Mi primer día (del otro lado del pizarrón)

Obtuve mi primer trabajo en julio. Y comencé a dar clase después de las vacaciones de invierno.

En mi primer día de clase fui introducida a los diferentes grupos por la Coordinadora de EGB3 y Polimodal y uno de los auxiliares. Mi título varió desde profesora, pasando por profesora universitaria hasta licenciada en menos de 4 horas.

Durante las primeras horas que estuve con los cursos más chicos, fueron horas típicas, conocer a los chicos, ver qué habían visto y tratar de seguir desde ahí.

Me tocó luego en el tercero. Yo había recibido cierta preparación para dar clases a adolescentes, pero no me esperé jamás lo que encontré en el curso.

Además de los 36 chicos de entre 17 y 21 años había un chiquitín de unos dos añitos de edad, con unos rulos sumamente bonitos, y una cara de pícaro adorable. El hijo de una de las chicas. Toda la teoría recibida en la universidad no había previsto esta realidad, y la verdad, tuve ganas de salir corriendo…

No lo hice. La escuela es especial por no excluir, y ahí aprendí una lección importante. Sabía, en teoría que uno no sólo da clase, sino que la recibe en simultáneo. En ese momento tuve la práctica más dura. Sin aviso, tuve que dar una clase de estadística con un chiquito correteando en el curso. Hasta que le dimos los borradores para que jugara.

Y la historia cuenta, que el pequeñito estuvo en clase con mamá unas cuantas veces más, y que la “profe de matemáticas” dio clases con él en el curso. Porque no hay que excluir, hay que incentivar a esas chicas a superarse, para que den a sus hijitos un futuro prometedor.

Ese día aprendí, entre otras cosas que, un título universitario no te prepara para ciertas realidades, y que dejarse fluir y ser como el agua, es lo que nos permite llevar las realidades hacia donde nosotros las queremos llevar.

Y quien sabe, esa marca me lleva ahora a estar ansiosa por cruzar un portal donde el desafío será ser menor que quienes estén a mi cargo como alumnos y aprender tanto de ellos como me sea posible.

Ya les contaré más adelante, mi primer día delante de este nuevo pizarrón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s