Perdiendo el zapatito

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/bellaquinceanera.com/store/catalog/images/DSCN3703.JPG” porque contiene errores.
HABIA UNA VEZ….. ah no, no es cuento de hadas.

Bueno, les relato mi aventura de hoy. Cuando me levanté me calcé unas ojotitas blancas, sumamente cómodas para ir a trabajar. Llegué a casa y mi madre las ve y dice: “esas sandalias tan sueltas no son apropiadas” … Yo respondo, “no, no es que sean sueltas, están por romperse”. Subo a completar un trabajo en la computadora,bajo con el trabajo listo para entregar, y voy a entregar el trabajo.
De camino a la escuela… pufffff murió mi sandalia. ¡¡oh!! ¿y ahora quién podrá defenderme? ………. ni el chapulín colorado, emmmmmm…. me saqué la sandalia
y seguí caminando… como si no hubiera pasado nada.
Estas son las situaciones en las que LAMENTO QUE LA MAGIA QUE SE SUPONE QUE TENEMOS LAS BRUJAS PARA APARECER COSAS DE LA NADA NO SEA REAL…
¿Y el príncipe? ¿Dónde está el príncipe para subirte a su caballo brioso y devolverte a tu casa sin que nada, ni tu dignidad, salga herida?
Una mira en todas las direcciones y NADA… Ni el gato anda por la calle.
Entonces, poniendo cara de póker, tomando la sandalia cual carterita channel y manteniendo una elegancia que nunca se tiene… se camina en una y otra dirección…. sin saber si reirte, o insultar a alguien.

Luego recuerdo la entrada del blog Bestiaria… El cromosoma chueco, y agradezco por el mío… una mujer con sus XX bien puestas no resiste una situación así.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s