IN “HER SHOES”…. literalmente hablando

Bien, hoy visité un site sobre zapatos.

Sí, me gustan los zapatos, ¿a qué mujer no?

Vi los zapatos más lindos, y los más aparatosos, los más cómodos y los más “rompetobillos”. Y como es de esperar… me enamoré de un par de ballerinas color violeta con lacitos igual que mis zapatillas de baile.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡CARAJO!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡¡MIERDA!!!!!!! – Si Chiqui Legrand pudo decirlo ¿por qué yo no?

Sí, Carajo y sí, Mierda… Vi zapatos que no me puedo comprar… ¿por qué? SON CARÍSIMOS… Y, obvio que son carísimos, son de diseñador ¡Qué esperabas, paparula! ¿que te los donaran por tu cara bonita?…

Y es en momentos como este en los cuales una piensa ¿y si pongo un aviso en el periódico, o en un sitio de citas? “Mujer, joven, inteligente, alegre y de bajos recursos, busca caballero, de 87 años en adelante, acaudalado y adicto al viagra, que desee una heredera”…

Pero no. ¡Tenía que ser medio -si me mirás con un ojo cerrado- feminista! Y encima Pobre…

¡Sí, quiero estar en “sus zapatos”! pero ¡LO ADMITO SOY UNA ORGULLOSA DE MIERDA! y me pregunto ¿Para qué me sirve el orgullo si no puedo tener unos Manolo Blahnick? ¿Eh?….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s