Los Bingleys son para las Janes, Y los Mr. Collins para las Lizzies

Indudablemente yo debo ser una Mary… Porque no me toca ni el príncipe ni el esperpento…

En caso de que no se note, me refiero a las hermanitas Bennet, de Orgullo y Prejuicio, novela de Jane Austen.

La autora, mordaz e inteligentemente muestra varias formas de ser mujer.

Mrs. Bennet, una mujer bastante ignorante, cuya máxima ambición consiste en casar (cazar, suena más preciso) a sus 5 hijas con hombres ricos.

Jane, la mayor de las 5 hermanas, dulce, amable, inteligente, sin maldad, sólo ve en los demás lo que ella misma proyecta, bondad, y nobleza.

Lizzie, la segunda, una mujerr brillante, alegre, sarcástica, algo cínica en su visión del mundo, inconformista y capaz de enfrentarse a lo que sea para cuidar de su familia. Mide a los demás con suma precisión… la mayor parte del tiempo, puede meter la pata, después de todo ES humana.
Mary, la tercera, algo insulsa, una sabelotodo sin mayor atractivo, recita libros de memoria, pero no es sabia, es necia y tiene el Ego muy inflado.

Charlote Y Lydia son dos niñas, adolescentes en todo sentido, divertidas, alegres, peleadoras, rebeldes, juguetonas inconscientes, veleidosas, inconstantes…

Mrs. Hurst. Dama educada, refinada, culta, no inteligente, conforme con el marido que se consiguió, con una opinión muy elevadade sí misma y del mundo en el que vive.

Miss Bingley, Mujercita celosa, culta, con mucha educación pero poco tacto, no es observadora, celosa, egoista, una spoiled…

Charlote Lucas, pragmática, centrada en sus objetivos, busca la salida rápida.

Y podría seguir enumerando, Lady Catherine, la matriarca, desconsiderada, déspota, mandona, metida, egoista, que sólo piensa en su Anna, a quien jamás se le pregunta qué piensa o cómo…

Y también plantea varias maneras de ser hombre.

Mr Bennet; autocomplaciente, inteligente, pragmático, busca ante todo su comodidad.

Mr Bingley, “El príncipe azul”.

Mr Darcy, orgulloso, noble, un poco prejuicioso, con un adorable dejo de rebeldía, inteligente, observador, conservador, consciente de su posición en su universo.

Mr. Hurst, la versión exacerbada de Mr Bennet, egolatría excesiva, poca inteligencia, poco interés en los demás.

Mr. Collins, servil, chupamedias, torpe, poco original, denso, aburrido, con una alta opinión de sí mismo. El “salvador” de los demás.

Mr. Wickham… el seductor, mentiroso, alegre, elegante, ameno… con una parte oscura.

Coronel Fitzwilliam, noble, alegre, amable, gentil, al servicio de su primo. Caballero, educado.

Como es de esperar, en la novela se suscitan encuentros y desencuentros amorosos que nos llevan a concluir  que: la única forma de ser feliz es Si una es una JANE, seguro que debe estar con un BINGLEY. Si sos Lizzie, te toca Collins…

Y yo… debo ser Mary

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s