De sonrisas, risas, carcajadas y cosquillas en el alma.


¡Cuán agradecida estoy de tener el don de la risa!
¡Cuánto agradezco tener amigos, amigas y personas con el poder de hacerme cosquillas en el alma!

Si hay un sonido que amo es el de la risa, esa risa genuina, que sale del alma en cascada hacia afuera, llenándolo todo cuál la luz del alba.

Es bueno contar con gente capaz de darnos esa alegría, esa luz, esa magia. Son bendiciones de la vida, estos amigos. Nacieron con la campanita justa para alegrarnos la existencia ¿no les parece?

La risa, aunque no lo pensamos mucho, nos ayuda a exorcisar, el miedo, la tristeza, la preocupación, la rabia, la soledad, lo malo de la vida, y nos permite tener una perspectiva más luminosa.

Por lo tanto hoy dedico esta mini reflexión a todas esas personas especiales, que tienen un cascabel en el alma que logra que los demás podamos reir. A todos los que siempre andan con la pluma en la mano para hacer cosquillas en el alma.

Y especialmente, le dedico este post a PIPINA, de Igooh, no sé, linda cuántos años tenés, pero tenés un alma enorme. Gracias por brindarte a nosotros como lo hacés!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s