Sobre mujeres, casamientos, estereotipos

El sábado fui a ver 27 Bodas (27 vestidos, sería la traducción real). Una bonita comedia romántica, con mucho de comedia, lo cual me gustó. Ahora…

En el cine éramos más mujeres que hombres. Culturalmente eso indicaría que seguimos pensando que sólo a las mujeres nos pueden gustar los casamientos. Y luego vuelvo al “Análisis de la Cenicienta” realizado tan brillantemente por una Chica llamada Leticia, para Bolupedia. Y mi pregunta básicamente es ¿acaso nos han minado tanto el cerebro para que tengamos esa NECESIDAD tan grande de vivir el estereotipo?

Y recuerdo los comentarios de Clavículas Exuberantes en ciega a citas… Toda la vida nos prepararon para conformarnos con eso, cualquier cosa distinta de desear casarse, el vestido, la fiesta, el pingüino etc, está mal… y ¿por qué? Porque se nos educa para que cumplamos función de satélite. Y la pregunta entonces es: ¿para qué nos muestran caminos que somos capaces de recorrer si después no se nos va a permitir permanecer en ellos?

Si nuestra función es Doméstica, porqué nos mandan a la escuela, porqué las universidades nos reciben, porque nos muestran que otras mujeres eligieron distinto y mal no les fue, si cuando planteamos quiero eso, quiero todo, ponen el grito en el cielo.

Y el tema es que vivimos entre estereotipos. Existen millones de formas de ser, pero sólo una o dos son las aceptadas. ¿Por qué? Simple, las millones de formas no aceptadas son diferentes de lo que se supone que una debe ser. O sea, podés casarte, ser monja o ser prostituta. Pero no podés ser soltera, ser profesional y tener algún que otro novio cuando algún miembro del sexo opuesto o del mismo sexo, porqué no, te atrae y se siente atraído por vos. Y si lo tenés, al novio, es porque te vas a casar con él, y van a tener hijitos… Y eso, si no funciona, seguramente es porque vos sos una “puta”, o no lo supiste retener.

En fin, mis preguntas tendrán respuesta… o tal vez no… pero ¿por qué siempre nos plantean las cuestiones menos resolubles a nosotras? ¿por qué es más fácil elegir la libertad siendo hombre, y si una la elige siendo mujer es el peor engendro del mundo? ¿qué tiene de malo elegirse a una misma, en vez de a una obligación social, o a una función fisiológica?

No sé. Da para seguir pensando, pero mientras pienso, conservaré mi cartel de Tía Solterona, con la frente bien en alto.😉

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s