Dígalo con flores

A mi me encantan las flores. Son el adorno perfecto, bello, alegre y adorablemente perfumado.

Me gusta obsequiar y recibir flores. Y siempre estar rodeada de flores frescas, además de tener plantitas con flores.

Y como desde hace mucho tiempo se han usado las flores para expresar sentimientos, doy rienda suelta a mi parte emo, ilustrando el post con un arreglo floral de Hello Kitty y hablando del lenguaje de las flores.

El lenguaje de las flores, a veces llamada floriografía, fue un medio de comunicación en la época victoriana, en donde variadas flores y arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. El rey Carlos II de Inglaterra trajo dicho arte recopilando fuentes desde Suecia a Persia, en el s. XVII. El lenguaje floral de Japón se llama Hanakotoba.[1]

Todas las flores cuentan con un lenguaje propio,y con cada una de ellas podemos transmitir un mensaje diferente. Desde la antigüedad, las flores han sido una noble vía para dar a conocer y transmitir sentimientos. El lenguaje de las flores tiene sus orígenes en Oriente y se ha transmitido de generación en generación y de cultura en cultura, pasando por el Antiguo Egipto, la Edad Media, el Renacimiento, hasta llegar al Romanticismo, época ésta en que tuvo su máximo apogeo.

En el Romanticismo, este recurso de “hacer hablar a las flores” era un secreto que las madres legaban a sus hijas, para, a través de él, comunicar numerosos sentimientos: vida, belleza, desánimo, muerte, soledad… pero sobre todo amor.

Pero no sólo es importante la flor en sí, sino que, también debemos tener en cuenta el cómo se presenta ese obsequio. Así, si regalamos un ramo de flores en el que el lazo que une a las flores va a la izquierda significa que los sentimientos expresados se refieren al remitente, mientras que si va a la derecha, hacen referencia al destinatario.

Las flores simbolizan la expresión anímica de la naturaleza humana. Dependiendo de la cultura, éstas pueden representar diferentes cualidades de las personas, según su especie botánica. Pero hay quien llega más lejos y afirma que “la flor nos conduce a la sensibilización del alma, a la sabiduría universal. Aquél que pierde la sensibilidad de asombrarse con la belleza de una flor, deja morir su alma”. Por lo tanto, se podría decir que las flores son la representación más digna de la eterna juventud: un espíritu joven nunca deja de sorprenderse con la belleza de una flor.

El lenguaje de las flores

  • ABEDUL: Docilidad.
  • ABETO: Fortuna.
  • ACACIA: Amistad.
  • ACANTO: Artes.
  • ACEBO: Prudencia.
  • ACEDERA: Alegría.
  • ACHICORIA: Frugalidad.
  • ADELFA: Amor Filial.
  • ADONIS: Recuerdo amoroso.
  • ADORMIDERA: Consuelo
  • AGRIMONIA: Agradecimiento.
  • AJENJO: Ausencia.
  • ÁLAMO: Lamentación.
  • ALBAHACA: Odio.
  • ALBARICOQUE: Infidelidad.
  • ALERCE: Audacia.
  • ALFALFA: Vida.
  • ALHELÍ: Modestia.
  • ALMENDRO: Júbilo.
  • ALMIZCLEÑA: Debilidad.
  • ALOE: Dolor.
  • ALTEA: Persuasión.
  • AMAPOLA: Sueño.
  • AMARANTO: Amor Platónico.
  • AMARILIS: Coquetería.
  • AMBROSÍA: Amor correspondido.
  • ANÉMONA: Abandono.
  • ANGÉLICA: Inspiración.
  • AQUILEA: Tiranía.
  • ARÁNDANO: Traición.
  • ÁRBOL DEL AMOR: Egoísmo.
  • ARCE: Reserva.
  • ARGENTINA: Generosidad.
  • ARTEMISA: Felicidad.
  • ASTER: Variedad.
  • AVELLANO: Reconciliación.
  • AZAHAR: Orgullo.
  • AZALEA: Romance.
  • AZUCENA: Inocencia.
  • BALSAMINA: Impaciencia.
  • BARDANA: Previsión.
  • BELLADONA: Silencio.
  • BELLOTA: Amargura.
  • BERBERIA: Gracia.
  • BOCA DE DRAGÓN: Reconciliación.
  • BOJ: Estoicismo.
  • BREZO: Soledad.
  • CACAO: Prosperidad.
  • CACTO: Calor.
  • CAFÉ: Inteligencia.
  • CALA: Esquivez.
  • CALÉNDULA: Penas.
  • CAMELIA: Hermosura.
  • CAMPANILLA: Compadéceme.
  • CAMPÁNULA: Sumisión.
  • CÁÑAMO: Destino.
  • CAÑAVERAL: Música.
  • CAPUCHINA: Patriotismo.
  • CARDENCHA: Misantropía.
  • CARDO: Eres intratable.
  • CASTAÑO: Bravura.
  • CEDRO: Resistencia.
  • CELIDONIA: Suspiro de amor.
  • CENTAURA: Felicidad.
  • CEREZO: Dilación.
  • CERIFOLIO: Sinceridad.
  • CICLAMINO: Amor maternal.
  • CILANTRO: Mérito oculto.
  • CIPRES: Dolor.
  • CIRIO: Horror.
  • CIRUELO: Fidelidad.
  • CLAVEL AMARILLO: Desdén.
  • CLAVEL BLANCO: Ingenuidad.
  • CLAVEL DOBLE: Amor ardiente.
  • CLAVEL ROJO: Amor vivo y puro.
  • CLAVELON: Celos.
  • CLAVELLINA: Ligereza.
  • CLAVO: Dignidad.
  • CLEMÁTIDE: Belleza interior.
  • COLOMBIA: Me uno a ti.
  • COMINO: Semejanza.
  • CRISANTEMO: Verdad.
  • CRUZ DE MALTA: Galardón.
  • CULANTRILLO: Sigilo.
  • CUNDEAMOR: Descaro.
  • CHIREL: Fiereza.
  • CHOPO: Valentía.
  • DALIA: Tus ojos abrasan.
  • DAMASQUINA: Adulación.
  • DIAMELA: Ternura.
  • DIENTE DE LEÓN: Oráculo.
  • DONDIEGO: Timidez.
  • DRACENA: Robaré tu corazón.
  • DURAZNO: Declaración de amor.
  • ÉBANO: Oscuridad.
  • ELÉBORO: Juicio recuperado.
  • ENGLANTINA: Poesía.
  • ENEBRO: Hospitalidad.
  • ENELDO: Asilo.
  • ENREDADERA: Lazos de unión.
  • ESCORZONERA: Desprendimiento.
  • ESPIGA DE TRIGO: Riqueza.
  • ESPINO: Esperanza lisonjera.
  • ESTRAMONIO: Invención.
  • FLOR DE BUCARE: Amparo.
  • FLOR DE CAJUA: Osadía.
  • FLOR DE COCUY: Laboriosidad.
  • FLOR DE COPEY: Dulce protección.
  • FLOR DE FRESA: Bondad.
  • FLOR DE LIS: Belleza perfecta.
  • FLOR DE MANZANO: Ironía.
  • FLOR DE ROMERO: Tu presencia reanima.
  • FLOR DE TABACO: Embriaguez.
  • FLOR DE VAINILLA: Calma.
  • FRAMBUESA: Confianza.
  • FRESNO: Obediencia.
  • FUCSIA: Fragilidad.
  • GALIO: Sensación.
  • GENCIANA: Incapacidad.
  • GERANIO SILVESTRE: Devoción constante.
  • GERANIO: Recuerdo.
  • GIRASOL: Opinión voluble.
  • GLOBULARIA: Depravación.
  • GRANADO: Imbecilidad.
  • GROSELLERO: Afición.
  • GUINDO: Impaciencia.
  • GUISANTE: Placeres delicados.
  • HAYA: Grandeza.
  • HELECHO: Armonía.
  • HELIOTROPO: Devoción.
  • HIEDRA: Amistad.
  • HIERBABUENA: Curación.
  • HIERBA LUISA: Amistad eterna.
  • HIERBA MORA: Necedad.
  • HIGUERA: Penuria.
  • HINOJO: Fuerza.
  • HOJAS DE ANAMU: Eres intolerable.
  • HOJAS DE CANELA: Buena elección.
  • HOJAS DE LAUREL: No cambiaré nunca.
  • HOJAS DE MIRTO: Timidez en el amor.
  • HOJAS DE NARANJO: Generosidad.
  • HOJAS DE PARRA: Rubor.
  • HOJAS DE PINO: Libertad.
  • HORTENSIA: Frialdad.
  • IRIS: Confianza.
  • TRINITARIA: Esperanza.
  • JACINTO: Afectos.
  • JAZMÍN REAL: Sensualidad.
  • JULIANA: Mentira.
  • JUNCO: Docilidad.
  • JUNQUILLO: Deseo.
  • LAVANDA: Desconfianza.
  • LILA: Primer amor.
  • LIMÓN: Entusiasmo.
  • LIQUEN: Soledad.
  • LIRIO BLANCO: Pureza.
  • LOBELIA: Malevolencia.
  • LOTO: Elocuencia.
  • LUPINO: Imaginación.
  • LÚPULO: Injusticia.
  • MADRESELVA: Fraternidad.
  • MADROÑO: Fama.
  • MAGNOLIA: Simpatía.
  • MALVA REAL: Fecundidad.
  • MALVARROSA: Debilidad.
  • MALVAVISCO: Caridad.
  • MANDRÁGORA: Horror.
  • MANZANO: Desobediencia.
  • MANZANILLA: Constancia.
  • MARAÑUELA: Discreción.
  • MARAVILLA BLANCA: Temor de amar.
  • MARGARITA GRANDE: Olvido.
  • MARGARITA PEQUEÑA: Pensamientos.
  • MARIPOSA: Presunción.
  • MEJORANA: Rubores.
  • MEMBRILLO: Tentación.
  • MENTA: Virtud.
  • MIMBRE: Ingenuidad.
  • MIMOSA: Sensibilidad.
  • MIRRA: Alegría.
  • MIRTILO: Tentación.
  • MORERA: Sabiduría.
  • MOSTAZA: Utilidad.
  • MUÉRDAGO: Venzo las dificultades.
  • MUSGO: Amor maternal.
  • NARANJO: Seducción.
  • NARCISO: Vanidad.
  • NARDO: Cita.
  • NENÚFAR: Pureza de corazón.
  • NÍSPERO: Perseverancia.
  • NOGAL: Intelecto.
  • NOMEOLVIDES: Amor sincero.
  • OJICANTA: Esperanza.
  • OLIVO: Paz
  • OLMO: Belleza divina.
  • ORÉGANO: Rubores.
  • ORQUÍDEA: Belleza.
  • OSMUNDA: Ilusión.
  • PALMA REAL: Altanería.
  • PAMPLINA: Ingenuidad.
  • PASIONARIA: Fe.
  • PENSAMIENTO: Recuerdo.
  • PEONÍA: Vergüenza.
  • PERAL: Bienestar.
  • PETUNIA: Temo pero espero.
  • PICARANTO: Cólera.
  • POLEO: Sentimientos fuertes.
  • QUIMBOMBO: Disgustos.
  • QUINQUEFOLIA: Hija querida.
  • RETAMA: Desesperanza.
  • ROBLE: Libertad.
  • RODODENDRO: Peligro.
  • ROMERO: Recuerdos.
  • ROSA AMARILLA: Celos.
  • ROSA BLANCA: Sigilo.
  • ROSA DE ALEJANDRÍA: Belleza.
  • ROSA DE CHINA: Amor voluptuoso.
  • ROSA DE TÉ: Gentileza.
  • ROSA MUSGOSA: Lisonja.
  • RUIBARBO: Consejo.
  • SABINA: Indiferencia.
  • SALVIA: Estimación.
  • SÁNDALO: Virtud.
  • SANSEVIERA: Te ato a mí.
  • SAUCE: Amor a la soledad.
  • SAUCE LLORÓN: Desesperación.
  • SAÚCO: Beneficio.
  • SERPENTARIA: Envidia.
  • SICOMORO: Curiosidad.
  • SIEMPREVIVA: Te declaro la guerra.
  • TAMARINDO: Orgullo.
  • TANACETO: Amistad perfecta.
  • TILO: Matrimonio.
  • TOMILLO: Sé mi apoyo.
  • TORONJIL: Sorpresa.
  • TRÉBOL: Resignación.
  • TULIPÁN ROJO: Declaración de amor.
  • TULIPÁN AMARILLO: Desesperanza.
  • VAINILLA: Agrado.
  • VERBENA: Encantos.
  • VIOLETA: Lealtad.
  • VIOLETA DOBLE: Amistad reciproca.
  • YUCA: Industria.
  • ZARZA COMÚN: Suceso milagroso.
  • ZARZAMORA: Obstáculos vencidos.


Los colores de las flores y sus significados.

De forma general, podemos decir que el color rojo es símbolo de atención, levanta el ánimo y por lo mismo se considera un color apasionado. Es un color adecuado para expresar la alegría entusiasta y comunicativa. Es el más excitante de los colores y puede significar pasión, emoción, acción, agresividad y peligro.

Fotos de flores amarillas
El amarillo, por su parte, es un color brillante, alegre y que estimula la memoria. Es el color del verano y del sol, con lo que, cuando se está triste o se añora el verano, la presencia de flores de este color pueden ayudar a levantar el ánimo.Irradia siempre en todas partes y sobre toda las cosas, es el color de la luz y puede significar egoísmo, celos, envidia, odio, adolescencia, risa y placer.
El azul es un color fresco y relajante. Es el color del cielo y del mar. Es un color reservado y que parece que se aleja. Puede expresar confianza, reserva, armonía, afecto, amistad, fidelidad y amor.

El rosa es el color femenino por excelencia, calma los nervios, por lo que resultan regalos muy adecuados para personas nerviosas. El dicho popular que dice: “lo ves todo de color de rosa”, refleja fielmente su significado: ingenuidad, bondad, ternura, buen sentimiento y ausencia de todo mal.
El púrpura o violeta es un color dramático, ostentoso e inusual. Es el color más usado entre los abogados, los clérigos y los psiquiatras, con lo que no sería mal regalo para éstos. Es el color que indica ausencia de tensión. Puede significar calma, autocontrol, dignidad, aristocracia pero también violencia, agresión premeditada o engaño.

El blanco, símbolo de la pureza. Este color se asocia con la limpieza y también con tiempos futuros, lo que está por llegar. Es la luz que se difunde (el no color).

Expresa la idea de inocencia, paz. infancia, divinidad, estabilidad absoluta, calma y armonía. Sin embargo, es un color contradictorio ya que para Oriente es el color que significa la muerte.

Foto de flores blancas

El negro es lo opuesto a la luz, concentra todo en si mismo, es la separación, la tristeza. Puede determinar todo lo que está escondido y velado: muerte, asesinato, noche. También tiene sensaciones positivas como: seriedad o nobleza.
El color gris es el color que iguala todas las cosas y que deja a cada color sus características propias sin influir en ellas. Puede expresar desconsuelo, aburrimiento, pasado, vejez, indeterminación o desánimo.
El color naranja es el color del fuego flameante, ha sido escogido como señal de precaución. Puede significar regocijo, fiesta, placer, aurora y presencia de sol.
Y por último, está el verde, el color de la naturaleza y símbolo de la ecología. Es idóneo para mitigar tensiones y para la relajación. Reservado y esplendoroso. Es el resultado del acorde armónico entre el cielo, azul, y el Sol, amarillo. Es el color de la esperanza. Y puede expresar naturaleza, juventud, deseo, descanso y equilibrio.

Teniendo en consideración estas raíces históricas, existe un lenguaje popular asociado a las flores y una alternativa para cada ocasión. La rosa roja es sinónimo de amor, la amarilla de amistad, la blanca de miedo, la rosada de indecisión; la camelia blanca de amistad incambiable. Otros ejemplos: la margarita blanca simboliza inocencia y pureza, por lo que está relacionada con la niñez; la gardenia significa alegría; la flor de azahar, castidad; el tulipán, amor desesperado si es de color amarillo y una sutil declaración de amor si es rojo; el clavel significa distinción y nobleza, y el lirio, inocencia, pureza y alegría.

Además, el mensaje cambia en función de si la flor está abierta o en botón y la posición en que se ofrece. De esta manera, una flor, que por regla general, expresa todo el amor de una persona hacia otra, si se entrega con el tallo hacia arriba significa puñalada trapera.

Por todo ello, las flores no se pueden regalar a la ligera, ya que hay que considerar tres aspectos: lo que representa cada una, qué es lo que queremos comunicar y cuál es la flor preferida de la persona a la que se la vamos a regalar. Asimismo, a la hora de comprar flores, debemos tener muy en cuenta el color de las mismas, ya que los colores provocan ciertas actitudes y emociones que afectan a lo más profundo de la psique humana.

Asimismo, regalar flores es una excelente manera de expresar lo que hay en nuestro interior, sin perder los detalles y en lo cual no se tiene que gastar mucho dinero, y aunque su duración no es permanente, la intención, la dedicación y el cuidado al seleccionarlas se quedan para siempre.

Así que, hay mucho que aprender de las flores para obsequiarlas.

Los invito a visitar algunas páginas de las que saqué la info que figura en este post.

Y si desean, algo con un poco de movimiento, además de aquello que adorna sus jardines:

El lenguaje de las flores – un lindo video para ver.

Besos floridos y después les hablaré de ikebana (con un poco más de conocimiento).

11 Comentarios

  1. muy interesante y muy educativo, aunque eso de achicorear para demostrar tibieza… jajaj.
    pero hablemos en serio, coincido con vos , en el aprecio de las flores, pero me es impresindible, por demas que este, el inculcar el obsequio completo.Una planta, implica responsabilidades de cuidado , atencion, y seguimiento, que no son otra cosa, que el esfuerzo propio de toda relacion. cada ser vivo merece y obliga una dedicacion . un tiempo, un esfuerzo. no le quitemos mas espinas a las rosas , disfrutemoslas asi.
    te mando un besito , y te mando un ramito de :flor de romero,violeta doble,y flor de vainilla.

  2. Jajaja.
    Ud, mi querido caballero es todo un ecólogo y un maestro encubierto… Ahora no me salga con que “no le da” para andar metiéndose en ciertos temas…
    Le agradezco el ramillete, y juro que cuando lo leí se me presentó cierta escena de Hamlet, cuando Ofelia, ya loca llegó con un ramo de palitos, que según ella eran flores, y dio el siguiente discurso:

    “He aquí romero que es para la memoria; acuérdate, amor mío, te lo ruego; y aquí trinatarias, que son para los pensamientos. (…) Aquí os traigo hinojo y aguileñas. Aquí ruda para vos, y un poco para mi, nosotros podemos llamarla hierba de gracia en domingo. ¡Ah! más vos debéis llevar vuestra ruda en modo distinto. Ahí va una margarita. Bien quisiera ofreceros algunas violetas; pero se marchitaron todas (…)”
    Ofelia, Hamlet Escena V -William Shakespeare

    Mi conclusión es, que Herbología y hanakotoba deberían ser obligatorias.
    Te dedico además un ramo con mucha Artemisa, augurándote y a tu familia lo que significa, en grandes cantidades, y andá agregándole los yuyitos que hagan falta para que siempre esté presente en sus vidas.

  3. Pensamiento_La flor

    La flor no nace para ser hermosa, nace para ser flor.
    Su belleza requiere de que quien la mire tenga la capacidad para
    descubrirla.
    Pueden pasar a su lado cientos… miles…
    Algunos ni siquiera se percatarán de su existencia.
    Otros no encontrarán en ella nada singular que la haga resaltar del paisaje que la contiene.
    Habrá quienes pensarán que solo es una flor más.
    Aún tal vez aparezcan los que le dedicarán un par de miradas atraídas por sus colores y seguirán su camino.
    Pero en algún momento aparecerá quien no la considere una flor más, tenga todo el tiempo necesario para deleitarse observándola en cada milímetro, descubra nuevas sensaciones al acariciar suavemente sus pétalos, y no siga de largo, sino que decida que es una flor demasiado hermosa para no conservarla.
    Así con profundo cuidado y amor, cavará en torno de su raíz y
    poniendo todo su cariño y atención la llevará a su propio jardín donde en cada momento pueda tenerla cerca para quererla, apreciarla, dejarse cautivar por ella… amarla. Sin embargo nadie le pidió que cambie su color, su forma, su aroma. Ella nació flor.
    Así también tu vida puede ser como esa flor. Tal vez pasen cientos o miles a tu lado sin percatarse de tus valores, de tus sentimientos, de tu propia existencia.
    Hasta que alguien con la capacidad interior necesaria te
    descubrirá en medio del mundo.
    Y posará en tus sus ojos. Y te hará parte de su mundo. Sin que para ello debas cambiar o mostrarte en forma distinta. Alégrate de haber nacido flor y espera la llegada de ese gran día.

    UNA PEQUEÑA COLABORACION PARA TU BONITO E INTERESANTE POST.(lo encontre por ahí)
    SALUDITOS……………GIOVA

  4. MMMMMMMMMMM, CREO MI QUERIDA HERMANITA….QUE NO TE HAS PERCATADO CUANTO TIENE QUE VER ESTE PENSAMIENTO CON TU PERSONALIDAD.
    CREO QUE PUEDES REFLEJARTE EN EL, SIN TEMOR A EQUIVOCACIONES, OPS!!
    ¿ESTARE EQUIVOCADO YO???
    ENTONCES ME ESTOY PONIENDO VIEJITO, JAJAJAJ, ALGO EN LO QUE NO ME GUSTA PENSAR.
    BESITOS FLORIDOS………..GIOVA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s