Sincronicidades

Hay momentos en los cuales estás a punto de renunciar. Hoy a las 10:10 Am fue uno de ésos momentos. Tenía ganas de mandar todo al carajo, de volverme sin siquiera intentar. Estaba segura que todo se había cerrado. Y justo cuando digo, peleo un chiquito más, y empiezo a centrarme para darme valor, un abrazo a la distancia cambió mi derrota en victoria.

No estoy derrotada, porque sigo intentando, porque decidí seguir adelante, aunque no sé el resultado. No me rindo, no bajo los brazos. Y todo gracias a ese “FUERZA BRUJA VOS PODÉS” que me enviaste. Ese sms con la dosis de energía necesaria llegó 1 minuto después de deliberar si huía o me quedaba.

Y hubo yapa. Una sonrisa del dragón al que me enfrentaba. Una sonrisa comprensiva del dragón no es un detalle menor. Supe que no estaba sola, y que tampoco era la única en esa situación.

Sincronicidades, ¿ves?

Tu abrazo fuertísimo, me llegó cuando más débil estaba. Y su fuerza me dió la fuerza necesaria. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s