“The music of my heart”

hacia-algo-musical-en-japon.jpg
Los sonidos me acompañan desde siempre, despertaron mi curiosidad, me siguen hasta cuando duermo, no lo sé… Mi vida tiene una cortina sonora de la cual no me desligo… Ni deseo hacerlo…
There’s a power in our voices… y hay voces en el viento, voces que llaman nuestros nombres. El tema es ¿las escuchamos? ¿las seguimos? o ¿las ignoramos?
El miedo, sí, leíste bien, el miedo hace que las ignoremos. ¿Por qué? Porque ser distintos, que nos reconozcan una característica poco común, hace que, disculpad el vocabulario, “nos caguemos en las patas”. ¿Motivos? Lo mínimo que la sociedad nos haría sería: dejarnos afuera, marginarnos, ignorarnos, lo más grave, “si persistimos en nuestra  actitud”, nos internan, porque definitivamente estamos locos.
Sí, escuchamos las voces. A cada uno lo llama la suya. De cada uno dependerá si la sigue o no.
De cada uno depende la cortina sonora, si su vida suena como una película de suspenso o si es una aventura cada día. Cada uno elegirá si desea sentirse perseguido por las voces, o, si desea seguirlas y ser libre entre ellas. Obedecer a la música de su propio corazón… o cantar alguna marcha militar que nos imponen desde afuera para que seamos “normales”.
Y la pregunta clave acá es ¿Qué es ser normal?
La propuesta es, nominar al Nobel en …. VIDA? a quien pueda dar una respuesta cabal y consensuada con todo el mundo  a esta pregunta ¿no creen?
Normal es, ser conformista, ser inconformista, ser zurdo, ser de derecha, estar al centro, ser de river, ser de boca, ser de talleres, estar decidido a llevar una vida común, querer una vida llena de aventura, creer en Dios, el diablo y los angelitos, creer en Buda, en Krishna, en Jehová, en la Diosa y el Dios, ser radical, peronista, comunista o anárquico, ser milico o montonero, ser médico o artesano, ser tarotista o filósofo… No ver, ver, caminar, andar en silla de ruedas, ser sordo, escuchar, ser erudito o analfabeto…
Hay tantas formas de ser Normal. Pero, ¿somos realmentes normales con nosotros mismos? o nos vivimos negando para “ser normales”.
Para mi ser normal es ser yo. Un poco loca, bastante anárquica, muy rebelde, viento, dijiste, agua, digo, fuego, el rayo que rompe todo, el terremoto que todo lo derriba, el huracán que todo se lo lleva y el agua que limpia, lava y purifica… Es ESCUCHAR VOCES, seguirlas, hacerles caso.
Negar que soy eso, es negarme, es aceptar una normalidad que no es la mía; y que: No me sirve. Sí, como se lee: tu normalidad, no es mi normalidad, es tuya, no me fuerces a ser normal a tu manera, porque no me sale. Yo, por mi parte no te forzaré a seguir mis voces, oir la música de mi corazón, sólo me sirve de guía a mi.
You must follow your own music.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s