El primer día de mi vida

Cada mañana me levanto, respiro, con o sin pesar abandono la cama. Cada día puede ser el primer día de mi vida. Y, también, el último.

Hoy por ejemplo, puede ser el primer día de mi vida en que escriba algo sin sentido para mi, pero que otros encuentren sentido a mis palabras.

Muchas veces, caminamos sin tener demasiado en claro hacia donde, qué buscamos, simplemente nos lleva el movimiento. A veces caminamos empujados a caminos que otros “saben” ¿saben? que son buenos para nosotros. También, caminamos para adaptarnos al mundo que alguien más pensó como correcto.

Hoy puede ser el primer día de tu vida, en el que elijas salirte del camino, y empezar a oler las flores, no hay apuro, hay tiempo, y así fuera el último día, qué mejor que disfrutarlo disfrutando de las pequeñeces.

Hoy puede ser de verdad, el prmer día de tu vida… ¿da miedo? A todos nos pasa, ¿petrifica? Afuera los escombros, es hora de vivir.

Que cada día sea “el primer día de nuestras vidas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s