Las Mujeres de mi Familia

Una vez más se prueba nuestro temple, la vida quiere ver de qué madera nos cortaron.Las mujeres de mi familia, hay tantas, y tan variadas, fuertes, nobles, rebeldes, sumisas, pacíficas, peleadoras, maternales, competitivas, pero siempre mujeres.
Arranquemos por el principio: la bisabuela, para mi mamá su abuelita, era la fuente de sabiduría familiar. La bisabuela fue una rebelde, hija de una familia “bien” en su Almería natal, se enamoró de un hombre de condición inferior, y desafió los mandatos familiares casándose con él. Obviamente, fue “castigada” por semejante acto de desobediencia, pero supongo que a pesar de eso fue feliz.Llegaron a este país, huyendo de la guerra y del Generalísimo, se establecieron y fundaron su familia. Una familia en la cual, las mujeres, con toda la pompa o desde un lugar oculto, sostuvieron y sostienen a todos.
Mi abuela Claudia, fue una de las tantas mujeres que tuvo una gran familia, tuvo nueve hijos, pero eso no la convertía en una debilucha, enferma como estaba, y humildes(porque mis abuelos fueron gente humilde y trabajadora) llevó adelante a la familia, mostrando inteligencia en todo momento. Hasta su muerte….
Mis tías, dos grandes mujeres, que aceptaron las convenciones de la época en la que vivieron, siendo felices con ello, y acompañando a sus maridos, educando a sus hijos y viviendo del fruto de su labor. Mis tías ya tenían sus propias familias cuando mi abuela murió, y la MUJER DE LA CASA, paso a ser una niña de 15 años: mi mamá…
Mamá es un espíritu único, valiente, fuerte, noble, protectora, maternal, bastante obstinada (¿de dónde creen que salí yo?) inteligente, algo dictatorial y muy tradicionalista, aunque sin dejar de ser tolerante.Mis primas todas tienen algo de esa entereza de mi abuela, mi bisabuela, mi mamá y mis tías, algunas somos más débiles, más libres, más lejanas…… sin embargo, los brotes de ese roble que inició este bosque, se ven por doquier, en las hijas, nietas, bisnietas, tataranietas, sobrinas, primas y hermanas.
Un entramado familiar que si bien no cuenta tal vez con un sendero mágico explícito, siempre tuvo una conexión diferente.Las mujeres de mi familia, son todas diferentes, pero en todas se reconoce la madera de la bisabuela, la rebeldía y la firmeza. Rebeldía ante lo injusto y firmeza en el propósito de luchar para mejorarlo todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s