” ¿por qué Dios creó a las hermanas?”

Así rezaba una tarjeta que la mía me dio cuando yo tenía unos diez u once años.

Y esa es la gran pregunta: ¿POR QUÉ?

Mientras muchos buscan a la mujer de sus sueños, yo conviví gran parte de mi existencia con la mujer de mis pesadillas: mi hermana.

Todo el mundo tiene dificultades con los hermanos. Eso es una ley de la vida. Hasta los que mejor se llevan, en algún momento de sus vidas estuvieron agarrados de los pelos.

Los hermanos mayores, se quejan de los menores. “Vos tuviste todo regalado y a mi me dieron todas las responsabilidades”. Suele ser el reclamo.

Los menores vivimos diciendo. “Si vos no te hubieras mandado una tras otra, como el pato criollo que sos, a mi no me habrían condicionado tanto”.

Y los del medio denuncian ser ignorados, porque los mayores y menores hacen tanto barullo que nadie escucha a ningún otro.

Y la pregunta sigue siendo ¿POR QUÉ?

Posibilidades:

  • Para tener un/a amigo/a en la familia.
  • Para compartir juegos y secretos.
  • Para aprender.
  • Para crecer.
  • Y bla, bla, bla, y más blases.

En mi caso creo que fue para ejercitar mi paciencia y/o para aprender a controlar mis instintos asesinos.

Sea el caso que sea, el tuyo, el mío o el de Pepito… Para algo debe haber sido, esperemos que para algo útil…

See you soon😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s