Cuando leer es una adicción

Siempre me gustó leer. La situación económica actual hace que este placer sea algo un poco impracticable desde hace unos años. Pero existe la red, que nos proporciona material interesante, novedoso y altamente adictivo.

Mis primeras lecturas, como las de todo internauta que se precie, se relacionaban con mi carrera, la ciencia, luego fui desvariando hacia mis gustos literarios, continuando por sitios curiosos. Ahora mi lectura se reparte entre, clásico, científico, educativo, bla, bla, bla y algunos blogs cuyos autores hacen que uno no pueda dejar la lectura, y, lo que es peor, los comentaristas lo hacen aún más llamativo y adictivo.

Blogs, como bestiaria, o ciega a citas, con autores con ese “don” de cautivar a los lectores de una manera impresionante. Y si, es adictivo. La sucesión de comentarios y las especulaciones y las películas y rollos que nos hacemos entre post y post son impresionantes.

Leer se ha vuelto adictivo, y si bien mi cerebro es feliz con esta nueva adicción, porque, me identifico, me da risa, me imagino las esenas (no sólo las relatadas por los autores, sino también las narradas por los comentaristas), me divierto, etc, no sé si mis ojos lo resistan.

Pero mientras aguanten, creo que, seguiré adicta a la lectura de los posts y sus comentarios.

 Me gustan las buenas historias, y acá hay algunas personas que son capaces de brindarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s