratar de leer esta letrita chica , se me hace un tanto imposible, pero dado al aprecio que te tengo , sigo firme descifrando el blog.
    Ahora, que la princesa, sea princesa, que tiene de malo ser educada con tal dedicacion?
    En todo caso el problemita lo tiene el principe, es verdad que tratamos de alguna manera de adueñarnos del futuro de los que queremos,a nuestros hijos los queremos parecidos, con nuestros gustos, imaginamos su vida como si fuera la nuestra.A nuestras mujeres las encasillamos en un formato que no altere nuestra forma de vivir.Hasta buscamos amigos en quienes piensan parecido.Por lo tanto, nuestro caballero en cuestion solo lucio con alcurnia su ignorancia, tratando de convencer a la dama mas con el oro que con la frente.
    Aqui mi atinadaa solucion( como inevitablemente es constumbre),hay que desafilarle la hoja de la espada a la princesa, o lo que seria aun mejor, reemplazarsela por un mazo,esto daria al agresor(o enamorado ), la posibilaidad,que un certero golpe preferentemente en la zona craneana.al mismo tiempo ,tanto el aturdido varon , como la princesita , tendrian una segunda posibilidad( por las dudas despues del primer intento , atarla las manos a la mujer).
    un besito

  2. No no no no… la princesa no es princesa😉 no puede ser lo que no es.
    Y no es princesa porque no le sale ser eso.
    Le sale andar con la espada al hombro, o empuñando su arco, escoba o caldero😉 porque su esencia es así.
    Y en cuanto al filo de la espada, como me dijo Dani, mucho filo, mucha espada pero con una mirada dulce se acabó el conflicto.
    En todo caso, y ya que somos princesas, a nosotras nos toca elegir cuál será la prenda que ha de pagar nuestro príncipe… y con qué espada se tendrá que medir.
    Los garrotes son muy paleolíticos aunque un caldero hirviendo tiene suficiente contundencia ¿o no?😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s