La necesidad de silencio

Cuando todo alrededor se vuelve demasiado ruidoso. Cuando los insesantes reclamos y pedidos desquician, cuando ya no hay espacio para reflexionar, surge la necesidad del silencio.
Necesitar rodearse de ruidos que aislen de lo que no es necesario oir. Necesidad de vaciarse de sonidos, de notas musicales de palabras… que todo lo sonoro sea silenciado.
Así en silencio, poder elegir que notas tocar, que voces usar, qué ruidos oir. Cómo armonizar sonidos, palabras, música, cuando nada se calla, todo está embebido en un incesante reclamo, en una continua exigencia.
A veces, es necesario el silencio. Para rearmarte, para pensar, para encontrar el modo. Para encontrarse con uno mismo. Y viviendo rodeados de personas, a veces cuesta encontrar el espacio necesario para TENER SILENCIO. Y ahí la necesidad del silencio se hace aguda. Cuando todos hablan, hablan, hablan, y nadie observa que no hay respuestas, no porque falten, sino porque sobran ruidos y falta silencio.
Y el silencio viene acompañado de la limpieza… La limpieza que me pide mi “yo superior” por medio de un sueño… Así que: tomaré mi escoba y empezaré a barrer nuevamente… corran los pies, porque no me detendré hasta que el espacio esté limpio.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s