A new day has come

Y es tiempo de fijar nuevos objetivos.

Point is, ¿hacia dónde apuntamos ahora?

Con la llegada de un nuevo día, llegan nuevos horizontes que mirar, nuevos blancos a los cuales apuntar, nuevos destinos que cumplir.

Ninguna de estas cosas es excluyente, todo es abarcante. Simplemente se van cumpliendo metas y trazados que no estaban a la vista. Y sí, es hora de recojer el campamento y seguir viaje.

Ir tildando ítems de la larga lista y tachando ítems que ya no importan.  Las pequeñas muertes que hay que morir para evolucionar.

Los pequeños sueños que hay que dejar flotar a fin de alcanzar los grandes sueños.

Y ahí se van los proyectos en conjunto que hiciste. Y comienzan los proyectos propios que nunca debiste dejar. Y dejamos ir los planes que otro hizo para vos, y retomamos los planes que no estábamos seguros de realizar. Sabiendo que ésta vez, sí serán reales.

A new day has come. Y también una nueva versión de vos mismo.

Y a la pregunta ¿y ahora qué pasa? respondemos con una sonrisa confiada, ni idea, pero seguro que ahora todos los caminos vuelven a conducir hacia roma, porque el nuevo día ha llegado.

6 Comentarios

  1. Un nuevo día a nacido… sí. Lamentablemente yo no renazco tan velozmente, la sonrisa confiada no se me pinta en la cara ni siquiera para responder: “Ni idea”
    Mi corazón sigue siendo el mismo que era, aquel día en que cayó la noche y (para mí) el día no volvió a nacer…
    Es posible, que el sol siga saliendo. No es posible: es un hecho. Pero mi día no se renueva, yo no renazco… es tiempo de dejarlo atrás y lo intento. Pocas cosas deseo tanto, pero no me deja, o no me dejo a pesar de mi querer.
    ¿Como soltar algo que queremos soltar y por alguna extraña razón no se va o reaparece cuando creemos que lo estamos olvidando finalmente?
    ¿Que hacer cuando el destino parece un cruel y caprichoso niño que insiste en enfrentarnos con aquello que queremos relegar al olvido?

    Y un nuevo día no se acerca, o sí, pero aún no ha llegado…

    Me encantó el post, porque es dónde debiera estar… aunque camino y camino… y mi meta, se me sigue escapando.

    Besos witchie!!!

  2. asi es…la muerte, no es esa señora miserable que nos espera al final del camino.
    es la sucesion de hechos dolorosos que cada dia nos lastiman; algunas veces son arañasos.. otras heridas dificiles de cerrar.pero ahi esta la solucion,la cicatriz viene despues de un proceso que demanda un determinado tiempo acompañado de un prolijo cierre de tejidos.No podemos , ni debemos transitar esta vida ,sin aceptar esas muertes cotidianas, sin asimilarlas,sin comprenderlas,.. sin reflejarlas.
    cada dia nos presenta un universo nuevo, de la mano del niño que escondemos en nuestro interior,debemos enfrentar nuestros miedos y seguir a paso firme, lo unico inalterable , nustros sentimientos.

  3. Ay Cherry:
    a esto no hay recetas únicas. Cuando a mí me llegó el nuevo día, no me dí cuenta de la forma en que llegó. Simplemente supe que estaba aquí.
    Te diría que, lo que uno desea olvidar se empeña en reaparecer para comprobar que estamos en vías de olvidarlo. Busca quitarnos el frágil equilibrio que logramos, porque aún no define si quiere soltarnos o atarnos, y tampoco nos quiere dejar elegir dar el corte que necesitamos.
    Y duele, y cuesta, y nos parece que el día no llega más. Pero cuando menos lo esperamos, sale el sol en el alma otra vez… detrás de un glorioso arcoiris que nos muestra que hay luz en el mundo y que éste no se terminó porque alguien decidió que no sabía si quería o no tener la luz apagada.

    El nuevo día llegará, cuando decidas levantar las persianas y permitirle al sol volver a acariciarte el alma. Y creo que ese día no está tan lejos como parece…

    Y si ya viste que es donde tenés que estar, ya estás un par de pasos más cerca. Es cuestión de permitirte intuir el camino aunque por la oscuridad aún no lo veas… Y la meta, se quedará quieta, justo donde necesites alcanzarla, cuando estés lista.

    Besos a vos, Kami

  4. Salsipuedes:
    es muy cierto lo que decís. Y por eso las cicatrices son recordatorios, de batallas perdidas, ganadas, empatadas, que costaron más o menos…
    Como me dijo mi ancianita: “hay que morir a algunas cosas para que otras renazcan”.
    Besos a vos y gracias por comentar.

  5. De muchas muertes he sido sobreviviente, y me alegro que la cuerda que hace girar mi ser siga girando….. cuando te quedas sin cuerda solo vivis
    aletargado en el tiempo… pero sobrevivir es luchar, es la chispa de esperanza y de proyectos.
    Para mi sobrevivir es ver más alla del limite de vivir………. es un amor arrollador, una fuerza descomunal….es sentir al cuerpo vibrar y transmitirlo.
    Bienvenida al nuevo día sobreviviente!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s