¿Quién dijo que no podía?

Sí, lo sé, suena super-rebelde, y es lo que marcó esta semana. Que aún no termina… sí, eso también lo sé.

Mi trabajo consiste, a veces, en intentar meter alguito del conocimiento que el mundo académico considera indispensable, en la cabeza de gente, que es totalmente inteligente, pero que “está en otra”. Y a veces, es ayudar a quienes estuvieron todo el año en otra a comprender lo que debieron aprender en nueve meses de clase.

    • El Distraído
    Él tiene doce años, está en quinto grado, luchando para pasar a sexto. Es un niño adorable. ¿Niño? te preguntarás. Sí, Niño. Porque a los doce, no todos tienen esa urgencia de ser adultos, ni todos tienen esa necesidad de “encajar” en ambientes que los lleven a “experimentar la vida”. A los doce, aún hay niños.
    Ayer, le tomé una evaluación de Ciencias Naturales, que debe dar el día lunes. Si bien estudia, se distrae.
    Situación de examen: el hermano, haciendo evaluación, silencio. Yo, haciendo un resumen para él. Nada dije. El, con la hoja en la mano. En la mesa, una birome negra, una goma de borrar y un corrector.
    Cuarenta y cinco minutos después: la hoja, permanecía prácticamente en blanco. La goma tenía una coloración diferente: estaba pintada de negro, con birome y en la parte superior e inferior, era blanca- blanco corrector.
    Conclusión: él se distrajo…no completó su tarea. Bingo: éso le pasa en la escuela, se distrae con cualquier cosa y se le va el tiempo.

    • El Ofendido

    En un grupo msn al cual pertenezco desde hace más de tres años, que se llama Epistemología y Ciencia, se estaba dictando un curso: “Cerebro y Mente”. Como me pareció interesante, me uní al grupo que lo tomaba.

    Como estaba preparando una materia para rendir, colgué un poco este curso. El lunes, fui a la facultad y me informaron que por un tema administrativo tendré que esperar para rendir hasta fines de abril.

    Me dije: Sigo el curso. Y me dispuse a leer al día siguiente. Imagínense mi sorpresa cuando entré al foro, me voy a la sección donde supuestamente estaba el curso y NO HABÍA ABSOLUTAMENTE NADA. Ni un apunte.

    Leo un mensaje del administrador, avisando que por una cuestión de no poder zanjar una diferencia (no tomar zanjar a doble sentido mal pensados sueltos por el cyber-espacio). Bajo este correctísimo mensaje había otro: de quien había estado dictando el curso. Su enojo se dejó notar. Pasó que publicó algunos artículos que no estaban del todo “científicos” y los miembros de la comunidad se lo hicieron notar. Entonces, este buen señor, dijo que debido al “susto que se llevaron las mentes pacatas” bajaba toda la información.
    Juro que cuando leí eso, y vi el vaciamiento del curso me dio la impresión de ver a un chiquito de 5 años juntando todos sus juguetes enfurruñado y salir con una bolsa de juguetes a la rastra gritando “NO JUEGO MÁS!”

    • Encerrado

    Mismo niño, diferente día, y la aventura de ir a explorar so excusa de ir al baño.

    ¿Qué pasó? Fue al baño, y se puso a explorar. En el terreno de exploración un laborioso electricista revisaba qué había fallado con una conexión que había hecho veinte minutos antes.

    Sale el electricista, sigue el niño en el baño.

    Hay muchas construcciones, y en la de en frente, estaban haciendo mucho ruido, así que se dificultaba distinguir qué ruido era de dónde.

    Conclusión: después de calcular que al baño ya había ido, la exploración ya debía haberla concluído, se me ocurrió ¿y si don electricista dejó la puerta con llave? Voy a ver, y efectivamente, la puerta estaba con llave.

    Una aventura más para relatar en el futuro…

    • La tercera parte del Gaucho Martín Fierro: “y volvió de la tumba a volverse a morir, valga la redundancia”…. (o será la “rebuznancia”?)

      Léase, la planificación de la docente responsable, muy llena de contenido y con cero de fundamentación. Y la tengo que presentar mañana!!!!!!!

      Bueno, no mañana, en 7 hs. No estoy nada inspirada para “aquí ponerme a cantar al compás de la ciruela, o de la abuela, o de Manuela, o carabela”…. Y necesito un soberbio concierto de cuerdas para fundamentar lo que ya tiene contenidos.

      Por otro lado ¿Docente responsable? ¿Dónde?

      En fin, este es el resumen semanal de catástrofes cotidianas.

      See you all soon, same blog, same crazy lady here😉

        Responder

        Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

        Logo de WordPress.com

        Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

        Imagen de Twitter

        Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

        Foto de Facebook

        Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

        Google+ photo

        Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

        Conectando a %s