A veces los libros te llegan en el momento justo…

… así dijo Lalita, de la habitación en una charla de sugerencia de lecturas.

Ayudando hoy a mi sobrina en su tarea de lengua, en la cual debía leer y valorar un libro juvenil: entendiendo juvenil por un libro pavote que la profesora de lengua HUBIERA YA LEÍDO… (ta bueno el sistema anticuado que usamos en educación ¿no?), me dí cuenta que Lalita tenía mucha razón.

El libro que elegimos, fue JUAN SALVADOR GAVIOTA. La primera vez que leí ese libro, no me di cuenta de la puerta que me abrió. Siempre hablo de alas y volar, pero hoy, en una relectura de veinte minutos, VI, lo que cada vez que lo leí sólo había mirado.

No voy a relatar de qué va el libro, pueden leerlo ustedes mismos y darse cuenta, o no, según sea o no tiempo de VER.

Simplemente me dí cuenta que las etapas por las que pasa Juan Gaviota, son las mismas etapas por las que YO elegí pasar, dejar de lado lo preestablecido, trabajar para lograr algo, para mí, importante, encontrarme con pares que buscan lo mismo y, eventualmente, cuando adquiera la experiencia y sabiduría necesarias, tener la posibilidad de transmitir aquello que aprenda, a quienes deseen aprender desde mi experiencia.

Y así era nomás, los libros nos llegan en el momento justo… ¿te pasó? Yo creo que sí.

PD. “Gaviota que ve lejos, vuela alto”. ¿Qué tan lejos podés ver?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s