Brotecitos

Me gusta observar los brotes de las plantas. No sé, me tranquiliza, me da placer y me alegra.

Desde el balcón de casa, puedo ver como brota el paraiso (al que en poco tiempo odiaré porque me irrita la nariz en forma). Y ver esos puñaditos de hojitas amontonadas de color verde intenso me produce esa sensación que todo está como debe estar.

Y no sólo veo los brotes de paraíso, también veo las primeras fresias, esos botoncitos, en el caso de mi maceta amarillos, comenzando a abrirse y a recibir la luz, el aire, a la vez que van entregando su alma.

Los brotecitos tienen esa magia oculta de lo nuevo, lo que nace, lo que se inicia. Tienen olor a fresco, a impoluto, a libre, a sin condicionamientos.

Un brote es un manojo de posibilidades, cuando no sabemos de qué brote se trata. Puede ser una flor muy hermosa, o un enorme y cobijante árbol, o una planta medicinal, o alimento, o una planta perfumada, o tal vez algo con espinas, o una fuente de veneno… Tiene tantas posibilidades como las personas, como nuestras vidas.

Como sea, los brotes también traen a la mente loque se aproxima, la primavera, una nueva vida, un nuevo tiempo, tal vez nuevos caminos…

4 Comentarios

  1. A mí me gustan las flores… curiosamente en mi casa no hay. Tiene su razón. Mi balcón da al oeste… es decir, cualquier plantita que no sea (casi) un cactus, está tristemente destinada a fenecer seca y amarilla…
    Ni hablar de las flores. Si tuviera mucha suerte, “quizás” pudiera sobrevivir un geranio… jeje
    Igual me prometí que este año iba a “probar” con algunas plantitas, para ver cuáles superan la prueba…
    😛

    Besitos beauty sourceress…

  2. Uy Kami,
    a mi también me encantan las flores, mi balcón tiene una colección de “Rayitos de Sol” Un par de fresias, y un tulipán rojo.
    Las fresias han florecido antes de tiempo, porque estuvo caluroso, y ahora pobres, están padeciendo el cambio de vientos.
    Los cactus, son historia espinosa para mí, que algún día, cuando vuelva a ser niña, contaré.
    Mientras te dejo besos y éxitos con las florcitas en tu balcón.
    Besos!

  3. como estas: es cierto,,, el ver renacer nos implica igualar fuerzas para reiniciar tambien un ciclo. pero no olvidemos , que cuando la planta brota , es solo la parte visible de un proceso que ya empezo , y al mismo tiempo el final de un estado.
    si tronzamos un arbol y sacamos una tajada del tronco, nos encontraremos con una serie de dibujos, cada año deja su marca, y curiosamente , los mas frios , los mas inospitos, los mas duros, son los que dejan madera mas dura, en cambio los mas agradables , de buen clima y abundante agua, producen un notable crecimiento, pero su conformacion , es menos densa , mas debil.
    por eso:es maravilloso poder brotar, cada año como el paraisoo, odos veces por año como el hjacaranda…o todos los dias.. pero es preciso , en la custa arriba , ir preparando y endureciendose , para un merecido descanso ydisfrute en la primavera de la vida.
    besitos liryc.

  4. Mi estimado Pichón de Hefesto:
    empezando porque estoy bien… con una molestia en la garganta por helados je… pero ni a ganchos cambio el helado por bienestar garganteril.
    En cuanto a esto de los brotes: sí siempre algo nace y algo muere y algo renace, es parte de nuestra cíclica vida.
    Bellamente cíclica.
    Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s