¡No me olvides!

Mientras de fondo se oye una canción de amor… La dulce voz de la cantante, relata un romance épico, en el jardín, camina sola recordando los lugares donde estuvieron juntos.

Detrás del cantero de jazmines, le pidió que fueran novios, junto a la fuente, anunció para toda la familia que se casarían.

¡Cuántas veces recorrieron los caminos de ese jardín!
¡Cuántas veces se dijeron ahí “te quiero”!

Esta noche, camina sola… El viento helado del sur acaricia su rostro, con miles de agujas… Las lágrimas, que no pudo evitar se petrifican en sus mejillas.

La luna llena le da un aspecto diferente a todo. La luna llena, que fuera testigo de besos y promesas, hoy acompaña a un alma solitaria y dolorida, siendo confidente del dolor…

Una lágrima líquida, en el hielo, se cuela por el rabillo del ojo, cuando la mirada, perdida por ratos, se topa con un macetero. Sobre él, se dibuja un rostro en el aire, el rostro amado, que ya no volverá, susurrando mientras le tiende con la mano una miosotis…

“¡No me olvides!”

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s